Electoral /

¿ACUERDO CON EL FMI O NO PAGAR LA DEUDA?

¿ACUERDO CON EL FMI  O NO PAGAR LA DEUDA?
Por

La amplia mayoría de los trabajadores y sectores populares quieren que Macri se vaya ya. Pero dirigentes políticos y sindicales, aunque en los discursos nos digan que “el hambre no puede esperar”, en la realidad lo bancan para que llegue hasta octubre. Por ello, la lucha electoral va tomando importancia. De manera distorsionada, será un momento donde debatiremos que país debemos construir.

Así vemos como Cambiemos no para de derrumbarse elección tras elección pero insiste con la reelección de Macri. El sector del peronismo más reaccionario, Alternativa Federal, no logra cerrar con Lavagna ni ninguna candidatura que genere entusiasmo.  En este marco, muchos compañeros ven con expectativas que la “unidad de un gran frente opositor patriótico” lanzada por Cristina pueda terminar con estos 4 años de terror que estamos viviendo los trabajadores y el pueblo pobre.

Nosotros no compartimos esas opiniones. Y desde el respeto, queremos invitarlos a reflexionar juntos. Para salir de la crisis: ¿debemos confiar una vez más en los mismos dirigentes que ya fracasaron y  nos trajeron hasta acá? ¿Los trabajadores podemos ganar algo con un acuerdo con los empresarios y el FMI? O ¿debemos pelear por levantar nuestra propia alternativa electoral  y aprovechar la campaña para organizar la gran rebelión que necesitamos para romper con el FMI y usar ese dinero para dar trabajo, vivienda,  salud, y educación?

La deuda o la vida

La inmensa mayoría de los trabajadores quieren sacarse de encima este gobierno. Muchos dicen peor que esto no habrá. Cualquiera que venga será mejor. Nos dicen que “con Cristina estábamos mejor”. “Por lo menos teníamos trabajo” “La plata me alcanzaba”, dicen las compañeras y compañeros jubilados. Y comparando tienen razón cuando aseguran que “no ha habida nada peor que esto”.

Podríamos argumentar que con los miles de millones de dólares que se pagaron de Deuda Externa bajo los gobiernos kirchneristas, los miles de millones que se llevaron las multinacionales y grandes empresarios, que “se la llevaron en pala” según Cristina, seguramente hoy no estaríamos así.

Seguramente muchos compañeros coincidirán con nosotros, pero nos dirán que como estamos tan mal, cualquier cosa, por pequeña que sea será mejor que esto. Que seguramente lograremos renegociar y con eso se pondrán en marcha las fábricas paradas y se achicará la desocupación.

Sin embargo los propios candidatos, nos dicen lo contrario. Sólo repiten que la deuda hay que pagarla si o sí y que respetaran los acuerdos con el FMI. Lo que ocultan es lo que eso significa: que para pagar a los acreedores seguirán castigando al pueblo trabajador, que sólo se puede acordar si se profundiza el ajuste.

Los candidatos del FMI

Macri asegura que no se baja y que va a hacer lo mismo que hizo con mayor intensidad, a pesar de las presiones de sus aliados radicales y del propio PRO para bajarlo, será el candidato.

La “gran jugada” de Cristina Kirchner poniendo como candidato a Presidente a Alberto Fernández pareciera haber logrado un gran consenso entre gobernadores, dirigentes políticos y gremiales que se habían distanciado del kirchnerismo. Y si ayer era “Ella le gana”, hoy “es con todos”.

Esto para muchos fue una sorpresa. Los que antes criticaron duramente a Cristina, hoy están a la cabeza de las listas como el propio Alberto Fernández. Los gobernadores del PJ que vienen aplicando severos ajustes contra empleados estatales y maestros hoy se abrazan. Economistas conservadores y liberales, críticos del “populismo” de Cristina y el PJ, son los “consejeros” del candidato presidencial. Quienes les votaron a Macri las leyes de presupuesto, contra los jubilados, hoy empujan el mismo “carro”.

Por si acaso, Alberto Fernández fue clarito: “Tendremos que asumir el desastre que nos van a dejar ellos. Pagar tendremos que pagar como siempre lo hemos hecho”.

Lavagna que parecía tener consenso como “caballo del comisario”, parece hoy muy devaluado y con poco margen ante el anuncio de los Fernández. No cierra con Schiaretti y Urtubey de la Alternativa Federal aunque tienen el mismo discurso: pagar, pagar y pagar las deudas, modernizar las relaciones laborales, o sea reforma laboral. “Competitividad” (mayor súper explotación), etc.

Massa sigue desojando la margarita. Su Frente Renovador lo empuja a un acuerdo con Cristina y el PJ. Pero él todavía dice que no se baja y naufraga entre lo que queda del “peronismo no kirchnerista”, y hasta se habla de alguna negociación por la posibilidad de ser “colectora” de Vidal y el kirchnerismo.

Los dirigentes de la CGT y el Frente Sindical de Moyano-Palazzo-Yasky vienen haciendo “buena letra”, frenando cualquier desborde que pueda llevar a la caída del gobierno. Es que apuestan a agarrar algunas candidaturas y puestitos en el estado. Pero su gran jugada es pelear la “silla de las negociaciones” en un futuro “acuerdo Nacional” o “Pacto” que les permita rasguñar una porción más grande.

Operaciones y discursos hay por todos lados. Pero de propuestas se conocen poco y nada. Parece una verdadera farsa, que quienes estuvieron “del otro lado del mostrador” hasta hace muy poquito, hoy nos digan que “Macri fracasó” como si no hubiesesn tenido nada que ver en el asunto.

En lo que todos concuerdan es en que hay que pagarles sí o sí a los banqueros.

La rosca de la provincia de Buenos Aires

En la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país, Vidal que es quien tenía la mejor imagen, hoy sufre las consecuencias del desastre macrista y el mal gobierno propio: Gatillo fácil, marginalidad, pobreza, desocupación, femicidios y violencia contra las mujeres y las opresiones, etc. tiraron abajo aquella imagen para mostrar lo peor de las gobernantes patronales.

Por el lado del kirchnerismo, Kiciloff y Magario, le hacen sombra a Vidal escondiendo los acuerdos con las iglesias evangélicas, y sectores reaccionarios. Salvo que cierren con Massa, esa será la formula K para la provincia.

Alternativa federal, que no tiene candidatos de peso, incluso negocia un acuerdo con Vidal. Rosca sin ninguna coherencia. Como dice el tango: “estamos en el mismo lodo, todo´ manoseados”

 

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar
A %d blogueros les gusta esto: