Sindical / ¡No a los despidos en Felfort!

¡Basta de fraude laboral y de persecución gremial!

¡Basta de fraude laboral y de persecución gremial!

El viernes 15 de agosto  Felfort  entregó a los delegados una lista con la baja de 20 compañeros “de agencia”. El argumento fue “baja de producción, falta de manteca de cacao”.
¡Después de un año y medio de tener a los trabajadores en negro, la empresa los pone en la calle! Y luego sumaron dos bajas de compañeras efectivas, una de ellas con 13 años en la fábrica y activista gremial y de izquierda. Esto tiene nombre: ¡persecución sindical y política!
Aunque Felfort gana 35 millones de dólares anuales, usa cualquier argumento para deshacerse de trabajadores, en su mayoría mujeres. Esto pasa en la mayoría de las empresas, la diferencia es que los Fort, hace rato que se las tienen que ver con una Comisión Interna que lucha y organiza en forma permanente a sus compañeros, delegados decididos a no dejarle pasar una a esa patronal negrera.
En el 2013, los obreros con su Comisión Interna (CI) a la cabeza, protagonizaron un paro de 5 días con masivo acatamiento y participación en todos los turnos. El resultado desde entonces hasta hoy fue de 70 efectivizaciones, entre otras conquistas.
Los delegados, no dejan sin resolver ningún reclamo, la lucha es continua por: efectivizaciones, categorías, igual trabajo igual salario (casi 100 compañeras que manejan máquinas no cobran lo que corresponde), día femenino, pago de días por enfermedad de hijos, reintegro del 100% de gasto de guardería, contra el acoso laboral.
Frente a cada situación la CI convoca al STIA para que se sume o hace la denuncia en el Ministerio de Trabajo si hace falta. ¡A ellos tampoco les da tregua!
En este marco, Felfort aprovechó un problema de salud, una operación de uno de los delegados más antiguos, Rodolfo Vidal. El jueves 14 de agosto lo operan y el viernes 15 anuncian los despidos. Un golpe traicionero. Ese día los compañeros estaban realmente bajo impacto: “ahora van a cortar cabeza”, decía uno; “hay miedo, nos metieron miedo, dicen que no hay trabajo, ¿dónde vamos a ir?…” otra compañera.
La respuesta de los delegados fue ponerse en pie de guerra, el mismo viernes se hizo una reunión en la esquina de la fábrica con los despedidos y compañeros que se quedaban para dar aliento; luego fueron al Sindicato. Se comenzó a consultar, como se hace habitualmente, con el método democrático de llegar a cada sector, compañero por compañero, para votar y resolver según la mayoría. Así votó el 80% por hacer un corte el viernes 22 a la salida.
El corte se hizo con participación masiva de obreras y obreros de la fábrica que durante los días anteriores fueron ganando confianza. La organización y la lucha por la unidad creció y permitió dar una primera respuesta con fuerza a la empresa.
A pesar de estar en recuperación, Rodolfo Vidal se hizo presente, habló por todos los medios y se quedó hasta el final.
Lo que pasó en Felfort es lo que está pasando en muchas industrias, donde junto con suspensiones, despidos y distintos ataques a los trabajadores,  persiguen a delegados y a luchadores, como en Emfer-Tatsa, Lear, Donneley, y tantas otras. La solidaridad obrera se sintió en el corte, estuvieron representaciones de Calsa, Pepsico y otras fábricas de la alimentación, de CTA de Capital, de los Hospitales Italiano y Durán, de Ademys, del SUTEBA Matanza, del CEFyL (UBA) y llegaron muchas adhesiones por escrito.
Por eso es necesario exigir a la las CTA y las CGT un plan de lucha nacional, que deberemos  imponer desde abajo, y que recoja los problemas de todas las fábricas, gremios y sectores para que se fortalezca cada lucha en el marco de la pelea conjunta de todos los trabajadores.

Habla Rodolfo Vidal

Unidad y lucha hasta “con muletas”

Desde el 2009 venimos dando batalla contra una de las plagas más graves que sufre la clase obrera y que en algunos lugares parece crónica: “la precarización laboral”.
Después de numerosos cortes, marchas, manifestaciones, logramos muchísimas efectivizaciones y un fallo histórico de la Dra. Regina Cañals (sumario 3-51-5881/2010, Resolución DRF N° 49646/10, Sentencia 92598) donde quedó demostrado que Felfort no tiene eventualidades, por lo que no debería tener personal eventual, mal registrado, o sea, en negro. Tal como lo dice la Ley, este personal debería estar registrado por la usuaria, Felfort, y no por una agencia ajena a la empresa.
El porcentaje de este personal en negro se fue reduciendo del 50 al 20% respecto del efectivo en todos estos años de lucha. Hasta el día 14 de agosto pasado, en que después de varias postergaciones me operan de la cadera, había aproximadamente 130 trabajadores mal registrados –en negro- y al día siguiente, en un ataque traicionero despiden 2 compañeras efectivas y 20 en negro. Al tiempo que despedía, la patronal anunció 9 efectivizaciones, lo que desnuda su mentira al argumentar que los despidos son por “baja en la producción”.
Muchas de estas bajas son compañeras/os que están por ART accidentados en la empresa por falta de cumplimiento de normas de seguridad, también parte de nuestros reclamos.
El martes 19, comenzamos la consulta sobre qué medida tomar, como hacemos siempre: una enorme mayoría votó hacer un corte de calle. Acto seguido, comenzamos a convocar para dicha acción. Desde mi domicilio, fui parte activa de la organización y así fue que el viernes 22 a las 15 hs, en muletas, me reencontré con muchos de mis compañeros en el corte.
Les aclaré a todos “no vengo a dar lástima, esta lucha le empezamos juntos y la vamos a seguir juntos, si es necesario voy a venir a hacer la rehabilitación a la puerta de Felfort”. También habló la compañera despedida, con 13 años de antigüedad Carina Brozozowski, con actividad gremial en la lista Bordó, oposición a Daer y que es parte de la persecución gremial que yo mismo vengo sufriendo desde el 16/04/2013. Ese día Jorge Fort, uno de los directivos junto al jefe de personal, utilizando la fuerza policial me impiden el ingreso a la empresa. Así me abren una causa caratulada “Derecho de admisión” que gracias a 20 testigos se pudo invalidar, pero ahora la reabrieron bajo la insolita carátula de “violación de domicilio”.
En el cierre del acto en el corte, agradecí la gran solidaridad recibida1 y dejé claro que en este caso no se trata de fondos buitres, sino de buitres nacionales: caranchos que explotan a la clase obrera. También que el boletín patronal, NOTIFORT, que circuló hace unos días diciendo “TODOS SOMOS LA FAMILIA FELFORT”, es una terrible mentira. Familia son ellos, 5 o 6, el resto somos un número. Publicaron una foto familiar donde aparecía Carina B. que el viernes 15 dejó de ser “familiar” y hoy está sin trabajo.
El lunes 25 estuvimos en el plenario de delegados del STIA donde llevamos la propuesta de sumar los reclamos de Felfort al paro nacional del 28, al que el sindicato de la alimentación adhería.
Este conflicto se da, además, en el marco de reclamos salariales que estamos llevando: los vales alimentarios igual al 10% del ingreso total, actualización de $ 200 a cuenta de futuros aumentos, congelado hace 3 años, recategorizaciones adeudadas, incentivos para todos por igual.
Y vamos a seguir la pelea hasta que Felfort registre todo el personal que presta servicio en su planta.

¡LA LUCHA CONTRA LOS DESPIDOS Y POR TODOS NUESTROS RECLAMOS CONTINÚA!

Notas:
¹ Ver las organizaciones presentes en artículo ¡No a los despidos en Felfort!, en esta misma página [N. de R.].

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar