Juventud /

Elecciónes UBA: Un balance necesario para construir una dirección revolucionaria en el movimiento estudiantil.

Elecciónes UBA: Un balance necesario para construir una dirección revolucionaria en el movimiento estudiantil.

Por juventud del PSTU Capital

Las elecciones en la UBA desarrolladas en las 13 facultades la semana pasada dejaron reconfigurado el mapa político y dirigencial de la principal universidad Argentina. Gran sorpresa causó el cambio en las ni de varias facultades. Un avance del frente “Reformista” (UCR-Peronistas-Partido Socialista mas independientes) y el kirchnerismo y un retroceso de la izquierda. 

 

La Universidad de Buenos Aires cuenta con 300 mil estudiantes. Con este número el padron electoral resulta más numeroso que el de algunas provincias, como Tierra Del Fuego o Santa Cruz. Este es uno de los motivos por los que los resultados de Centros de Estudiantes y Consejo Directivo tienen tanta importancia. Por otro lado, suelen ser caja de resonancia y elaboración política, ya que las fuerzas actuantes tienen su correlato en la política nacional y representaciones, en un año electoral, en los distintos frentes que fueron a las PASO y que (algunos de ellos) competirán en octubre, aunque el resultado este mas que cantado. 

Los resultados

La Franja Morada-Nuevo Espacio mantuvo los centros de Económicas, Odontología y avanzo en conquistar Medicina, FADU y Psicologia. Sus aliados del Partido Socialista mantuvieron Derecho y la UES gano Sociales. Otras fuerzas independientes, pero que en la FUBA se aliaron para pelear la dirección de la federación son el MLI en Ingenieria, que mantuvo el centro 

Por su parte, las fuerzas kirchneristas alineadas con el Frente De Todos ganaron Exactas y Filo. Y la izquierda, con el Partido Obrero mantuvo los centros de Veterinaria y Farmacia, mientras que aliados con la Mella y el FANA volvieron a ganar en Agronomia. 

Las elecciones en un contexto de crisis educativa.

Este año, hubo record de inscriptos al CBC. Mas de 60 mil personas iniciaron los tramites para iniciar una carrera universitaria. Sin embargo, solo 3 de cada cuatro terminan el ciclo básico, 1 de cada cuatro se recibe y en promedio hay solo 8500 graduados por año. 

La deserción es moneda corriente. Para muchos, se torna incompatible poder estudiar y trabajar. El acotado presupuesto asignado por el Gobierno Nacional hace que la oferta horaria sea deficitaria, que no existan comedores en las facultades y que las becas sean insuficientes tanto en monto como en cantidad. Para los trabajadores y pobres es una carrera de obstáculos poder graduarse y se torna un beneficio de unos pocos llegar a la meta.

Asimismo, el movimiento estudiantil viene de muchos años sin grandes explosiones de lucha. El conflicto mas grande en la UBA de los últimos tiempos se dio en 2010 con varias de sus sedes tomadas por mas de un mes y triunfos como el edificio único de Sociales. Si bien en 2018 tuvimos un conflicto muy importante, este se dio fundamentalmente ligado a la lucha docente. Una vez que acordaron la paritaria, los conflictos descendieron e inclusive permitió el avance de fuerzas como el EDI (Franja Morada) en Psicología que al ser la agrupación del decano Bligieri militó abiertamente contra la toma y logro conseguir espacios de gestión de la facultad.

Con tamañas contradicciones, en un contexto de crisis, deserción y desigualdad, las direcciones del movimiento Franja Morada en la FUA y el kirchnerismo y la izquierda en la FUBA, no nacionalizaron el conflicto y convocaron a la gran masa de estudiantes a ser parte de la batalla en defensa de la educación publica. En el caso de La Franja, porque es la pata estudiantil del Gobierno del ajuste y en el caso del PO  por su concepción completamente errada de luchar solo los agrupados y rojos, la idea de sostener el aparato como un fin en sí mismo y la adaptacion al electoralismo y sus alianzas con la Mella y La Campora, despreciando la fuerza de los y las estudiantes.

Frente a la plancha de la dirección centrista de la FUBA ante el ajuste y el avance del gobierno, las fuerzas alineadas al rectorado y Macri avanzaron, dando este resultado la semana pasada. Contradictoria, luego de unas PASO arrolladoras para el macrismo, pero que se dan a la luz  de 18 años en los que los centros se convirtieron en cascaras vacias o banderas de la FUBA sostenidas por dos militantes y sin estudiantes participando. 

Desde la Juventud del PSTU, participamos en la lista de La Izquierda Al Frente en Filosofia y Letras y desde allí planteamos desde un primer momento estos debates. Ante los tiempos que se vienen necesitamos una nueva dirección del Movimiento Estudiantil en la UBA. Retomando las luchas contra el arancelamiento, ligándonos a todas las peleas de los trabajadores, manteniéndonos independientes de todos los gobiernos. Sin una dirección revolucionaria que se ponga a la cabeza de esta perspectiva y desarrolle centros de estudiantes democráticos y combativos vamos a estar atados de pies y manos para enfrentar el ajuste y el pacto social que se vienen. Convocamos a los compañeros y compañeras estudiantes a debatir este balance y hacer una experiencia en común para terminar echando a las fuerzas patronales del movimiento estudiantil y poner a la universidad en pie de lucha.

 

 

 

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar