/

Formosa: balas de plomo contra la comunidad Wichí

Formosa: balas de plomo contra la comunidad Wichí
Por

Los últimos días del 2017 quedaron marcados por la lucha contra la reforma previsional. El round del jueves 14 de diciembre, favorable para nosotros, y la votación del lunes, victoria pírrica para el gobierno, condicionaron un 2018 en el que Macri va a necesitar hacer pasar el enorme paquete de reformas que prometió a los organismos financieros internacionales. Sin embargo, mientras las imágenes de la represión en Plaza Congreso recorrían el mundo, la represión en el interior del país, en especial contra los pueblos originarios, se sigue acumulando bajo la alfombra.

La comunidad Wichí del barrio “50 Viviendas” de Ingeniero Juarez, en el norte de la provincia de Formosa, vive un verdadero asedio desde la madrugada del 20 de Diciembre, cuando la Policía de la provincia, argumentando un supuesto robo a un comercio local, reprimió con balas de goma y plomo a la comunidad del barrio. En un acto más de criminalización a la juventud Wichí, la policía llevo 5 detenidos esa noche, y tres más al día siguiente, todos jóvenes y la mayoría menores de edad. Algunos de ellos incluso fueron heridos con balas de plomo y no tuvieron acceso hasta por doce horas a asistencia médica por el sitio policial. Los días subsiguientes continuó el hostigando, utilizando desde camiones hidrantes hasta camionetas particulares. Esta misma noche (1/1/18) denuncian los integrantes de la comunidad que alrededor de 100 policías están nuevamente en el barrio, prestos a volver a reprimir.

La Formosa del kirchnerista Gildo Insfrán, que gobierna la provincia desde 1995, parece detenida en el tiempo, bajo un estado de sitio permanente. El hostigamiento a las comunidades Qom, Wichí, Pilagá y otras es una constante de todos los días en un lugar donde no existe ningún tipo de control sobre los abusos de la policía y la gendarmería. La cárcel política de más de 6 meses al referente wichí Agustin Santillán es solo un ejemplo de un panorama que incluye varios asesinatos a manos tanto de la policía como de particulares, donde estas comunidades viven constantemente con la amenaza de perder sus tierras y sin derechos tan elementales como el agua potable o la libre circulación.

El conflicto en torno al Barrio “50 Viviendas” se inició diez años atrás, cuando el gobierno de Insfrán anunció la construcción de un complejo de viviendas sociales destinadas a empleados municipales y policías provinciales, en las tierras que ocupaba históricamente la comunidad wichí, lo que llevó a sus habitantes a recuperarlas. Esto se combinó con la militarización que viven el Barrio Obrero, el Barrio Viejo y el 50 Viviendas desde abril de este año, cuando la lucha por la tierra de la comunidad wichí llevo a movilizaciones y cortes de ruta que potenciaron aún más la opresión de la policía y el gobierno. Esta situación sumió a Ingeniero Juarez en un verdadero estado de sitio desde entonces, donde la policía detiene arbitrariamente a diario a los integrantes de la comunidad wichí, reteniéndoles los DNIs, requisándolos y lisa y llanamente robándoles sus pertenencias.

La situación de los pueblos originarios en nuestro país es terrible. El tema ya fue “instalado” con la desaparición de Santiago Maldonado, pero la cotidianeidad de estas comunidades está plagada de razzias, expropiaciones de tierras, asesinatos y la falta de derechos elementales como agua, salud, trabajo digno, etc. La complicidad de los gobernadores del PJ en el plan de ajuste del gobierno Macrista se muestra, también, en la forma en la que estos mantienen el orden interno en sus provincias, a los tiros. Lo que vive se vivió y se vive en Ingeniero Juarez, o el asesinato de Rafael Nahuel a manos de Prefectura, muestran que la juventud de estas comunidades se lleva lo peor de esta criminalización y el racismo. Estamos hablando del sector más oprimido de la clase trabajadora de nuestro país, y por tanto es urgente que la defensa de estas comunidades sea tomada desde los sindicatos y centrales sindicales, ya que el enemigo que tienen en frente son las mismas fuerzas represivas que defendieron en el Congreso la Reforma Previsional, y que probablemente harán lo mismo en Febrero con la Laboral.

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar
A %d blogueros les gusta esto: