Sin categoría / Homenaje a un imprescindible que nos dejó

HASTA SIEMPRE FABI

HASTA SIEMPRE FABI

En la madrugada del 26 de mayo falleció luego de una larga lucha contra el cancer Fabián Barela, “Fabi”, para quienes éramos sus amigos. Docente jubilado y periodista radial en los programas Oxidarse o ResistirQué Ves? en los últimos años, Fabián fue un gran luchador docente, delegado del Nacional San Isidro durante muchos años, impulsor histórico de la oposición antiburocrática en SUTEBA, varias veces candidato por el Frente Índigo en la lista Multicolor del distrito y simpatizante de nuestro partido. Era colaborador habitual de nuestros materiales de difusión en las redes y apoyo económico permanente de nuestro periódico y campañas financieras. Enterado de la detención de Daniel Ruiz, compañero de nuestro partido a quien conoció en la radio (preso desde hace más de 8 meses por luchar contra la reforma previsional), nunca dejaba de preguntar por su situación, y todos nuestros últimos encuentros terminaban con un importante aporte económico para la campaña por su libertad.
Fabián tuvo su bautismo de fuego en la gran lucha de Docentes Autoconvocados que protagonizamos los ex Nacionales contra la Ley Federal en 1992. De ideas peronistas por tradición familiar, como profe del Nacio participó de la Coordinadora de Autoconvocados de Zona Norte y allí conoció a Armando Pacheco, que lo ganó para las posiciones del socialismo revolucionario y comenzó su vinculación con nuestra corriente, que mantuvo hasta el final. Ya como delegado del Nacio en SUTEBA fue parte de las luchas docentes y estatales del 2001 y junto a otros docentes del colegio participó de las jornadas del Argentinazo. En el 2010 le tocó ponerse al frente de la lucha que libramos exitosamente docentes, padres y estudiantes en defensa del proyecto educativo del colegio y contra la reforma educativa del gobierno kirchnerista. Este fue quizá su más grande desafio como delegado y puso en él toda su pasión y energía. Poco tiempo después del triunfo tuvo que comenzar otra batalla, la primera contra su enfermedad, a la que esa vez logró derrotar.
Pero Fabián no fue sólo un luchador inclaudicable por la escuela pública y enemigo jurado de todos los gobiernos patronales y de la burocracia sindical docente. Fue también el trabajador con conciencia de clase que apoyaba y acompañaba incansablemente con su presencia las luchas obreras, populares y de Derechos Humanos, soportando muchas veces la represión. Casi no hubo lucha de los explotados y oprimidos de nuestro país y del mundo que no contara con su solidaridad. Tal vez como un símbolo de esto nos queda como orgulloso recuerdo, su participación en la columna del PSTU en la Plaza del Congreso en la lucha del 18 de diciembre contra la reforma previsional, pese a su andar dificultoso producto de las secuelas de su primer batalla contra el cancer.
Profe de Geografía querido por sus alumnos, lector curioso, artista plástico creativo y músico aficionado, escritor inédito,  periodista, amigo entrañable y de una generosidad inabarcable. Dueño de una enorme sensibilidad fue, sin proponérselo, cultor de aquella bella frase de Marx: “Nada de lo humano me es ajeno”.  Sus textos irónicos y zumbones, que no perdonaban burócratas ni politiqueros burgueses de ninguna clase se van a extrañar casi tanto como su risa adolescente y sus chistes que amenizaban nuestras largas charlas, cerveza de por medio, en las pausas de tantas luchas comunes.
Su despedida fue toda una alegoría de una vida de lucha. Pidió expresamente que no hubiera ningún símbolo religioso en su funeral y que sus manos fueran cerradas como puños. Según sus deseos también fue cubierto por un paño rojo y una de sus famosas remeras, que el mismo diseñaba, con la leyenda “Pasión y revolución”. Gracias a la generosidad de su familia pudimos improvisar un sencillo homenaje en su velatorio, donde ex compañeros del Nacio, militantes de distintas agrupaciones y amigos pudimos despedirlo con nuestras sentidas palabras, algunas leídas, otras improvisadas y un emotivo aplauso. La música de Fuegos de Octubre de los Redonditos de Ricota, otro de sus deseos, cerró la despedida. 
Desde el Frente Índigo y el PSTU despedimos a “Fabi” como uno de los nuestros y le hacemos llegar nuestro cálido abrazo a su famila. Algunos de nosotros despedimos también a un queridísimo e inolvidable amigo, un hermano de la vida. Con el corazón acongojado y los puños apretados como él, nos comprometemos a seguir la lucha contra toda explotación, opresión y violencia. Por el mundo socialista por el cual él desde su lugar también luchó.
 
Compañero Fabián Barela, querido Fabi, ¡Hasta el socialismo siempre!
 

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar
A %d blogueros les gusta esto: