Nacional /

La mano que aprieta el gatillo

La mano que aprieta el gatillo

Hace unos días salió a la luz el caso de Pablo Kukoc. Muerto por un tiro en la espalda, por el policía Luis Chocobar. Quien fue recibido por Macri en la Casa Rosada para felicitarlo por el “cumplimiento de su deber”.

Dos días después se hace viral un video donde se muestra como Chocobar fusila por la espalda a Pablo, mientras estaba huyendo. Recuerda muchísimo a los casos que despertaron gigantescas movilizaciones en Estados Unidos, en lo que se llama Black Lives Matters.

En Estados Unidos el grito es que las vidas negras importan, acá decimos que Ningún Pibe Nace Chorro, que a los que mata la policía son pibes de barrio, a los pobres, a los villeros, a los marginales, a Pablo Kukoc, a Rafael Nahuel y a Luciano Arruga.

Acá la primera injusticia la comete el Gobierno cuando no tiene absolutamente ningún interés en sacar a los pibes de la calle, cuando lo único que tienen es indiferencia y discriminación ante un pibe como Pablo que vivió violencia en su casa y así como creció terminó su vida. Con violencia. Su madre y su hermana sufrían violencia de género, estuvo en situación de calle, toda su familia huyó de Salta buscando nuevas posibilidades en Buenos Aires y lo que se encontró fue con más pobreza y marginalidad. Y esa es la situación de todos los pibes.

El Estado les da dos veces la espalda a los pibes pobres, la primera cuando no les brinda acceso a nada, ni existe ningún plan para sacarlos de la calle, la segunda cuando los mata con su brazo armado y felicita al asesino.

Es política de Estado

La ministra Bullrich afirmó esta semana que es una política de Cambiemos el gatillo fácil. Que los policías como Chocobar tienen vía libre para disparar a los pibes. “Nosotros estamos cambiando la doctrina y hay jueces que no lo entienden. Lo vamos a cambiar en el Código Penal. Vamos a sacar la legítima defensa para los casos de policías.”[1]

Los datos afirman lamentablemente los dichos de la ministra: el Gobierno de Macri tiene los índices más altos de Gatillo Fácil. Cada 25 horas matan un pibe. Y de eso no se habla. Hay fusilamientos, tortura y abuso policial en las calles y en las comisarías, pero los medios hegemónicos lo callan.

Esto es parte del recrudecimiento de la represión que se viene acrecentando. La cárcel a Milagro Sala por luchar, la represión brutal de diciembre en las jornadas contra la reforma previsional, la persecución y cárcel a los que luchan, y las balas para los pibes. Son todas patas de una misma política represiva para hacer pasar sus reformas y beneficiar a los empresarios y multinacionales.

No nos podemos quedar quietos ante esto. A la ministra Bullrich le decimos que seguiremos luchando por justicia por los pibes muertos por gatillo fácil. ¡Cárcel a Chocobar!

Y en los barrios vamos a implementar la autodefensa, como ya se hace en contra de los narcos, para defendernos de la policía asesina. Nuestra doctrina, es la de la lucha, la organización, la movilización y la autodefensa, hasta vencer.

[1]https://www.infobae.com/politica/2018/02/06/contundente-defensa-de-patricia-bullrich-a-chocobar-cambio-la-doctrina-la-policia-no-es-culpable-en-un-enfrentamiento/

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar
A %d blogueros les gusta esto: