Economia /

Los mitos de «no pagar la deuda»

Los mitos de «no pagar la deuda»
Por

Macri, Fernández y Lavagna  prometen seguir pagando la Deuda Externa y cumplir con el programa del FMI. Esa es la base del gran acuerdo nacional que proponen. A fines del 2019 serán casi 400.000 millones de dólares, una locura imposible de pagar que utilizan para justifcar el ajsute sin fin una y otra vez.

Ante tanta propaganda mentirosa, muchos trabajadores se plantean si se puede implementar el “No Pago”, si esa es una salida viable.  Desde el PSTU sostenemos que no solo sería posible sino que es la única salida para frenar este plan de ajuste y miseria que estamos sufriendo.

Los candidatos del FMI nos atemorizan diciendo las tremendas consecuencias si no pagamos. Veamos cada uno de esos chantajes:

1. “Vamos a quedar aislados del mundo”: algo así como que no vendrán inversiones. Pero hasta ahora fuimos pagadores seriales, aumenta la deuda y los únicos capitales que vienen son para especular con las tasas de interés macristas y llevarse fortunas de dólares producidos por los trabajadores.

2. “Los inversores generan trabajo y desarrollo”: pero no vienen para ayudar, solo por suculentas ganancias mayores a las de sus países de origen, superexplotándonos con bajos salarios, o especulando financieramente. Por ello macristas y peronistas acuerdan todos en Reformas Laborales y jubilatorias a la baja.

3. “Ellos tienen los dólares que ponen en marcha la economía”: pero la realidad es que se llevan más de los que ingresaron. Durante la gestión K  se llevaron alrededor de U$S 70.000 millones y en la era Macri se fugaron más de U$S 150.000 millones. Se calcula que en el extranjero hay más de U$S 400.000 millones de personas y empresas argentinas, justo lo que ellos dicen que debemos.

4. “No queda otra que tomar créditos internacionales al no haber recursos”: los recursos están, pero desde la Dictadura Militar los gobiernos permitieron que se fuguen pagando justamente deudas e intereses impagables y en continuo crecimiento. El mayor gasto presupuestado para el 2019 son los intereses de la Deuda Pública, sin contar la fiesta de bonos especulativos. Fondos que terminan en los bolsillos de buitres y accionistas millonarios.

¿QUE PASARÍA REALMENTE SI NO PAGAMOS?

Los que se perjudicarían con el «NO PAGO» seríanmayoritariamente el FMI, el Banco Mundial, los banqueros, los fondos buitres, etc. Es decir, los agentes financieros del imperialismo que a fuerza de represión y con la complicidad de los gobiernos de turno nos imponen condiciones leoninas como cuando refinanciamos una tarjeta.

Cada vez que un país deja de pagar la estafa de la Deuda es un golpe para los usureros internacionales –recordar el caso de Grecia, que la situación de crisis la llevó a amagar con la cesación de pagos, pero al aceptar negociar con la “troika europea” y pagar hoy sufre las tremendas consecuencias sociales y económicas.

La historia de política económica de la humanidad muestra que muchos países, débiles y fuertes, ante sus crisis económicas tomaron medidas contra los acreedores y no les pasó nada (Ver recuadro anexo). Con el «Argentinazo» del 2001 se dejó de pagar una parte importante, lo que nos permitió con esfuerzo dinamizar enormemente nuestra economía, que aunque dentro del marco capitalista, se pudo generar más empleo y mejorar el salario. ¿Los invadieron? ¿Nos invadieron? ¡NO!

Ante posibles bloqueos, muchos países latinoamericanos tenemos carne, cereales y petróleo para subsistir perfectamente, y ante la crisis económica mundial muchas regiones del planeta necesariamente estarían dispuestas a comercializar tecnología y otros suministros al margen del imperialismo y sus secuaces financieros.

Pero para enfrentar las posibles sanciones si se impulsa tal rebelión nos deberíamos unir a los países latinoamericanos y de otras latitudes para intercambiar nuestros productos en igualdad de condiciones. Por eso proponemos un Frente de Países Deudores para poner fin a esta estafa  y que la crisis la paguen los banqueros y las multinacionales. Primero están nuestras familias, después sus ganancias.

ANTECEDENTES DE “NO PAGO” DURANTE LOS ÚLTIMOS 200 AÑOS:

Economistas investigadores estadounidenses de la Universidad de Harvard(*)  han contabilizado unas 250 cesaciones de pagos en 200 años, es decir, un promedio de más de una por año. Algunos ejemplos que nos involucran:

ESTADOS UNIDOS 1839-1842: suspendió el  pago de deudas con Inglaterra por una red de canales fluviales. En 1868, tras la Guerra Civil, ilegalizó las deudas de los estados sureños. En 1971, Nixon decretó la inconvertibilidad del dólar para desconocer pagos por U$S 500.000 millones..

MÉXICO 1861: su presidente Benito Juárez suspendió por dos años el pago de deudas a Inglaterra, España y Francia. En 1982 se declaró en cesación de pagos.

ECUADOR 1895: luego del triunfo de la Revolución Liberal, Eloy Alfaro uspendió pagos a la banca internacional.

ARGENTINA 1890: el alzamiento de Leandro Alem enfrentó a Juárez Celman, quien pretendía pagar a los ingleses. Argentina dejó de pagar durante varios años.

VENEZUELA 1901: el presidente Cipriano Castro interrumpió los pagos.

UNIÓN SOVIÉTICA: en 1905 el Soviet de San Petersburgo, presidido por Trotsky, resolvió el “no pago”. En 1919,  el gobierno revolucionario suspendió el pago de todas las deudas contraídas por el régimen zarista.

INGLATERRA, FRANCIA E ITALIA: durante la crisis del 30 no pagaron sus deudas a Estados Unidos.

ALEMANIA 1923: dejó de pagar la deuda que impuesta por Inglaterra y Francia luego de la Primera Guerra Mundial.

INGLATERRA 1947: no pagó a Argentina la deuda por carne y cereales provista durante seis años. Y exigencia a Perón para que compre los ferrocarriles ingleses al doble de su precio.

CUBA 1959: una de las primeras medidas de la revolución fue desconocer las deudas de la dictadura de Batista.

BOLIVIA 1984: una huelga general exigió la suspensión de los pagos obligando al gobierno a declarar una moratoria.

Costa Rica 1984: se prohibió la entrega de divisas para pagar deuda. Los acreedores demandaron en Nueva York, pero la Corte dictaminó que «había procedido como país soberano para impedir un desastre final para su Nación».

PERÚ 1986: Alan García declaró el no pago, enfrentando al FMI. Pero como dirigente burgués consecuente, no apeló a la movilización, se rindió y volvió a pagar.

BRASIL 1987: se convirtió en uno de los tantos países que apelaron al recurso de la moratoria.

ARGENTINA 2001: el Argentinazo obligó a la suspensión de los pagos. Ello permitió, por ejemplo, que se otorgaran más de 2 millones de planes sociales. Después de varios años se empezó a pagar (En 2005 el gobierno de Kirchner reconoce y renegocia, demostrando la inconsecuencia de los gobiernos patronales para enfrentar a los usureros.

ECUADOR 2006 – Investigó su Deuda Externa y suspendió pagos ilegítimos.

ISLANDIA 2008: Islandia quiebra por el pago de la Deuda Externa y nacionaliza sus 3 grandes bancos y el Estado garantiza las cuentas corrientes, enjuician a a ministros por la crisis y un referéndum hace huir a inversores extranjeros. En 2012 declaró nulos los contratos hipotecarios de 1/4 de su población, expulsando a los usureros capitalistas.

(*) Estudios de Carmen M. Reinhart (Economista estadounidense de origen cubano)

      y Kenneth Rogoff (Economistas estadounidense).

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar
A %d blogueros les gusta esto: