Internacional /

¡Necesitamos una huelga general para poder comer!

¡Necesitamos una huelga general para poder comer!

La situación de la clase obrera, los trabajadores y sectores populares se está agravando. Más allá de las promesas de Maduro sobre un “mejoramiento” en los próximos meses, ese “mejoramiento” es de muy dudoso cumplimiento. Ya los discursos presidenciales, la publicidad contra la guerra económica y el “operativo gorgojo”, no los cree nadie. Por eso más del 70% de la población opina que este gobierno debe irse cuanto antes. Mientras Maduro esté en el gobierno, liberando precios, sin resolver la perversa inflación, manteniendo los salarios en condiciones de hambre, despidiendo trabajadores públicos y lo peor de todo dejándonos sin comida para nuestras familias, no habrá forma de vivir dignamente.

Una vez más: ¿Cómo salir de este gobierno?

La inmensa mayoría de los trabajadores y el pueblo tiene puestas sus expectativas que con el Referéndum Revocatorio existe la posibilidad de lograr salir de este gobierno rápidamente. No hay conversación familiar, en las colas, el transporte o lugar de trabajo donde no se discuta sobre el Revocatorio, si será este año o el que viene, o si ¿habrá?
Nosotros opinamos que el Revocatorio es una salida y un derecho que los revolucionarios debemos defender. No solamente porque está en la Constitución de la República. Todos los pueblos deben tener el derecho de salir de un gobierno, cuando este no resuelve ni las más elementales necesidades de los trabajadores, como es garantizarles los alimentos y las medicinas para todos o cuando ataca nuestras conquistas.
Pero ese derecho, que debiera ser accesible a todo el pueblo, por lo enredado de sus requisitos para habilitarlo, se presta a maniobras, bloqueos y también para que un sector “lo secuestre”, utilizándolo como prenda de negociación y chantaje.

Eso es lo que ha sucedido con el Referéndum Revocatorio en manos de la MUD.

A estos sectores burgueses les interesan muy poco las reales necesidades por las que atraviesa el pueblo. Por eso, desde la Asamblea Nacional, donde tienen mayoría no han votado ni propuesto nada a favor de resolver la profunda crisis alimentaria. ¿Cuál es el programa económico que propone la MUD? ¿Cuáles son las medidas urgentes para llevar un plato de comida a los hogares venezolanos? ¿De dónde saldrá el dinero para importar y producir alimentos que los venezolanos necesitamos? Nada nos dicen, porque si expresaran la verdad, los trabajadores no los apoyarían. Su cambio de “modelo económico” que impulsan no es otro que el que Maduro ya empezó, pero profundizándolo: más despidos de trabajadores, privatización de empresas (y más despidos en esas empresas), liberación de todos los precios, aumentos en el costo de los servicios, fin de los subsidios (“precios justos” de Maduro), y un largo etc.
Por eso los trabajadores y el pueblo no deben tener ninguna confianza en que este Revocatorio controlado por la MUD pueda reflejar sus aspiraciones.

¿La cueva de bandidos de la OEA a favor del pueblo venezolano?

La OEA (Organización de Estados Americanos), que siempre ha cumplido al pie de la letra las aspiraciones del imperialismo yanqui y la burguesía, de la mano de su Secretario General, Almagro, están discutiendo la salida a la crisis venezolana. (…)
Malcorra, vocera del imperialismo en la región aclara: “a nadie conviene una desestabilización en Venezuela” que afectaría al Caribe, Colombia y la región. La “gran propuesta” es el diálogo “franco y sincero” entre las partes. Es decir, intentar llegar a acuerdos para buscar una salida posible para que salga Maduro, lograr una “transición” y llevar adelante un ajuste en la economía a través de un gobierno consensuado.
La OEA no defiende los intereses de los pueblos. Lo ha demostrado cuando expulsó a Cuba en los ’60 por exigencia yanqui y respaldó todas las dictaduras e invasiones yanquis, mientras perseguían y asesinaban trabajadores en muchos países latinoamericanos. ¡El diálogo que propone esta gente es para mantener a Maduro en el poder, mientras “construyen” la transición junto sectores del chavismo y la MUD. Buscarán ajustarnos y someternos mucho más! (…)

El “diálogo” y la “unidad nacional”

Esta política de “diálogo” y acuerdista tiene por objetivo convencer a los trabajadores y al pueblo de que “el ajuste es inevitable”. “El chavismo destruyó la economía” y ellos se postulan para “reconstruir” el país, y eso tardará “muchos años y sacrificios a la población”. De esta forma están preparando el terreno para evitar que los trabajadores enfrenten desde ahora este brutal ajuste. Los dirigentes sindicales son cómplices de esta situación. Nada podemos esperar de los Wils Rangel y compañía que no solamente han aceptado que nos ajusten a más no poder y nos maten de hambre. Son los que maniobran una y otra vez para seguir controlando los sindicatos y Federaciones, como la de petroleros, para debilitar y derrotar la resistencia obrera.
Los socialistas revolucionarios, los que de verdad luchamos por construir el socialismo obrero, sin explotadores, alertamos que todas las maniobras, de la MUD, de la OEA, del gobierno y de los dirigentes sindicales quieren que los trabajadores y el pueblo aceptemos sin luchar sus ajustes.

¿Qué hacer?

(…) Nuestra propuesta es salir de este gobierno. Es un sentimiento mayoritario. No creemos que el Revocatorio en manos de la MUD pueda llevar a resolver ningún problema. Por eso planteamos la necesidad de organizar una Huelga General. Una lucha de todo el pueblo pobre, la clase obrera industrial, los trabajadores que sufren por la escasez, los sectores populares que ya han comenzado a ver y sentir el hambre en sus hogares. Llamamos a organizarnos y preparar la movilización y la lucha por nuestro derecho a comer y vivir dignamente. Nuestra historia tiene ejemplos de la capacidad de lucha de los venezolanos. Esta lucha no puede ser de la hoy llamada “oposición”. Debe ser de los honestos luchadores chavistas, o los que se han decepcionado del mismo, de las organizaciones y luchadores de izquierda, de las organizaciones sociales y populares.
Apelamos a esa historia para terminar con este gobierno a través de la movilización y la Huelga General. A reivindicar toda la historia de lucha, por nuestros hijos, nuestra familia y nuestros derechos. Solo echando a este gobierno antipopular, luchando por un gobierno de los trabajadores podremos salir de la miseria y estancamiento a la que nos llevó este gobierno.

¡Defendemos el derecho democrático de revocar al gobierno!

La MUD nos lleva, por el camino del acuerdo y el “diálogo”, al ajuste brutal en complicidad con el imperialismo, la iglesia y la OEA. No al diálogo para imponer el ajuste.

Para luchar por el ¡Fuera Maduro! necesitamos una huelga general, una lucha de todo el pueblo.

Por una asamblea constituyente libre y soberana para discutir un país al servicio de los trabajadores y el pueblo.

Por un gobierno obrero y popular.


UN PROGRAMA OPUESTO AL DE MADURO Y LA MUD

-Suspensión del pago de la deuda externa.
-Aumento salarial para acceder a la Canasta Básica.
-Por el reenganche de todos los despedidos.
-Inmediata inversión para importar y producir alimentos y medicinas.
-Reactivación de todas las industrias estatizadas.
-Estatización de todo el petróleo y el fin de las empresas mixtas.
-Nacionalización del comercio exterior, los bancos y todo el sistema financiero.
-Investigación popular sobre deuda externa, préstamos e inversiones chinas, rusas y de las multinacionales (como Chevrón, Repsol, etc.).
-Confiscación de fondos y propiedades de los venezolanos o empresarios que hayan fugado capitales, hasta que sean repatriados los mismos.
-Investigación y cárcel para los que hicieron negociados con los dólares preferenciales.
-Implementación del control de los trabajadores sobre la importación, elaboración y distribución de la producción de toda la economía venezolana.
-Sistema de elección democrática y rotación para ejecutar el control obrero.
-Por un Plan Nacional de desarrollo industrial, agrícola-ganadero.
– No al Arco Minero: por un plan discutido democráticamente con las comunidades y los trabajadores para el desarrollo minero del país.
-Por la defensa de las libertades democráticas: libertad para organizar sindicatos, partidos políticos y organizaciones sociales sin intervención del Estado.
-Libertad a los presos por luchar.
Este programa no lo llevará adelante ni Maduro ni la MUD o alguno de sus partidos.

Por un gobierno Obrero, Campesino y popular que lo lleve adelante.
Por un Partido Obrero, Revolucionario, Socialista e Internacionalista.

 

 

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar
A %d blogueros les gusta esto: