Nacional / Macri Y Trump:

PaÍses “atendidos por sus propios dueños”

PaÍses “atendidos por sus propios dueños”
Por

La crisis económica que vivimos no da lugar a medias tintas. Las patronales quieren preservar sus ganancias y para esto, levantan el teléfono y llaman a sus súbditos más fieles, los gobiernos, para que apliquen planes de ajuste cada vez más duros que les permitan seguir “sacándola en pala”, mientras los laburantes no llegamos a fin de mes
El gobierno de Macri es un ejemplo claro de esto, profundizando los ataques que ya se venían dando contra nuestras condiciones de vida. Sin embargo, la crisis no es algo exclusivo de nuestro país. Trump, va pocos días de haber asumido el gobierno de la principal potencia mundial dispuso ya varias medidas tomadas contra los trabajadores, en especial contra sectores como los inmigrantes. Normalmente la patronal apuesta a intelectuales, abogados o hasta militares para administren el gobierno, mientras se dedican a sus negocios. Si vemos los gabinetes de Trump o de Macri, vemos como están repletos de CEOs y multimillonarios. Ahora no nos pueden engañar, son gobiernos claramente de los empresarios, “atendidos por sus propios dueños”.
Es claro, situaciones extremas requieren medidas extremas, por eso los ricos y poderosos necesitan pegarnos más duro para no perder un centavo de sus ostentosas fortunas. Pero no podemos confundirnos, estos planes son llevados adelante también, aunque con discursos más lindos, por gobiernos de tinte “progre” o “popular”, que son tan serviles a sus amos como sus contrapartes más “de derecha”.
A continuación, les presentamos un breve análisis de los puntos en común entre el plan del gobierno macrista y el flamante gobierno de Donald Trump, así como también similitudes con los gobiernos “nacionales y populares”. También queremos proponerle a los trabajadores y sectores en lucha que discutamos una salida concreta para frenarle las manos a quiénes vienen por todo y nos quieren llevar por delante.

Puntos en común 

Xenofobia

La campaña de Trump estuvo marcada por sus propuestas sobre inmigración. Ahora, en el gobierno, empiezan a tomar forma con el veto al ingreso de refugiados de Medio Oriente a EEUU (que hasta la misma justicia yanqui está cuestionando) y las redadas policiales que ya deportaron a más de 300 inmigrantes. Por otro lado, Macri modificó con un decreto la Ley de Migraciones para facilitar las deportaciones de inmigrantes. En los discursos de ambos, se usa la misma justificación del “combate al narcotráfico y al terrorismo”.

Educación

Uno de los puntos más polémicos de las primeras medidas de Trump es el nombramiento de Betsy DeVos como Ministra de Educación, abierta defensora de la privatización de la educación pública.
Macri viene de un intento de “aumentar” un 0% el presupuesto a universidades públicas, mientras que aplica el operativo “aprender” para precarizar a los docentes y reducir contenidos. Esto no pasa así nomás sin resistencia de la comunidad educativa. A su vez intenta cerrar las paritarias de los trabajadores de la educación en cifras miserables para usarlo de ejemplo con el resto de los trabajadores.

Salud

El programa de salud “ObamaCare” obligaba a todo ciudadano estadounidense a contratar cobertura de salud. Era un “parche” que no solucionaba el problema de fondo de la salud, totalmente privatizada en EEUU. Sin embargo, garantizaba algunas facilidades para que los trabajadores de más bajos recursos accedan a un nivel de atención medica mínimo. Ahora Trump, decreto mediante, va por la reducción presupuestaria, camino a la derogación de este programa para reducir el gasto público.
En Argentina no han logrado privatizar totalmente la salud, pero Macri ha dado un paso significativo con la venta del edificio del Hospital de Clínicas. El macrismo, en nombre de terminar con el ausentismo, “la industria del juicio” y aumentar la productividad, como piden las patronales a coro, quiere modificar la legislación sobre accidentes laborales, para que se puedan aumentar más los ritmos sin tener que invertir en seguridad y no perder dinero en indemnizaciones. Mientras tanto se multiplican los accidentes y, también, las muertes.

Sindicatos

Trump va por una reforma de las leyes laborales, en nombre del “derecho al trabajo”, que no es más que una manera tramposa de llamarlo, porque transforma las cuotas sindicales en opcionales, y así busca ahogar económicamente a los sindicatos, para poder comprarlos para su política o en el peor de los casos, neutralizarlos.
Esto ya lo viene haciendo Macri, reteniendo aportes al triunvirato de la CGT que desde el año pasado amenaza con un paro, y recula cuando Macri suelta dinero de la caja de las obras sociales para que los dirigentes traidores sigan amasando fortunas.

Mujer

No es casualidad que a la cabeza de las movilizaciones anti-Trump hayan estado las mujeres. Los polémicos y misóginos dichos filtrados, en donde se refiere a las mujeres como simples objetos a disposición de su placer, y sus primeras medidas antiobreras dan la razón a las trabajadoras, estudiantes, inmigrantes y compañeras LGBT que han salido a la calle y anuncian nuevos ataques a los derechos femeninos.
Mientras tanto, en la cuna del #NiUnaMenos, Macri destina $1 por mes por mujer al presupuesto del Consejo Nacional de Mujeres, cierra servicios de atención a la violencia, avanza contra el aborto no punible y ataca a las trabajadoras con salarios miserables, precarización y despidos.

Notas complementarias:

  1. http://www.pstu.com.ar/una-ola-conservadora/

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar