Nacional /

Para reprimir sí hay plata

Para reprimir sí hay plata
Por

El gobierno votó (junto al massismo, diputados del FPV, del PJ y el Frente FAP) un aumento récord del presupuesto para “Seguridad” mientras recortó para Producción, Salud y Cultura. Macri gastó cinco veces más presupuesto en 2016, comparado al período 2011-2015 de gobierno kirchnerista, para “equipar” a la policía y gendarmería. Éste año tiene un nuevo gasto similar, de $1.585.110.193. Eso implica un gasto mayor para las fuerzas represivas en 2 años de lo que se gastó en los últimos 10. Así Macri gastará casi doce veces más para reprimir que para educar (presupuesto educativo 2017: $131.400.000).
Todo ése dinero que no va a escuelas, hospitales ni nuevos puestos de trabajo ha sido utilizado en parte para las siguientes compras:
• Tanquetas SPARTAN anti-disturbios para Gendarmería. Las mismas utilizadas por algunas fuerzas SWAT en EEUU.
• Aproximadamente 1000 patrulleros y vehículos varios donde destacan camionetas blindadas traídas de México para el grupo Halcón y el GAD.
• Helicópteros, drones y tanquetas anti-disturbios anfibias para la Policía Federal Argentina.
• 45 mil chalecos anti balas, nuevos escudos y cascos, armamento letal para las fuerzas (fusiles de asalto automáticos y carabinas), pistolas “tazer” no letales (picanas a distancia), equipamiento para “inteligencia” (para pinchar teléfonos, tener comunicaciones encriptadas y rastreo de movimientos por GPS y triangulación), etc.

Maldita policía y fuerzas armadas

Hoy hay en sus funciones cerca de 9000 policías y 2000 militares que están acusados de haber sido parte de diferentes formas en la última Dictadura Militar genocida. El actual Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti, fue defensor de los militares genocidas que fueron juzgados por crímenes de lesa humanidad. El propio Macri asumió como propia la campaña que busca deslegitimar la lucha por los Derechos Humanos y contra la dictadura, desmintiendo los 30.000 desaparecidos e intentando instalar la “Teoría de los dos demonios”.
Desde la caída de la dictadura hasta fines del 2016 ésas fuerzas fueron responsables del asesinato de 4960 personas.

• 46% fueron víctimas de “gatillo fácil” (asesinadas en muchos casos por la espalda y bajo circunstancias dudosas).
• 51% eran menores de 25 años.
• Desde 1995, mas de 70 asesinatos los cometieron durante la represión a la protesta social.
Permanentemente son desbaratadas bandas compuestas por policías (la mas reciente en Virrey del Pino) que se dedican a secuestros, robos y asesinatos, en muchos casos al servicio de las Redes de Trata de personas y el narcotráfico. ¿Qué otra explicación hay cuando un simple trabajador conoce con nombre y apellido a los que venden droga en los barrios y amenazan a los pibes y la propia policía los deja actuar impunemente?

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar