2022: OTRO AÑO AL SERVICIO DE LAS GANANCIAS PATRONALES Y LA DEUDA

Escrito por Guillote

7 diciembre, 2022

Está terminando el año 2022 y la crisis económica capitalista argentina se profundiza. Una de las causales es la impagable Deuda Pública, Interna y Externa que agobia todo tipo de presupuesto para satisfacer las necesidades de los trabajadores y el pueblo. Pero al Gobierno solo le preocupa realizar viajes a EE.UU. para rendir cuentas ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y cumplir con las metas del acuerdo aprobado en el Congreso Nacional por el oficialismo y la oposición patronal. Mientras tanto la inflación  no se controla, la pobreza e indigencia crecen, las ganancias de los capitalistas son astronómicas, y los salarios cada vez más a la baja satisfaciendo al organismo usurero. Un plan para disponer de fondos para el pago de los millonarios intereses de préstamos históricos nunca investigados. 

 

———————————————————————————————- 

 

Finaliza otro año más con un régimen de servidumbre ante el imperialismo económico y con rendición incondicional ante el FMI. Durante décadas el parlamento burgués nunca quiso tratar la sentencia del juez Ballesteros del año 2000 sobre la Causa Olmos, por la ilegalidad de la Deuda Externa argentina, que comprobó 477 delitos cometidos en el endeudamiento externo, estando implicado grupos económicos y funcionarios de la Dictadura Militar y también de los posteriores gobiernos “democráticos” desde 1983, todo avalado por el FMI, que supervisaba siempre las negociaciones. 

La decisión del entonces juez Ballesteros indicó que el país fue puesto desde 1976 bajo la voluntad de acreedores externos, la existencia de un vínculo explícito entre la Deuda Externa, la entrada de capital externo de corto plazo y altas tasas de interés en el mercado interno y externo y el sacrificio correspondiente del presupuesto nacional.

 

Así llegamos a este diciembre de 2022 a una impagable Deuda Pública bicéfala, es decir del Estado Nacional por un lado y del Banco Central (BCRA) por otro. 

Ya en 2015 el Gobierno de Macri recibió de la gestión peronista kirchnerista una Deuda Pública de U$S 254.400 millones y el BCRA adeudado en U$S 35.600 millones (Bonos Lebacs), Total U$S 290.000 millones. 

En 2019 el Gobierno peronista de los Fernández recibió de Macri una Deuda Pública de U$S 336.000 millones (incluyendo el préstamo del FMI por U$S 45.000 millones) y un BCRA adeudado en Leliqs y Pases Diarios con el sistema bancario por $17.700 millones. Total: U$S 353.700 millones (con una fuga de capitales de U$S 86.000 millones). 

 

Después de tres años, el Gobierno de los Fernández registra una Deuda Pública mayor del Estado Central de U$S 396.000 millones y un BCRA adeudado en Leliqs a tasas de cerca del 100% anual por U$S 58.900 millones. Total de Deuda bicéfala: U$S 455.400 millones, que llegaría a mucho más si consideramos los Pases Diarios entre bancos que financia, más las Deudas de las provincias, los organismos y empresas del Estado, rondando más de U$S 500.000 millones.

 

Un Gobierno y sistema económico al servicio de la Deuda

 

El Súper Ministro de Economía, Sergio Massa, habría acordado con el FMI pagar con crecimiento. Algo ridículo con una Deuda impagable en este capitalismo buitre, y con un crecimiento, luego de la pandemia y hasta ahora, menos que limitado. 

En 2022 el oficialismo y la oposición patronal avalaron en el Congreso renovar Deuda en pesos por dólar a fondos buitre, el corrupto préstamo a Macri y el Presupuesto 2023 con ajuste fiscal en partidas claves como seguridad social, educación, salud, vivienda, salarios, etc., pero incluyendo un aval para mayor endeudamiento por U$S 34.000 millones.

 

La Argentina aceptó así la supervisión del FMI, para monitorear la Deuda “soberana” que pregona Cristina Kirchner, tapando condicionamientos peores que los anteriores. El Gobierno hace buena letra con ajustes y más ajustes, y todo para que el FMI le conceda cada tres meses algo más de U$S 5.000 millones para cubrir los vencimiento de la estafa del préstamo a Macri. Que en la realidad es un asiento contable, así como entra sale, sin afectar las famosas reservas del BCRA, pero incrementa los exorbitantes intereses  y succiona recursos que no van a las necesidades de los trabajadores y el pueblo.

 

Los Fernández permiten la inflación para reducir el déficit

 

Al Gobierno le conviene y deja correr la inflación que llegaría a más del 100% en 2022. Concede a las grandes patronales de esta forma una enorme transferencia de recursos generándoles millonarias ganancias. Y además con la inflación va licuando el Gasto Público que aumentó en un 50%. Consiguió que los gastos sociales fueran la mitad del año anterior, aumentando solo un 30%, mientras los ingresos del Estado fueron un 83% más. Todo a costa de licuar salarios reales, jubilaciones y planes sociales, que juntamente con la quita de subsidios y aumentos tarifarios concede la reducción fiscal exigida por el FMI y otros acreedores buitres.

 

Y para financiar gastos, además de reducirlos, se sostendrá en el mayor endeudamiento mencionado, todo al servicio del pago de miles de millones de dólares en intereses. Las cifras de una pobreza de más del 40%, una indigencia del 13%, una necesaria canasta básica de más de $150.000.- van mostrando desde hace tiempo las consecuencias de este criminal programa capitalista, ahora peronista kirchnerista, pero continuación en tándem con el Gobierno anterior macrista, a pesar de sus peleas electorales ante las cámaras de los medios.

 

No nos cansaremos de insistir que si no se declara el NO PAGO de la Deuda fraudulenta Interna y Externa y se logra una economía socialista planificada para producir,  presupuestar y planificar lo que realmente necesitamos en salud, educación, vivienda, trabajo digno y defensa de nuestros recursos, ante la voracidad capitalista, los trabajadores y el pueblo verán profundizarse la pobreza, la indigencia y una peor calidad de vida. 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Guillote

7 diciembre, 2022

Artículos relacionados

LA MATANZA: ¡TIERRA PARA VIVIR! ¡NO A LA REPRESIÓN!

LA MATANZA: ¡TIERRA PARA VIVIR! ¡NO A LA REPRESIÓN!

El derecho a la vivienda es un derecho inalienable de todos los trabajadores y la lucha por tierra para vivir es parte de la lucha de toda la clase trabajadora. Nuestra experiencia histórica nos enseñó que los derechos se conquistan peleando. Si falta comida, hay...

AÑO NUEVO, SUELDO VIEJO

AÑO NUEVO, SUELDO VIEJO

Hemos transitado todo un 2022 con dos problemas latentes: la inflación y por otro la carestía de vida ya que los salarios no alcanzan. Como siempre las patronales y el gobierno nos buscan ajustar a la clase trabajadora, ya sea ocupada, desocupada o jubilada. Porque si...