6 propuestas para poner el país al servicio de los trabajadores

Escrito por pstu

16 octubre, 2017

  La cuenta regresiva ya empezó. Las elecciones del 22 de octubre se acercan. Macri necesita salir fortalecido para poder aplicar su plan de reformas más fácilmente. Cristina y su Unidad Ciudadana se presentan como la única oposición capaz de frenar el ajuste, pero… ¿qué estuvieron haciendo estos casi dos años de gobierno macrista? El resto de los candidatos no logra escaparle a la polarización. El PSTU integra las listas del Frente de Izquierda y de los Trabajadores porque es la única lista que se coloca independiente de todas las variantes que tranzan con los empresarios y los buitres internacionales. Esos empresarios que quieren que, de una manera u otra, seamos los trabajadores los que paguemos los platos rotos por la crisis, mientras ellos siguen vacacionando en Miami o en Cancún.
  Por eso presentamos una serie de medidas contra el plan que nos quieren imponer desde arriba, 6 propuestas concretas para que sean los más ricos los que paguen por la crisis que ellos mismos generaron.

Un país realmente soberano
Por Germán Tonero, candidato a Diputado Nacional por Santa Fé.
  La última dictadura militar no solamente nos dejó 30.000 desaparecidos. Dejó el país en remate al FMI y al Banco Mundial y también hizo que el Estado se haga cargo de la deuda de las empresas privadas.
  Hoy día seguimos pagando estas deudas, a costa de recortar derechos como la salud, vivienda, educación y trabajo, a pesar de que incluso un juez declaró que ésta era totalmente fraudulenta e ilegítima. Y cuanto más pagamos, más debemos: la deuda externa supero en junio los U$S 200.000 millones de dolarés (Fuente: CEPA).
  Hoy Macri da un salto ofreciendo el oro de las reservas a los banqueros europeos. Cristina se llenó la boca hablando de soberanía y se contrapone a Macri ahora. Pero fue ella la que le entregó nuestros recursos naturales por dos centavos a Chevron y a la Barrick Gold.
  Para que el país esté al servicio de los trabajadores, los que generamos la riqueza, tenemos que ser independientes, romper con las cadenas que nos atan. Por eso no hay que pagar ni un peso más de esta deuda fraudulenta. Para disponer de ese dinero para nuestras necesidades. Tambien es necesario nacionalizar y estatizar los recursos naturales y las empresas más importantes para que estén al servicio de los que menos tenemos.

Defender el trabajo y el salario, no las ganancias empresariales
Por Roldolfo Vidal, candidato a Legislador de CABA
  Si tomamos datos del Ministerio de Trabajo, en la Argentina de Macri hay aproximadamente un despido cada 6 minutos. Esto no nos impresiona porque se ve todos los días. La inflación galopa, pero los aumentos que firman los sindicatos son efímeros. Encima ya hay anunciados nuevos tarifazos.
  El Gobierno presenta su plan de reforma laboral como la gran salida a todo esto, pero viendo la situación brasileña o de gremios como los petroleros, dista mucho de ser una solución. Cristina y sus secuaces se quieren mostrar como abanderados contra la precarización, pero dejaron un país con la mitad de sus trabajadores en negro y cobrando menos de 6 mil pesos.
  No hay manera de revertir esta situación sin tocar las ganancias de los empresarios. Empezar por rechazar la Reforma Laboral y la adenda en los convenios. Prohibir despidos y suspensiones. Si se argumenta que hay poco trabajo, entonces hay que repartirlo, reduciendo la jornada laboral, sin reducir salarios. El salario mínimo debe ser igual a la canasta familiar y con una cláusula gatillo para adaptarse a la inflación. A su vez hombres y mujeres deben cobrar lo mismo por el mismo trabajo.
  Si las empresas se niegan y argumentan quiebra, que abran sus libros contables, veremos que lo que no quieren es reducir sus ganancias millonarias. Toda empresa que se niegue será estatizada y puesta a funcionar bajo control de sus trabajadores.

Terminar con la impunidad de ayer y hoy
Por Margarita Bordón, candidata a Concejal de Vicente López
  El caso de Santiago Maldonado se conversa en todos los lugares de trabajo hoy en día, un desaparecido en democracia, que se suma ya a Julio López, Luciano Arruga y muchos casos más. Mientras tanto muchos genocidas de la última dictadura están libres, con prisión domiciliaria y hasta se intentó darles el beneficio del 2×1.
  Aumentan las luchas de los trabajadores, y aumenta la represión. Prueba de estos fue que en 2016 se quintuplicó el presupuesto destinado a seguridad, con el aval de diputados kirchneristas, massistas y de varias fuerzas políticas (ver notas centrales en AS 140).
  Este aparato represivo existe para amedrentarnos cuando salimos a la calle, con miedo y también con palos y balas de goma. Pero se borra totalmente cuando desaparecen pibas por parte de la trata. Por eso creemos que debe ser desmantelado ¡Que se vayan Bullrich y toda la cúpula de gendarmería, responsables de la desaparición de Santiago!
  La tropa y la sub-oficialidad deben tener derecho a sindicalizarse y negarse a cumplir órdenes de reprimir. Los jefes deben ser electos y controlados en cada barrio, y poder ser revocables. Los archivos de la dictadura tienen que abrirse y los servicios de inteligencia tienen que ser disueltos.
  Los jueces corruptos no pueden ir a fondo para pelear por memoria, verdad y justicia. Tanto los juicios de la última dictadura como las desapariciones en democracia deben ser llevados adelante por comisiones independientes formadas por personalidades intachables como Nora Cortiñas o Pérez Esquivel.

¡Qué los más jóvenes no seamos esclavos de las empresas!
Por Adriana Tolosa, candidata a Consejera Escolar de Berazategui.
  Con el plan Primer Empleo o la reforma educativa “Secundaria del Futuro”, el Gobierno trata de convertirnos en plata fácil para los empresarios. Mientras nuestra educación se deteriora, la deserción en la secundaria y en la universidad son muy altas, se cursa en muy malas condiciones, faltando espacio o calefacción/ ventiladores y la inflación hace que estudiar se convierta en hacer malabares para poder seguir. Y encima dicen que vamos a vivir 200 años, quieren aplicar una reforma jubilatoria para que trabajemos hasta morir.
  Por eso lo que realmente necesitamos es un plan de empleo digno y en condiciones para los jóvenes, que nos permita seguir estudiando. También un plan de becas para todos los que las necesiten, y sobre todo, terminar con la precarización laboral con pase a planta de todos los contratados.
  Que la educación esté al servicio de las necesidades del pueblo y se le destine el presupuesto adecuado. Rechazar por completo la reforma educativa y la injerencia de la Iglesia y las empresas en la educación pública. Que se deje de subsidiar a las escuelas privadas.

¡Emergencia Nacional contra la violencia hacia la mujer!
Por Lorena Cáceres, candidata a Concejal de San Isidro.
  Como decíamos en el número anterior de Avanzada Socialista: “En la primera mitad del año se registraron 133 femicidios y 10 travesticidios. Casi el 50% de las víctimas convivía con su agresor, y más del 40% tenía entre 20 y 40 años.” A las pibas se las lleva la trata, con el visto bueno de la policía, y los abortos clandestinos. Cristina dice que no “estamos listos” para la legalización del aborto. Y el Gobierno tiene la caradurez de recortar aún más el presupuesto para combatir la violencia de género.
  Tenemos que garantizar que el Estado se haga cargo: de garantizar educación sexual integral, anticonceptivos y aborto legal para decidir cuándo ser madre y terminar con las muertes. De destinar el presupuesto necesario para la construcción de refugios, para la ayuda económica y el rescate de las víctimas de violencia. Y de desmantelar las redes de trata y todos sus cómplices, poniendo todos los recursos a disposición para encontrar a cada desaparecida.
  A su vez, instalar, a través de los sindicatos y centros de estudiantes, el combate a la violencia machista en todos los lugares de trabajo y estudio. Por un lado discutiendo con cada compañero para combatir la ideología machista, pero además instruyendo en la autodefensa a cada compañera, para que pueda defenderse.

Por un Gobierno de los trabajadores y el pueblo
Por Hugo Navarro, candidato a Consejero Escolar por Almirante Brown.
  No le sorprende a nadie decir que el gobierno de Macri es totalmente PROempresarial, de ahí las medidas que toman que nos perjudican a los de abajo. La oposición patronal se presenta como salida, pero tanto los kirchneristas como Massa, Randazzo y otros le han garantizado la votación de sus leyes de recortes.   Y para colmo se niegan a cualquier enfrentamiento con el Gobierno en las calles, garantizando que gobierne y ajuste tranquilamente.
Todos ellos responden a empresarios que pagan sus campañas millonarias como inversión para que se apliquen políticas que beneficien sus ganancias. Es por eso que para cambiar eso necesitamos dar vuelta la tortilla y gobernar nosotros, los trabajadores, los que menos tenemos.
  Este año se cumplen 100 años de la Revolución Rusa. En esa revolución, los trabajadores derrotaron a los que solo les traían hambre y miseria, y se hicieron con el Gobierno. Eso demuestra que no es imposible.
  Por eso hoy, los trabajadores argentinos, junto al resto de América Latina y el mundo, tenemos esa tarea para encarar, para darle una salida a esta crisis económica y lograr ser verdaderamente independientes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por pstu

16 octubre, 2017

Artículos relacionados

ANTE LA MUERTE DE HEBE DE BONAFINI

ANTE LA MUERTE DE HEBE DE BONAFINI

Hoy a los 93 años, murió Hebe de Bonafini y, como era de esperarse, esa muerte no pasa inadvertida para la escena política local. Es que Hebe fue un símbolo en muchos sentidos. Como una de las caras visibles de las Madres de Plaza de Mayo, representa una de las luchas...

FERROVIARIOS : ACUERDO A LA BAJA

La paritaria ferroviaria cerró con un acuerdo muy desfavorable para los trabajadores, muy por detrás de la inflación. Consiste según el Sindicato en un 98 % de aumento. Pero, sin las sumas no remunerativas desde principio de año, sólo llega al 72 % cuando la inflación...