Cinco meses “peleando” para la tribuna

Escrito por pstu

24 septiembre, 2014

Así vivimos esta discusión mediática entre el Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales, la OFEPHI¹, intendentes, sindicatos, operadoras, pymes, leyendo y viendo en tv, escuchando en radios, lo que presentaban como una dura pelea entre las provincias productoras de petróleo y los nuevos planes del Gobierno “para llegar al autoabastecimiento energético” (que paradójicamente perdimos con estos gobiernos que destruyeron YPF). Y así como en “Titanes en el Ring” nos cansamos de ver la pelea entre Ley Corta (en referencia a la ley que reglamenta el dominio de los recursos a favor de las provincias)  o Ley Galluccio (que limita ese poder de las provincias) ambas impulsadas por el kirchnerismo. Unos diciendo desde el Gobierno Provincial de Chubut como Martín Buzzi “esto nunca lo voy a firmar”, otros como los dirigentes sindicales de Petroleros Privados Chubut “si lo quieren aprobar… tendrán otra Patagonia Rebelde…”. Por supuesto que ninguna de las partes blanqueó lo que hicieron en estos últimos años, como los contratos entrevistas con PAE, TECPETROL, YPF, el resarcimiento indemnizatorio a Repsol, o la descarada entrega a favor de Chevron en Vaca Muerta. Lo que pasa es que en esta supuesta pelea solo se discutían “migajas para uno u otro” y quién tendría mayor administración sobre esas migajas. Pero primó la “cordura” y como ambas partes estaban de acuerdo en seguir entregando nuestras riquezas y nuestro esfuerzo a las  multinacionales FIRMARON LA NUEVA LEY y se terminó el “Circo”. En la primera fila del ring side, aplauden fervorosamente, Bulgheroni, La British Petroleum, Chevron, ante esta victoria contra LA SOBERANIA NACIONAL. Solo faltaría que nos canten: «Argentina, decime que se siente, tener en casa a tu papá…”.

Una ley que profundiza la entrega

De aquel lejano comienzo del 2012 en que se expropió el 51% del paquete de Repsol, cuando se anunciaba el retorno a una concepción estratégica de los hidrocarburos, quitándole la libre disponibilidad del mismo a los monopolios, rápidamente se fue desandando ese amague soberano. Apareció el Decreto 929/13 hecho a la medida de Chevron por Vaca Muerta, y que retomaba el camino de los 90 y de lo que el kirchnerismo había hecho hasta el 2012. Autorizando la importación libre de aranceles, liquidar las divisas en casa matriz, la exportación del 20% del crudo extraído. Luego de la millonaria indemnización a Repsol, esta nueva ley de hidrocarburos viene lógicamente a profundizar el camino de entrega y sometimiento al capital imperialista.  Con esta nueva ley las empresas tendrán el derecho a comercializar libremente en el mercado externo una parte de la producción de hidrocarburos sin retenciones a las exportaciones  y se garantiza la libre disponibilidad del crudo y se la libera del pago de impuestos.
Si antes ese beneficio se daba a quienes presentaban un plan de inversión de 1.000 millones de dólares ahora lo es a partir de los 250 millones de dólares. Si antes este beneficio se aplicaba a partir del quinto año, ahora es a partir del tercer año.
Ahora las operadoras que presenten proyectos de recuperación terciaria de un yacimiento o quieran explotar crudos pesados e incluso en algunas iniciativas de offshore tienen más beneficios: las regalías a pagar pueden reducirse a la mitad, del actual 12% al 6%. Se establece 25 años de concesiones para las explotaciones convencionales, y se extienden a 35 años en el caso de explotaciones no convencionales. En ambos casos es posible que las empresas soliciten una prórroga de 10 años más.
La pelea mediática, la supuesta defensa de la soberanía esgrimida por el gobierno de Cristina, las «rebeliones de los gobernadores díscolos», los gritos de “Patagonia rebelde” de  la burocracia sindical petrolera, quedarán para otra actuación. A la hora de los bifes todos terminan entregando e impulsando las políticas que benefician pura y exclusivamente a las multinacionales y a la burguesía nacional y provincial a ellas asociadas.

Estatización Integral, bajo control obrero, del petróleo y el gas

Desde el PSTU llamamos a todos los partidos que conforman el FIT, a todas las organizaciones políticas, sindicales y sociales, a los intelectuales especializados en el tema, que se reivindican defensores de la soberanía, a realizar una gran campaña que tenga como eje la estatización bajo control obrero del petróleo y el gas y de toda la industria petrolera en forma integral sin indemnización de ninguna naturaleza y llamamos asimismo a los diputados nacionales y provinciales del FIT a presentar un proyecto de ley unificado bajo estas consignas.

Notas:
¹ Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos.

 

 

 

Hay otra pelea que es la que vale

 

La de los trabajadores petroleros que en la práctica son los que llevan adelante con sus jornadas agobiantes principalmente en la Patagonia, la defensa de nuestra dignidad y soberanía, ante la entrega de nuestros recursos por parte de gobiernos nacionales, provinciales, municipales, burócratas sindicales, etc. y que paralelamente al “circo” de una ley para profundizar la entrega, llevaron adelante dos grandes luchas.

Santa Cruz: importante enfrentamiento a la burocracia

Después de años de derrotas, de trabajadores condenados a “cadena perpetua”, de presos, procesados, intervención del Sindicato, desocupación que hoy todavía padecen, y sin importarles el carácter de la conducción sindical actual, que asumió  prometiendo  la recuperación del Sindicato para ponerlo al servicio de los trabajadores y que a poco de andar mostró la hilacha de burócratas, enfrentaron a la burocracia de la Federación. A estadio de fútbol lleno, más de 5.000 petroleros votaron a mano alzada la desafiliación de la Federación que conduce el burócrata Roberti, para cortarle los víveres a estos chupasangres que viven de las cuotas sindicales que les sacan a los trabajadores de la región y nunca hacen nada para defender sus derechos. Sino que por el contrario viven tranzando con los gobiernos de turno y las empresas para seguir manteniendo sus privilegios, sin importarles los sufrimientos de los trabajadores y los que ellos ayudaron a que estén hoy desocupados.
Fue una importante victoria de los trabajadores petroleros de Santa Cruz.

Chubut: triunfazo de los trabajadores de SP

A las maniobras que en conjunto realizan las empresas operadoras como Sipetrol, con los gobiernos nacional y provincial, contratistas como SP y parte del sindicalismo patronal, usando a los trabajadores y su empleo para seguir negociando ganancias, les salió un “martes trece”. Porque ante el despido de 30 compañeros de SP se encontraron con nuevos delegados, parte de la nueva vanguardia que está surgiendo en muchas empresas en todas las ramas y que con nuevos métodos democráticos dejaron en claro cómo se debe luchar por el trabajo, contra los despidos, contra la entrega, cómo se negocia, como se recurre a la solidaridad del resto de trabajadores, y muchas enseñanzas más. Hoy podemos afirmar que luego de este conflicto ganado por paliza por los trabajadores, imponiendo el reintegro de los 30 despedidos, se abre un antes y un después para cualquier lucha futura de cualquier empresa petrolera en la región. Los nuevos delegados en conjunto con los trabajadores de su empresa y de todas las demás que se sumaron a apoyar esta lucha, están marcando el horizonte de cómo nos preparamos para enfrentar  a los que nos explotan.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

24 septiembre, 2014

Artículos relacionados

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

Desde el pedido de condena a Cristina Fernández de Kirchner (CFK) por parte del fiscal Diego  Luciani, la figura de la Vicepresidenta se ubicó en el centro de la escena política nacional. Con el atentado del jueves 1º esto aumentó exponencialmente. El oficialismo que...

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

Cristina Fernández viene sosteniendo que las distintas causas judiciales sobre corrupción en la obra pública en la provincia de Santa Cruz son parte en realidad de una persecución política sobre ella. Sería, según argumenta, un ejemplo de “lawfare” (1).   Es cierto...