Contra el ajuste: VOTO EN BLANCO

Escrito por pstu

30 octubre, 2015

Desde el mismo domingo 25 de octubre a la noche, cuando se supo que habría ballotage el 22 de noviembre, Macri y Scioli comenzaron a adaptar su discurso tratando de captar el apoyo de todos aquellos que habían votado a otras fuerzas.
Macri quiere aprovechar el rechazo de los trabajadores y el pueblo al gobierno y su candidato, diciendo que él es el único que los puede derrotar, lo que traería mejores condiciones de vida para los trabajadores.
Del otro lado, el golpe recibido por el Frente para la Victoria y el PJ hizo que Scioli y todo el kirchnerismo salieran a agitar el fantasma de que si gana Macri se viene la derecha. Pretendiendo que sin más nos olvidemos de que la década kirchnerista fue una “década ganada” para el imperialismo y los empresarios, a costa del ajuste contra los trabajadores y el pueblo que ya han empezado a aplicar.
Desde estas páginas, decimos claramente que los trabajadores no debemos caer en la trampa del “voto útil”. La derrota de Scioli por parte de Macri no traerá ningún cambio que favorezca a los trabajadores y sectores populares. Tampoco la derrota de Macri por parte de Scioli impedirá que éste siga aplicando el ajuste que ya está en marcha, a través de la inflación, las suspensiones y despidos, los retiros “voluntarios”, los techos salariales y la entrega del petróleo y demás recursos naturales a empresas privadas y multinacionales como Chevrón o la Barrick.

Encuentre las diferencias

Más allá de diferencias en el discurso y matices en cómo avanzar con el ajuste, Scioli y Macri están de acuerdo en las políticas centrales que hacen a un modelo económico que va en contra de los intereses de los trabajadores.
El modelo de Macri es mas endeudamiento externo para volver a los mercados internacionales, como hace más de un año les aseguró a inversores, analistas y ejecutivos de Wall Street en una gira por Estados Unidos para rendir cuentas de su candidatura.1
Por su parte, Scioli se presenta como el continuador y desarrollador de un modelo que en 12 años fue el que más le pagó al FMI y los buitres de la deuda externa. Su mujer, Karina Rabolini, afirmó lo que su marido no se atrevió a decir para no perder votos durante la campaña: que en caso de ser electo cumplirá con los compromisos internacionales, tal como lo viene haciendo Cristina.2
Sucede que tener las cuentas al día con el imperialismo permite que grandes multinacionales traigan sus inversiones al país, saqueando y destruyendo nuestros recursos naturales y superexplotando la mano de obra argentina y latinoamericana por unos pocos pesos para llevarse sus ganancias en dólares al exterior.
Como ambos defienden esos intereses, las peleas entre ellos son para no quedarse afuera del negocio. Pero los dos están de acuerdo en entregar y permitir el saqueo. Sin ir más lejos, ambos candidatos disertaron sobre sus propuestas de gobierno junto a Kelivin Dushnisky, copresidente de la Barrick Gold, que recientemente derramó cianuro en los ríos de San Juan.3
Lo que la clase obrera y el pueblo necesitamos es la estatización bajo control de los trabajadores de todos los recursos naturales, las grandes empresas, el comercio exterior y las finanzas. Insistimos, en estas cuestiones fundamentales Macri y Scioli ya demostraron que tienen la postura contraria a los intereses de pueblo y del país, apoyando a las multinacionales como Chevrón y Barrick y permitiendo el deterioro de los servicios públicos, la salud y la educación en las provincias que gobiernan, en favor de fomentar y subsidiar la inversión privada en estas áreas.
Una semana antes de las elecciones, el 15 de octubre, todos los candidatos escucharon en el coloquio de IDEA (un encuentro de los principales empresarios del país) las indicaciones para los tiempos que vienen: no hay lugar para “gradualismos”.4 El ajuste hay que aplicarlo sí o sí. No hacía falta que Scioli o Macri lo escucharan. Esa venía siendo la política de ambos para importantes conflictos obreros y de trabajadores de los últimos años. Quedó a la vista con la lucha de los choferes de la 60, los despedidos de Lear, la militarización de Las Heras y la Patagonia para reprimir a los petroleros, la represión a los docentes que no cobran, etc.
En todos los casos avalaron los ataques de los empresarios y se valieron de la traición de los burócratas sindicales que llevan en sus listas para derrotar a los trabajadores, así sea que luchen por su salario o contra las suspensiones y despidos.
Ni que hablar de la postura hipócrita ante el Ni Una Menos, el aborto y los problemas de la mujer trabajadora en sus lugares de trabajo y estudio.
Ambos, Scioli y Macri, como tantos otros, se sacaron fotos con el cartelito de Ni Una Menos, pero ninguno se preocupa por dar presupuesto a la Ley Contra la Violencia hacia la Mujer. Scioli considera los maltratos hacia las mujeres como una “cuestión familiar” en la que no se mete.5 Y Macri, junto a María Eugenia Vidal, cierran programas de atención a víctimas de violencia sexual en la Ciudad de Buenos Aires6, mientras ninguno de los dos hace algo para terminar con los prostíbulos en los lugares donde gobiernan.
No podemos dejar de denunciar aquí la postura de los principales caciques sindicales, como Moyano, Caló, Barrionuevo y compañía, que están en plenas negociaciones de unificación para apoyar el plan de ajuste, cualquiera sea el que en definitiva se encargue de su aplicación desde el gobierno. Y, correspondiéndoles, tanto Macri como Scioli se han comprometido a sostener el modelo de sindicato único que defienden los dirigentes traidores, contra el avance de los “zurdos”, es decir de cualquier dirigente o delegado honesto que pretenda defender los intereses de los trabajadores.

Votar en blanco y organizarnos para enfrentar el ajuste

En definitiva, sea el presidente Macri o Scioli, el ajuste lo van a tratar de imponer al servicio de los banqueros y las multinacionales con el apoyo de los viejos dirigentes traidores de siempre, para salvar las ganancias de las patronales a costa de que la crisis la paguemos nosotros.
Luego de la derrota propinada al gobierno a través del voto y las elecciones, los trabajadores tenemos que organizarnos para derrotar el ajuste en nuestros lugares de trabajo y estudio, en los barrios y en las calles. Porque mientras a nosotros nos quieren hacer creer que Macri es el cambio o que si no gana Scioli se viene la derecha, ellos empiezan a tejer alianzas y acuerdos con quienes hasta ayer eran irreconciliables para conquistar apoyos y ganar el ballotage.
Enfrentar el ajuste comienza por no caer en la trampa del “voto útil”. Hay que darle la espalda a estos candidatos votando en blanco en el ballotage.
Este es el único voto útil para los trabajadores, ya que estaremos alzando nuestra voz y advirtiéndoles que gane uno u otro los trabajadores estaremos en pie de guerra para enfrentar sus planes de ajuste. El voto en blanco es un voto a la pelea por el salario, contra los despidos y suspensiones, contra el impuesto al salario, por el no pago a los buitres de la deuda, para que se vayan las multinacionales que explotan nuestro suelo y para terminar con la trata y todo tipo de violencia hacia la mujer trabajadora.
Por eso, desde el PSTU en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores llamamos a enfrentar el ajuste desde ahora, votando en blanco y organizándonos en los lugares de trabajo y estudio para exigirle a la burocracia sindical que rompa sus acuerdos con los candidatos patronales y convoque a un plan de lucha.
A su vez, es necesario que todos aquellos compañeros, cuerpos de delegados, comisiones internas o direcciones de seccionales combativas que han protagonizado importantes luchas y que son referencia para muchos trabajadores que quieren enfrentar el ajuste, se pronuncien y se sumen a una gran campaña unitaria de organizaciones políticas, sociales, sindicales, de derechos humanos, etc. por el voto en blanco en el ballotage.

Notas
1 http://www.lanacion.com.ar/1674126-macri-explico-su-plan-economico-en-eeuu
2 http://www.eldia.com/el-pais/rabolini-auguro-que-scioli-cumplira-con-los-fondos-buitre-89051
3 http://www.cronista.com/elecciones2015/-Scioli-Macri-y-Massa-presentaran-sus-propuestas-de-gobierno-en-el-Council-of-the-Americas-20150814-0105.html
4 http://www.lanacion.com.ar/1836591-una-idea-generalizada-que-refuto-a-scioli-no-hay-tiempo-para-gradualismo
5 http://www.perfil.com/politica/La-desafortunada-frase-de-Scioli-sobre-el-presunto-caso-de-violencia-de-genero-de-Ottavis-20151015-0066.html
6 http://www.infojusnoticias.gov.ar/nacionales/buenos-aires-cierran-programa-de-atencion-a-victimas-de-violencia-sexual-2819.html

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

30 octubre, 2015

Artículos relacionados

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

Desde el pedido de condena a Cristina Fernández de Kirchner (CFK) por parte del fiscal Diego  Luciani, la figura de la Vicepresidenta se ubicó en el centro de la escena política nacional. Con el atentado del jueves 1º esto aumentó exponencialmente. El oficialismo que...

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

Cristina Fernández viene sosteniendo que las distintas causas judiciales sobre corrupción en la obra pública en la provincia de Santa Cruz son parte en realidad de una persecución política sobre ella. Sería, según argumenta, un ejemplo de “lawfare” (1).   Es cierto...