Cristina, ¿defiende la soberanía?

Escrito por Lorena Cáceres

9 octubre, 2014

“Estamos dispuestos a discutir, no somos cerrados, pero por favor, si hemos logrado lo que nadie había logrado, Néstor, primero, en el año 2005, cuando obtuvo que el 76 por ciento de los acreedores de la Argentina le aceptaran aquel canje; al año siguiente, cuando pagó totalmente la deuda del FMI que nos permitió adquirir autonomía en nuestras decisiones políticas y económicas; luego más tarde, en el año 2010, cuando completé el segundo canje y llegamos al 92,4 por ciento de los acreedores. Más tarde cuando negociamos con Repsol, recuperamos nuestra YPF y logramos llegar a un acuerdo, luego de negociaciones. Luego, de que logramos aquel acuerdo con Repsol, que nadie daba por sentado que lo lográbamos, al contrario apostaban a que nos iba a ir mal, que no íbamos a poder pagar, que no íbamos a poder acordar y acordar, y luego – más tarde- también negociamos y acordamos con 19 ministros de Economía de la Unión Europea, para hacer frente al pago del Club de París. ¿Cómo que no sabemos negociar? Lo que no sabemos es traicionar que es otra cosa, una cosa es negociar y otra cosa es traicionar, no se confundan los verbos, nosotros tenemos claros cuáles son los verbos y estamos dispuestos a debatir, a debatir y a negociar, pero en un marco de legalidad, de legitimidad, de buena fe, y de sustentabilidad de una deuda”1.

 

Estas palabras las pronunció la propia Cristina en uno de los patios de la Casa Rosada repleto de militantes que aplaudieron con fervor esta afirmación, entonces nosotros nos vemos obligados a estudiarlas y debatirlas con esos militantes y con un sector importante del pueblo argentino que tiene expectativas en que este Gobierno “enfrente” a los depredadores internacionales.
Es cierto lo que dice Cristina de que ellos han sido pagadores ejemplares y que cumplieron con todos sus compromisos con los buitres de diferentes tipos. Lo que pasa es que la crisis mundial es muy grande y el imperialismo viene por más. Griesa es expresión de esta nueva política de apriete imperialista. ¿Frente a ello, las denuncias y los roces de Cristina con Griesa significan una verdadera defensa de la soberanía?
Resulta muy extraño afirmar que se han pagado 190 mil millones de dólares de compromisos extranjeros y a la vez pregonar que se defiende la soberanía. Entregar casi hasta el vaciamiento nuestras reservas del Banco Central o nuestros recursos naturales (Vaca Muerta) no es bajo ningún aspecto defender la soberanía. Para hacer esto de manera consecuente deberían evitar que a nuestro pueblo lo sigan expoliando los países que quieren colonizarlo, y no entregando cada vez más. Desde los más importantes medios de comunicación oficialistas (TV Pública, Página12) se ha hecho mucha propaganda en estos últimos días sobre la ilegitimidad de la Deuda Externa, es curioso que denuncien que la deuda la causaron los militares golpistas como parte de un plan global de colonización latinoamericana y que nos planteen que el modo de romper eso es pagando hasta el último centavo. Le preguntamos entonces a la Presidenta, si usted nos dice que esa deuda no es nuestra ¿por qué nos insta a “honrarla”?
¡Patria sí, colonia no! gritaba eufórica la audiencia kirchnerista tanto en el Salón de las Mujeres como en los patios, Cristina hizo referencia entonces a esa consigna para dedicarla a los tan nombrados fondos buitre, surgen por lo tanto nuevos interrogantes, ¿no fue el propio Néstor el que le dio jurisdicción a los tribunales de Nueva York cuando hiciera el canje con los Holdouts? ¿No fue acaso la política de colonización la que permite que Griesa exija casi hasta el delirio el pago completo? El sometimiento a jurisdicciones extranjeras del canje de bonos implica para la Argentina renunciar a la oposición de inmunidad soberana2, es decir que el propio Gobierno entregó hace ya casi diez años la soberanía que ahora reclama. Aunque quiera darle vuelta y vuelta al asunto, son ellos mismos los que generaron esta situación.
En nuestro país hay muchos caranchos, muchos tenedores locales de bonos que quieren que el fallo yanqui se aplique, muchos sectores empresariales y agrarios que quieren seguir ganando cada vez más, pero explicar esto como “golpes especulativos para voltear al Gobierno” es reírse en la cara de quienes trabajamos diariamente muchas horas y poco podemos hacer para comprar dólares. Decir que nos quieren hacer creer que todo está mal o que no hay trabajo cuando no es así, es una burla. La inflación abrupta la sentimos en nuestros bolsillos sin que nadie nos meta ningún cuento, también las suspensiones y despidos los sufrimos en carne propia. Ni hablar que cuando salimos a pelear en respuesta a este ataque el gobierno “Nacional y popular” a través de su brazo ejecutor Berni, nos reprime muy fuertemente, no así a los empresarios que vacían nuestros recursos como por ejemplo Cirigliano en la fábrica Emfer-Tatsa.

 

Defender la soberanía enfrentando el ajuste

Es indignante que, a la vez que anuncian que las escuelas de la provincia de Bs. As. que tengan hasta 1000 alumnos recibirán por mes 1246,62 Pesos (menos de $13 por alumno) como fondo escolar, la presidenta informa por Cadena Nacional “Hoy, se han depositado 162 millones de dólares, saben que hemos abierto 2 cuentas, una para los deudores reestructurados del año 2005 y 2010 y otra, para los holdouts, o sea, para el 7,6 por ciento que no ingresó porque no quiso[…], 161 millones de dólares en el Nación Fideicomiso que serán depositados también en las cuentas del Banco Central para los bonos legislación de Nueva York y de Inglaterra.”3
Volvemos a la pregunta inicial, ¿esto es defender la soberanía? Lejos de los cánticos aguerridos y de algunas confusiones lógicas, esto es una profundización del camino a la colonización del país, no es un enfrentamiento discursivo hacia “el norte” como podremos lograr que nuestro país vuelva a ser independiente, así como lo logró en 1810. La soberanía y la independencia no son conceptos retóricos para subir las encuestas o contentar a la militancia, son derechos del pueblo argentino que sólo se obtendrán definitivamente con el verdadero enfrentamiento a esta política colonizadora. Ni el Gobierno, ni la oposición patronal de Massa, Binner, Macri, etc. lo hará, porque el primer paso sería enfrentar el plan de ajuste que todos ellos sostienen. Los sucesivos gobiernos burgueses fueron perdiendo la soberanía lograda en 1810. Somos los trabajadores y el pueblo los que debemos organizarnos para dar la pelea por la segunda independencia, los que debemos obligar a los sindicalistas traidores a que dejen sus alianzas electorales y se pongan a la cabeza de esta lucha. Tenemos que hacer lo que tantas veces los trabajadores han dicho, esta pelea la tenemos que dar “con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”, esa es la única manera para que no sigan descargando la crisis sobre nuestras espaldas, para enfrentar verdaderamente a los buitres y para que en realidad tengamos soberanía sobre nuestros recursos naturales, alimentos, salud y educación.

 

Notas:
1 http://www.presidencia.gob.ar/discursos/27984-saludo-a-los-jovenes-militantes-en-los-patios-de-casa-de-gobierno-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion
2 La Nación 6/10/14
3 http://www.presidencia.gob.ar/discursos/27986-acto-de-anuncio-de-la-creacion-de-la-secretaria-de-acceso-al-habitat-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por Lorena Cáceres

9 octubre, 2014

Artículos relacionados

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

La carestía de vida afecta a cada hogar en este país, la inflación mensual no da tregua   Mientras las cúpulas de las centrales obreras brillan por su ausencia en los reclamos diarios de recuperar todo lo perdido en estos años, a pesar de ello, se vienen...

EL HAMBRE SE PUEDE EVITAR

Tanto las cumbres imperialistas, como la de Davos, o como las propuestas que plantean los gobiernos, aún los sectores que dicen querer hacer un capitalismo “más humano”… “en el que ganemos todos”, a lo sumo proponen aplacar mínimamente la hambruna presente y futura....