Cristina llamó a no movilizar

Escrito por Matías Martínez

20 julio, 2017

La ausencia de los diputados y dirigentes kirchneristas el día del desalojo de la planta de Pepsico en Florida ha generado sorpresa y hasta malestar entre muchos compañeros que simpatizan con el gobierno anterior, actualmente nucleados en la Unidad Ciudadana. Fueron miles los mensajes de solidaridad y el pedido de movilizar en apoyo que brotaba desde las bases de los sindicatos y organizaciones sociales, obligando a varios de sus dirigentes a tener que hacerse presentes, como Roberto Baradel del SUTEBA o “Beto” Pianelli del subte.

La propia Hebe de Bonafini ha tenido que salir a pedir perdón “por los que no fueron”, manifestando su enojo con los dirigentes que no ponen el cuerpo contra la falta de trabajo porque están más “preocupados por las PASO” (1).

Pero debemos ser claros en el debate. Porque los dirigentes kirchneristas ausentes no hacían otra cosa que seguir las instrucciones de la “jefa”, que días antes se había reunido con los dirigentes de la Corriente Federal de la CGT para pedirles que suspendan la marcha convocada para el próximo 7 de agosto y que “el esfuerzo de la movilización se convierta en fuerza para una gran votación” en las legislativas (2).

Y hay que decir que todavía la ex presidenta jamás se ha pronunciado ni se ha acercado a llevarles la solidaridad a los trabajadores, ni siquiera luego de la represión, y tampoco se la ha escuchado alzar la voz contra la represión a los docentes del día anterior en la provincia de Santa Cruz, por parte de la policía de Alicia Kirchner que no les paga los salarios.

En estos temas hay que ser categóricos, debemos permanecer firmes y mantener la coherencia en nuestras posiciones: hay que repudiar la represión a los trabajadores que enfrentan el ajuste en todos lados, venga del gobierno que venga, sin ocultar lo que está pasando.

¿Solo votando en las PASO es la forma de resistir el ajuste?

“Así no se puede seguir” es el eje de campaña de Cristina en estas elecciones. Indudablemente, somos miles los que sentimos que esto no da para más y que Macri se tiene que ir ya mismo.

Pero para ello no podemos esperar al 2019 para que se vaya. Porque mientras eso pasa las fábricas van a seguir cerrando y nuestras familias van a morirse de hambre.

No hay que caer en la trampa de que hay elecciones para no movilizarse. Ese fue el mismo argumento que utilizaron los traidores del Triunvirato de la CGT para llamar a movilizar contra el gobierno ¡¡40 días después!!

Mientras tanto los que luchan se quedan solos peleando y el ajuste avanza complicando el panorama. Por ello, para actuar “en defensa propia” no alcanza con votar. Invitamos a todos los compañeros y compañeras que más allá de su simpatía con el kirchnerismo quieran realmente enfrentar el ajuste a que le exijan a sus dirigentes a que rompan la tregua y salgamos a las calles a pararle la mano a Macri.

 

(1) Ver nota completa en https://www. clarin.com/politica/hebe-bonafini-criticodirigentes-desalojo-pepsico-pido-perdon_0_BJlzcHSBZ.html

(2) Ver nota completa en http://www. ambito.com/889289-cristina-pidio-quese-suspenda-la-marcha-de-trabajadoresdel-7-de-agosto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Matías Martínez

20 julio, 2017

Artículos relacionados

SACAR CONCLUSIONES DEL 2022, PARA PREPARAR EL 2023

SACAR CONCLUSIONES DEL 2022, PARA PREPARAR EL 2023

2022: luchas obreras y mayor entrega del Gobierno al imperialismo   Ha pasado casi un año con una situación en la que continuó la tendencia de la pandemia, en la que los ricos se hicieron más ricos y los pobres nos fuimos haciendo más pobres. A pesar de las...