«¿Dónde está Santiago Maldonado?»

Escrito por pstu

31 agosto, 2017

Un mes sin Santiago. Un mes desde que lo desaparecieron en democracia. No se hizo “humo” como publicó Clarín, ni se fue a pasear a Entre Ríos como quisieron mostrar en los medios. Fue visto por última vez cuando lo subían a un camión de Gendarmería Nacional en medio de la represión al Pu Lof Cushamen en Chubut, una comunidad mapuche. El gobierno responde con vergonzosas campañas para desviar la atención y criminalizarlo a él y a los mapuches que fueron reprimidos. Hoy más que nunca tenemos que movilizarnos para que aparezca Santiago y paguen los responsables.

Por la enorme presión que genera la solidaridad popular y la lucha de la familia Maldonado, luego de tres semanas, la Justicia tuvo que cambiar la carátula de la causa 8232/2017 a “desaparición forzada”. Dos testigos declararon haberlo visto cuando lo subían al unimog de Gendarmería, en el terreno se encontró su gorra y recientemente se difundió un video que prueba que estuvo durante la represión. También hallaron una soga, cabellos y restos de sangre en el escuadrón 35 de GNA. Los últimos días se requisaron 65 computadoras y teléfonos de los gendarmes que participaron del operativo. 

El gobierno es responsable: Bullrich tiene que renunciar 

La Ministra de Seguridad del gobierno de Macri, Patricia Bullrich, es la responsable por el accionar de Gendarmería la tarde que desaparecieron a Santiago. Desde entonces cada aparición mediática ha sido para intentar desviar la investigación y defender a la Gendarmería. El Gobierno intenta imponer que la lucha por la aparición de Santiago es una campaña “K” y así pretende eludir su responsabilidad. Llegaron al ridículo de pretender tener su propio “desaparecido” con el policía Alvarenga, que terminó siendo encontrado jugando en el Hipódromo de Palermo. 

Los medios se hicieron eco del delirante discurso de que a los mapuches los financian desde Inglaterra repitiendo el título de “terroristas”. Lanata en una entrevista al líder mapuche Jones Huala (donde éste dejó muy mal parado al periodista) llegó a compararlos con el ISIS. Todo vale para intentar salvar al Gobierno de lo que puede ser una herida mortal. Bullrich tuvo un fallido y dejó escapar que está “el bando que quiere encontrar a Maldonado y el bando de los que no queremos encontrar a Maldonado”. ¡Este personaje no puede seguir un minuto más en su cargo! ¡Bullrich tiene que irse, debe ser investigada! ¡la cúpula de gendarmería debe ser removida e investigada! ¡los responsables deben ir presos! 

El grito por Santiago se hace escuchar 

La desaparición de Santiago Maldonado entró en cada casa y lugar de trabajo, aún a pesar de la campaña en contra y la persecución a los docentes que plantearon el tema con sus alumnos. La necesidad de hacer correr la voz, de exigir su aparición, inundó las redes sociales con miles de personas repitiendo un mensaje “¿dónde está Santiago?” y una gran cantidad pidiendo la renuncia de Bullrich. Equipos de fútbol saliendo a la cancha con banderas por Santiago, bandas de rock pidiendo por él en sus recitales, personalidades, famosos y músicos como Ismael Serrano replicando el mensaje. En España, Portugal, Brasil, Chile y varios países más se realizaron movilizaciones, actos y se emitieron mensajes por la aparición de Santiago. Los trabajadores y el pueblo quieren saber dónde está Santiago y también que paguen los responsables de haberlo desaparecido como si estuviéramos en la dictadura. 

Mover cielo y tierra 

Las masivas movilizaciones unitarias por Santiago son el primer paso de un camino a seguir. La enorme solidaridad que se expresa en carteles, afiches y mensajes la tenemos que convertir en una herramienta de lucha. La CGT que denunció su desaparición en el acto del 22 en Plaza de Mayo tiene la obligación de lanzar un paro nacional y plan de lucha ante este terrible hecho. La CGT, CTA, CTERA (que hizo campa- ña en las escuelas), AGTSyP y diversos gremios que convocan a marchar y difunden la búsqueda de Santiago, tienen en sus manos la posibilidad de impulsar paros y acciones para ir hasta el final hasta lograr la aparición de Santiago, la renuncia de Bullrich y la cúpula de gendarmería y que paguen todos los responsables. 

Nos tenemos que organizar para participar en la marcha del 1° y exigir que los gremios tomen la campaña nacional e internacional que ya empezó a rodar: juntando firmas, pronunciamientos, realizando pintadas y murales, organizando comités en los lugares de trabajo para continuar la difusión hasta que Santiago aparezca. Basta de tregua con el gobierno de Macri. Los sindicatos tienen que salir al paro. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

31 agosto, 2017

Artículos relacionados

LA UNIDAD DE OCUPADOS Y DESOCUPADOS POR UN NUEVO ARGENTINAZO

LA UNIDAD DE OCUPADOS Y DESOCUPADOS POR UN NUEVO ARGENTINAZO

Los movimientos sociales volvieron a tomar un rol protagónico en la escena política argentina. En los primeros meses del año más de cuatro mil piquetes dejaron en evidencia la desocupación y la pobreza. Frente a esto, Javier Milei lanzó el “Movimiento Antipiquetero...

GUZMÁN SE FUE, EL FMI SIGUE

GUZMÁN SE FUE, EL FMI SIGUE

Finalmente, Martín Guzmán renunció de forma sorpresiva. Fue sorpresivo no porque no estuviese profundamente cuestionado en la pelea interna del Frente de Todos, sino porque esa situación era así desde hace meses, y que ya parecía parte del panorama.  La crisis...

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

La carestía de vida afecta a cada hogar en este país, la inflación mensual no da tregua   Mientras las cúpulas de las centrales obreras brillan por su ausencia en los reclamos diarios de recuperar todo lo perdido en estos años, a pesar de ello, se vienen...