El techo del gobierno se le cayó en la cabeza a Caló

Escrito por pstu

27 junio, 2015

“Mi compañeros me quieren colgar del obelisco” dijo Caló hace un mes mientras amagaba con paros que nunca llevó adelante. Estaba haciendo circo para descomprimir la bronca y cerrar las paritarias abajo del techo que pidió el gobierno. Sin dudas las ganas de colgarlo del obelisco siguen estando. Por eso muchos metalúrgicos paramos el 9/6 contra la postura de los directivos. La victoria de los aceiteros y otros gremios que hicieron volar por los aires el techo salarial de Cristina y Scioli no sólo dejó mal parado a Caló y demás perros falderos de la Casa Rosada, sino que nos muestra que si nos organizamos y peleamos la podemos ganar. Por eso la presión que empieza a empujar desde las fábricas y algunos plenarios de delegados está obligando, por ejemplo, a Urbano de Córdoba a pedir la reapertura de paritarias y a Oscar Martínez a movilizar en Río Grande en reclamo de un 32% de aumento y la efectivización de los contratados.

El modelo Nac&Pop al servicio de la ganancia de los empresarios

Atrás de la discusión salarial se esconde el plan económico de ajuste a los trabajadores. La crisis económica mundial entró en el país, y el imperialismo yanqui y europeo aprieta a los trabajadores de América Latina a través de sus socios políticos: los gobiernos nacionales. Por eso la pelea por el salario no es sólo una pelea gremial, es una pelea política. Cristina fue clara: no iba a aceptar ningún acuerdo salarial con un 3 adelante. Así el Gobierno Nacional le garantiza a las empresas sus ganancias a través de leyes, de la policía, gendarmería, prefectura, el Ministerio de Trabajo y la colaboración los dirigentes sindicales vendidos. Caló obedeció y nos engrampó un 25,3 % anual de aumento y entregó derechos legalizando la precarización laboral con la nueva categoría de “ingresante”. También lo viene dejando claro Oscar Martínez en Río Grande, que a pesar de llamar a movilizar por las paritarias legalizó contratos basura (“personal de planta discontinua”, etc.) y viene dejando pasar despidos sin mover un dedo. Por eso el rechazo que tuvo en las urnas estas últimas elecciones en Tierra del Fuego, donde perdió y no va a renovar su banca como legislador. Aún así, hay patronales que intentan bicicletear el retroactivo, como Degeorgis (Córdoba) o Basso (Rafaela, Santa Fe) donde los compañeros respondieron con medidas de fuerza.

Organicémonos en las fábricas y seccionales para pelear en todo el país por la reapertura de paritarias

Las asambleas son cosa rara en los trabajos Porque las seccionales y los delegados vendidos no quieren que nos juntemos a discutir nuestros problemas y como solucionarlos. Nos quieren mansos en las líneas haciéndoles el laburo a los patrones. Tenemos que recuperar las asambleas exigiéndoselas a los delegados. Y sumarnos a la pelea de los compañeros de Córdoba y Río Grande. Para eso hay que votarle a los delegados que vayan a las seccionales a exigir congresos de delegados, para organizar de conjunto la bronca que hay en las fábricas y darle forma en un plan de lucha en apoyo a los conflictos. Por la reapertura de paritarias en todo el país, por la efectivización de todos los contratados, y por todos los reclamos postergados hace tantos años: asignaciones familiares sin topes ni escalas; no al Impuesto a las Ganancias sobre nuestros salarios: que se hagan cargo las empresas; no a las suspensiones y despidos: reparto de las horas laborales sin reducción salarial; pago del 40% por zona desfavorable en las seccionales patagónicas; no a la discriminación de las compañeras: igual salario por igual trabajo; etc. A lo dicho por la jefa de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, Isabel Martínez, de que “este intento de reapertura es que no están cumpliendo con el acuerdo y están atentando contra la paz social” tenemos que responderle que los que atentan contra la paz social son ellos, pretendiendo que vivamos con salarios de miseria o empujándonos a la desocupación.

Basta de dirigentes vendidos, estas elecciones votemos trabajadores que luchan

Urbano de Córdoba está con De la Sota- Massa. Caló está con Cristina y llama a votar a Scioli, en Vte Lopez bancan a Massa, Gdansky de Matanza es diputado K y si nos ponemos a ver, todos los dirigentes sindicales están con algún candidato o ligados a algún partido político patronal. Scioli, el ex menemista, y candidato del kirchnerismo, que no le paga a los maestros en la provincia, ya fue a EEUU a decirles que les va a pagar todo a los fondos buitres. Lo mismo dice Macri y Massa. Esa es la Argentina que quieren. Con trabajadores laburando por dos pesos para las grandes multinacionales, engordando a los buitres estafándonos con una deuda externa que pagamos de nuestro bolsillo. Los Caló, Belén, Cattaneo, Furlan, Urbano, Gdansky y Oscar Martinez, por nombrar algunos, apoyando a esos candidatos apoyan el ajuste y la entrega de nuestro país, que sólo cierra con represión.. Por eso necesitamos nuevos dirigentes sindicales y políticos. El PSTU es parte de las listas del Frente de Izquierda y los Trabajadores, con candidatos como Hugo Navarro, delegado metalúrgico de zona Sur, y muchos luchadores más que pelean junto a nosotros todos los días.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por pstu

27 junio, 2015

Artículos relacionados

ELECCIONES NACIONALES EN UTA

ELECCIONES NACIONALES EN UTA

El 1 y 2 de diciembre, se realizarán las elecciones en UTA. Se presentarán 3 listas: la Celeste y Blanca, capitaneada por el histórico burócrata Roberto Fernández, actual secretario general del gremio. Mas cercano a la conducción Cegetista de  Daer y Acuña, se...

FERROVIARIOS : ACUERDO A LA BAJA

La paritaria ferroviaria cerró con un acuerdo muy desfavorable para los trabajadores, muy por detrás de la inflación. Consiste según el Sindicato en un 98 % de aumento. Pero, sin las sumas no remunerativas desde principio de año, sólo llega al 72 % cuando la inflación...