En estas elecciones, ¡dé un voto por el Fuera Temer y Fuera todos ellos!

Escrito por PSTU Brasil

20 agosto, 2016

La campaña de las elecciones municipales comenzó el 16 de agosto. Aunque sea para elegir concejales y alcaldes, estas elecciones estarán cruzadas por el tema nacional. Eso porque estamos en medio de una de las mayores recesiones de la historia y una crisis política de iguales proporciones.

Desde 2014 hasta el fin de este año, el Producto Interno Bruto (PIB), la suma de todas las riquezas producidas por el país en determinado período, habrá retrocedido casi 9%. Es una crisis profunda, que no tiene fecha de finalización. Y, claro, los trabajadores y los más pobres son quienes pagan la cuenta con el desempleo, la inflación, la falta de vivienda y el caos en los servicios públicos.

Lo que no estaba en el script

Parte de esa situación es la crisis del gobierno del PT y la caída de Dilma, provocadas por la ruptura de la mayor parte de la clase obrera y de la población. El problema es que el gobierno Temer, una gran improvisación de la burguesía, que apostó todas sus fichas en Dilma hasta el final, es un gobierno débil y cuestionado.

Al mismo tiempo, la burguesía y el imperialismo están con la cuenta en la mano, cobrando de Temer medidas más duras para la crisis. El gobierno, junto con el Congreso, no medirá esfuerzos para atender esos pedidos. Ellos quieren atacarnos, pero tienen un problemón en las manos: un gobierno débil y un Congreso Nacional, así como todo el sistema político, ampliamente repudiado.

¡Fuera Temer! ¡Fuera todos ellos! La principal tarea en estas elecciones

La campaña del PSTU estará al servicio de las luchas de los trabajadores y de los sectores oprimidos. Va a defender el “Fuera Temer” y “Fuera todos ellos”, pues no basta cambiar de alcalde y dejar a Temer y este Congreso Nacional desempleando, sacando derechos, y a los gobernadores y alcaldes privatizando la salud y la educación.

Los candidatos del PSTU van a defender una salida obrera y socialista para la crisis, para que sean los ricos los que paguen por ella. Para garantizar empleo, salario, salud y educación públicas, transporte público y de calidad, y vivienda, es preciso enfrentar a los dueños de los bancos, de las fábricas y de las constructoras, que son también los dueños de las ciudades.

Es preciso enfrentar a los ricos y poderosos, no pagar la deuda a los banqueros, estatizar sin indemnización el transporte colectivo garantizando tarifa cero, estatizando también toda la red de hospitales, clínicas y escuelas privadas, garantizando salud y educación públicas para todos y garantizando, además, un plan de obras públicas que genere empleos.

Para hacer eso, es preciso poner a las ciudades en las manos de los trabajadores y del pueblo pobre, de las mujeres trabajadoras, de los negros y de los LGBT’s.

No repetir los errores del PT

Estas elecciones se dan luego de la caída de Dilma. Eso pasó porque los trabajadores rompieron con el PT no por una supuesta ola de la derecha contra un gobierno progresista. Dilma cayó por los propios errores del PT, que se alió a los banqueros y empresarios y traicionó a la clase.

La izquierda no puede repetir los errores del PT, como lamentablemente viene haciendo el PSOL. Las alianzas con partidos burgueses y el financiamiento de empresas, en la lógica del vale-todo para elegir, llevó al PT adonde está ahora.

El PSOL, cuando presenta un programa que no contraría a los ricos, repitiendo el “gobernar para todos” que orientó al PT, prepara nuevas desilusiones. O cuando se alía al PPL, como Luciana Genro en Porto Alegre, o al PDT y al PV, como en las elecciones en Belém, o a la Rede en Rio de Janeiro, o cuando Marcelo Freixo recibe dinero de empresas, como la empresa responsable por la demolición de la Villa Autódromo [en los alrededores de la Villa Olímpica construida para los Juegos Rio2016], en 2012, apunta para el mismo camino que el PT.

¡Los trabajadores deben gobernar! Las ciudades para los trabajadores

Que esos políticos que están ahí no sirven, es algo cada vez más comprendido por las personas. Pero, ¿a quién poner en su lugar? Para el PSTU, el cambio no vendrá de las elecciones, Primero, porque las elecciones son un juego de cartas marcadas montado para atender los intereses de los patrones. Gana aquel que tenga más dinero o más tiempo de televisión, garantizado por esa legislación antidemocrática. Segundo, porque el propio parlamento es una institución que funciona para mantener todo como está.

Incluso así, es importante que los revolucionarios participen de las elecciones para presentar un programa socialista y ser un punto de apoyo a las luchas. Así como elegir parlamentarios, poniendo un portavoz de los trabajadores en pleno parlamento burgués. Un parlamentario que pueda denunciar esa farsa de democracia ahí dentro, divulgar y apoyar las luchas de la clase. Pero, la actuación parlamentaria por sí sola no va a garantizar los cambios que queremos.

Hoy, en la práctica, los dueños de las fábricas, de los bancos, de las contratistas y las grandes empresas son los que gobiernan las ciudades. Es preciso dar el poder a los trabajadores y al pueblo pobre, constituyendo y reconociendo como instancias de deliberación política consejos populares electos en las comunidades, en los barrios, lugares de trabajo y estudio, con reglas definidas por la propia comunidad.

El PSTU defiende que los consejos populares tengan más poder que la Cámara de Concejales, que sus consejeros sean electos en asambleas populares en los barrios y que puedan ser revocados en cualquier momento, en cualquier asamblea mensual. Deben existir debates públicos, encuentros y congresos con delegados electos en los barrios y regiones de toda ciudad que, con las propuestas previamente debatidas, definan qué hacer. Esos delegados serán obligados a prestar cuentas regularmente en las asambleas. Los consejos populares deben controlar y poder decidir sobre 100% del presupuesto del municipio y sobre todo el funcionamiento de la ciudad.

¿Pero no son medidas muy profundas para ser discutidas en una elección municipal? Una gestión socialista podría transformar las ciudades en puntos de apoyo importantes en la lucha para cambiar el país y el mundo, para derribar ese sistema y a favor de un gobierno de los trabajadores. Cada voto en el 16 en estas elecciones fortalece esa idea.

¿Por qué los revolucionarios participan de las elecciones?

Para Lenin, era una obligación de los revolucionarios utilizar todos los parcos espacios de la democracia burguesa. Eso incluye las elecciones, Pero, al contrario de lo que hacen los reformistas, la actuación de los revolucionarios no debería ser para sembrar más ilusiones en esa falsa democracia. Por el contrario, deberían denunciarla implacablemente y, una vez electos, constituir un punto de apoyo a las luchas, sometiendo su actuación a ellas.

¿Qué hizo el PT y, ahora, repite el PSOL? Alianzas con partidos de la burguesía, financiamiento de empresarios y, en el caso del PSOL, un programa que se restringe a los límites de esa democracia burguesa. O sea, siembran aún más ilusiones en este sistema, refuerzan la idea de que es posible conciliar los intereses de los trabajadores y de los patrones.

El PSTU participa de las elecciones diciendo que es imposible conciliar los intereses de los patrones con los de los trabajadores. O se gobierna para uno, o para el otro. Para atender nuestros intereses, tenemos que derrotar a los patrones, sus gobiernos y sus políticos.

¡Venga con nosotros! El PSTU es un partido diferente

El PSTU es el único partido que no recibió dinero de la Oderbrecht y no está involucrado en escándalos de corrupción. Eso porque actuamos con base en sólidos principios. Para nosotros, la independencia de clase es innegociable. No recibimos dinero de empresarios y no hacemos alianzas con partidos de los patrones.

Participamos de las elecciones presentando un programa socialista y revolucionario. Nuestros candidatos son obreros, trabajadores, negros y negras, estudiantes, LGBTs, reconocidos luchadores, y tienen el compromiso de, si fueran electos, no vivir con los altos salarios y privilegios del parlamento.

¡Ayúdenos en esta campaña! Procure al PSTU en su ciudad.

Artículo publicado originalmente en Opinião Socialista n.° 522, agosto de 2016.

Lea otros artículos relacionados en www.litci.org

Firmá el petitorio
haciendo click en la imagen

noviembre 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por PSTU Brasil

20 agosto, 2016

Artículos relacionados

COP26: DÉCADAS DE «BLA, BLA, BLA» CAPITALISTA

La COP26 está convocada para ocurrir entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre. Pero, antes de ella, ya ocurrieron encuentros preparatorios donde el objetivo era discutir propuestas a ser presentadas en la propia conferencia. Greta Thunberg, la activista del Fridays...

¡DERECHO DE INGRESO A TODOS LOS INMIGRANTES HAITIANOS!

¡DERECHO DE INGRESO A TODOS LOS INMIGRANTES HAITIANOS!

Nuestro partido se solidariza con los inmigrantes haitianos que están siendo brutalizados por el régimen capitalista de los Estados Unidos y con el pueblo haitiano que sufre las crisis más recientes y agudas que afectan a su país. Declaración del Workers’ Voice / La...