En las PASO, votá al Frente de Izquierda y de los Trabajadores

Escrito por pstu

23 julio, 2015

Hoy vivimos en nuestro país los resultados de una política de gobierno que, aunque la intentaron disfrazar de “soberana, inclusiva y popular”, para los trabajadores no fue así. El kirchnerismo, que hoy impulsa a Scioli como futuro presidente, es responsable por el estado deplorable de nuestras escuelas y hospitales, por los miles de puestos de trabajo que se pierden y por la entrega de nuestros recursos a las multinacionales y el pago de la ilegítima deuda externa en éstos 12 años de gobierno. Nos dicen que bajó la pobreza, pero para ellos es pobre una familia que tiene menos de 2500 pesos de ingresos. El que trabaja y tiene una familia al hombro sabe que no son suficientes los 7 mil u 8 mil pesos para llegar a fin de mes. La devaluación del salario, con paritarias que no alcanzan nunca la inflación y con trabajos en negro o precarios que ni tienen aumento paritario, golpea mes a mes la espalda de los trabajadores, más aún a las mujeres, y arrastra a miles de familias a la pobreza. La verdad de fondo, es que han gobernado y gobiernan para los intereses de los patrones locales y extranjeros. En el medio, los platos rotos los pagamos los trabajadores.
Macri, que gobierna la ciudad hace años, no puede ofrecer nada distinto, ni siquiera es el “mal menor” para los que quieren sacar a los K. Él es defensor de pagarle aún más a los buitres de la deuda, de privatizar los sectores públicos y ponerlos al servicio de las empresas (como está haciendo con las escuelas de la capital). Además, su fortuna se construyó a expensas del Estado que pagó las deudas de su padre, Franco Macri, con dinero del pueblo. Massa, que llega deslucido a las elecciones de agosto, se suma al club de los que “dejarían todo como está” o a lo sumo profundizarían aún más la entrega, los despidos y la represión. Sus aliados, enemigos de los trabajadores como el empresario De Mendiguren y el dirigente traidor de Sanidad Daer, no lo dejan mentir.
Todos, de Scioli a Macri, pasando por Massa, son discípulos de Menem, que entregó nuestro país en bandeja en los 90. Todos coinciden, a su manera, en profundizar el ajuste que vivimos los trabajadores, seguir entregando nuestras riquezas y llenarle los bolsillos a los patrones de siempre. Nuestra salida no es por ahí.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores contra el ajuste

El FIT es un frente de partidos de izquierda que se formó en el 2011 ante las PASO y una opción por la unidad de la izquierda que obtuvo un millón y medio de votos y colocó varios diputados. Hoy es el único frente electoral que plantea un programa para que los trabajadores se organicen de forma independiente y terminar con el ajuste. Además, quienes componemos el FIT impulsamos la construcción de esta alternativa desde las luchas. Así reivindicamos la gran lucha de los aceiteros y estamos junto a la dura pelea que llevan adelante los colectiveros de la Línea 60, contra los despidos como las de Cresta Roja y Acindar. Estamos con los docentes, los estudiantes y en la pelea por terminar con la violencia hacia la mujer.
En cada una de esas luchas, el gobierno, los Scioli, Macri y Massa también están, pero de la vereda de enfrente, abrazando a los patrones y a los jueces. Por eso, los trabajadores tenemos que votar nuestra alternativa en estas elecciones.


3 propuestas para un  plan obrero alternativo

 

1. Terminar con el saqueo

Para recuperar y defender nuestra soberanía como pueblo hay que recuperar los sectores más importantes de la economía, hoy privatizados. Sólo así seremos dueños de nuestro futuro. El petróleo, el gas, la industria pesada, los bancos y la tierra deben ser estatizados y puestos a producir bajo control de los trabajadores. No pueden seguir dependiendo de la especulación de las multinacionales, de “cuanto quieren ganar ellos” sino que deben funcionar al servicio de las necesidades reales del pueblo.

2. Romper las cadenas de la dependencia, NO al pago de la deuda

No podremos encarar ninguna “Segunda Independencia” si no terminamos con la fraudulenta e ilegítima deuda externa que socava nuestro futuro. La dictadura le dejó al FMI y los buitres internacionales un “regalito” y a nosotros nos encadenó hasta el día de hoy. Todos los gobiernos que vinieron después (Alfonsín, Menem, De la Rúa y los K) aceptaron esa estafa y nos siguieron condenando. El gobierno actual es el que más pagó y aún así la deuda no para de crecer. Además, a cambio de los prestamos millonarios se privatizaron industrias y se reformaron nuestros planes educativos y de salud al servicio de las empresas. Es hora de terminar con ésta sangría diciendo NO al pago de la deuda y destinando esos miles de millones de dólares a salud, trabajo y educación.

3. Por un gobierno de los trabajadores

Los trabajadores tenemos que ser, por primera vez, los dueños de nuestro destino y para eso no alcanza el voto, tenemos que organizarnos políticamente. Es mentira que sólo servimos para trabajar turnos interminables, que estamos condenados a bajar la cabeza. Eso nos quieren hacer creer los de arriba. Los trabajadores podemos manejar por nuestra cuenta las fábricas, los trenes, los hospitales y las escuelas. Nuestra historia reciente lo demuestra, con las tomas de fábrica y las empresas recuperadas luego del 2001. Y si podemos hacerlo con las fábricas que mueven la economía, ¿por qué no podemos hacerlo con el país?. Tenemos que tomar lo que nos pertenece a los que trabajamos, y sabemos que no lo vamos a lograr solo en las urnas, sino a través de las luchas y la movilización. Los trabajadores podemos gobernar y ése es el único camino hacia nuestra Segunda y Definitiva Independencia: un gobierno de los trabajadores, al servicio de los trabajadores.

Anotate para fiscalizar

Para todo eso no alcanza con votar, pero cada voto ayuda, porque permite que miles de laburantes sepan que es posible organizarse para enfrentar el ajuste. Por eso, te llamamos a votar al Frente de Izquierda y de los Trabajadores, a ayudarnos a difundir las propuestas del frente y a cuidar los votos, anotándote como fiscal con el compañero que te lleva este periódico. Como siempre, los trabajadores corremos con la desventaja de no tener un aparato de millones para nuestra campaña, la hacemos a pulmón y por eso necesitamos tu ayuda para hacer fuerte una alternativa de los trabajadores en éstas elecciones.


La “centroizquierda progresista” es gato por liebre

Hasta no hace mucho los radicales, que hoy van con Macri y el PRO, y un sector de los mal llamados “socialistas” compartían un frente, el UNEN (ARI, Proyecto Sur, UCR y PS). Esa experiencia terminó, como no podía ser de otra manera, estallando en diferentes partidos y proyectos, ya que era un rejunte sin principios. Margarita Stolbizer, que hoy encabeza la lista “progresista” es también resultado de esa experiencia. Su campaña está decorada con lemas como “igualdad y decencia” o “votá con la cabeza y con el corazón”, pero nada dice de como, la igualdad y la decencia y sobretodo la cabeza y el corazón han gobernado en la Santa Fe de Binner y Bonfatti, sus aliados e impulsores.

Santa Fe: “socialismo de los patrones”
En la provincia del “socialismo” quienes mandan son las multinacionales como General Motors y los grandes negociados como el de la industria aceitera. El gobierno firma todos los convenios a su favor, como la construcción del puerto privado de la GM, le da la espalda a los trabajadores despedidos y a la persecución gremial que hay en sus plantas. Los aceiteros estuvieron 25 dias de paro y haciendo piquetes en el puerto de San Lorenzo (Santa Fe) y el gobierno no les dio ninguna respuesta, los amenazó con la policía y defendió los intereses de las empresas exportadoras. Es el gobierno provincial “progresista” el que militariza los barrios, persiguiendo a los jóvenes y criminalizándolos, cuando los narcos continúan con sus negocios con el aval de la justicia, la policía y los políticos. El mismo que pidió miles de gendarmes para instalar un “estado de sitio” con la excusa de los levantamientos policiales. En las últimas elecciones provinciales hubo que presentar infinidad de denuncias y hacer una campaña nacional para que se recontaran los votos de las PASO y así se logró vencer el fraude y que el FIT y varios partidos pasaran el piso proscriptivo. Lo mismo se repitió días después en las elecciones generales, un escándalo.
Por eso, lamentablemente, de progresistas no tienen nada y menos aún de socialistas. Donde gobiernan lo hacen junto a los patrones del campo y la industria, donde no, hacen frente con cualquiera: radicales, peronistas, K, PRO, todos arribistas y ventajista. Tampoco han estado en la vereda de los trabajadores y sus luchas, mas bien han estado en la de enfrente, junto a los negocios y las multinacionales. Necesitamos una alternativa propia, para eso es necesario desenmascarar a los que quieren confundirnos con palabras y adornos, a los que quieren vendernos “espejitos de colores” mientras esconden el sable. Los únicos que pueden defender un socialismo de los trabajadores y pelear por la igualdad son los mismos trabajadores. Por eso te llamamos a votar al Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que es nuestra única alternativa en éstas elecciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

23 julio, 2015

Artículos relacionados

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

La carestía de vida afecta a cada hogar en este país, la inflación mensual no da tregua   Mientras las cúpulas de las centrales obreras brillan por su ausencia en los reclamos diarios de recuperar todo lo perdido en estos años, a pesar de ello, se vienen...

EL HAMBRE SE PUEDE EVITAR

Tanto las cumbres imperialistas, como la de Davos, o como las propuestas que plantean los gobiernos, aún los sectores que dicen querer hacer un capitalismo “más humano”… “en el que ganemos todos”, a lo sumo proponen aplacar mínimamente la hambruna presente y futura....