Entrevista a delegado del Grupo 23: “Se olvidaron lo que pasó en el 2001 y quieren volver a probar cómo es ajustar de una manera salvaje”

Escrito por pstu

8 enero, 2016

Los trabajadores del Grupo 23, al igual que decenas de empresas y establecimientos estatales, están sufriendo un duro golpe a sus condiciones de vida. Están movilizados por la falta de pagos del mes de Diciembre y el aguinaldo a unos 800 trabajadores. Por ese motivo, y porque hay fuertes indicios de intentos de vaciamiento de las redacciones y medios por parte de los empresarios, los delegados y trabajadores se encuentran en estado de alerta y movilización.

Desde el PSTU estuvimos presentes en la asamblea general de trabajadores del Grupo 23. Acercamos nuestra solidaridad, junto a la Comisión Interna de Felfort, y tuvimos una profunda charla con Ezequiel Dolber, uno de los jóvenes delegados del Grupo, de la cual surge la siguiente entrevista.

PSTU: Contanos un poco del Grupo 23, qué es lo que aglutina en general, cuántos son los trabajadores que están en planta y cuántos son colaboradores, como para tener noción mejor del conflicto también.

Ezequiel: Nosotros estimamos que a nivel de planta hay 600 trabajadores, pero es difícil dimensionarlo, porque hay cosas que no llegamos a conocer al detalle. Después hay unos 200 colaboradores distribuidos entre el canal, la radio, Tiempo Argentino… Nosotros particularmente en INFOnews no tenemos la modalidad de los colaboradores por la dinámica de trabajo del portal, pero sí tenemos compañeros que hacen colaboraciones para otros medios del Grupo que les deben las colaboraciones. Lo que nuclea el Grupo, que en su momento fue como uno de los multimedios que el Kirchnerismo quiso armar como nave insigne en su “lucha contra la Corpo”, son las marcas más conocidas, como: CN23, Radio América, Rock and Pop, Splendid, Portal INFOnwes, El Argentino, y por supuesto, Tiempo Argentino, que fue el diario más emblemático durante esta “lucha” contra la Corpo… que bueno, siempre fue una lucha muy entre comillas, porque en las paritarias siempre se sentaron del mismo lado; siempre tuvieron la misma política más allá de lo discursivo. Pero bueno, el Grupo 23 fundamentalmente es eso: un conglomerado de medios que se armó durante el Kirchnerismo para esto. Ahora una aclaración, que parece obvio pero por supuesto que no lo es. Los que nos desempeñamos dentro del grupo somos todos trabajadores, desempeñamos una tarea profesional. Digo esto, porque un argumento que usan para justificar el cierre otras patronales es que somos medios “adictos del gobierno”, que somos todos militantes de La Cámpora. Lo que es completamente falso, somos todos trabajadores de prensa que veníamos de otros medios, que durante todo este tiempo sostuvimos el trabajo, que siempre vendimos un producto periodístico, que chocamos muchísimas veces con la patronal, no sólo por las condiciones de trabajo, sino también por la línea editorial. Eso por supuesto nunca tuvo tanta repercusión, pero por citar dos casos: la Asamblea de tiempo Argentino repudió la tapa

sobre la detención del Pollo Sobrero, que es algo que mucha gente no lo sabe. En INFOnews nosotros sufrimos un caso de censura por el caso Mariano Ferreyra que en su momento también fue una instancia de choque con la empresa. Por lo tanto, nosotros siempre hemos defendido nuestra condición de trabajadores de prensa y nuestra diferenciación respecto de la línea editorial. (…) En el Grupo conviven compañeros que son Kirchneristas, que tienen expectativas en lo que fue ese proceso, como compañeros que son de Izquierda, como compañeros que incluso son Radicales. Y bueno, como te decía antes, desde que asumió el nuevo gobierno rápidamente nos han convertido en la variable de ajuste de esta supuesta crisis. Que tampoco hay que dar por real, eso es importante. No hay nada que indique que efectivamente se cortó la Pauta y entró la crisis. El Grupo cobró los últimos seis años 800 millones de Pauta, más toda la Pauta privada que es mucha. No es verdad que no había pauta privada. Si uno agarra El Argentino va a ver todas las publicidades de lugares privados. Y a eso se agrega algo más fuerte, que es que todos estos años jamás se hicieron los aportes previsionales a los trabajadores, con la justificación de que el gobierno canjeaba Pauta por los aportes previsionales.

P: ¿Y eso saltó ahora o ya lo sabían?

E: No, no, eso lo sabemos desde hace tiempo con un Boletín Oficial, completamente blanqueado por jefatura de Gabinete. Por lo tanto, ellos se han evitado pagar los aportes previsionales a los trabajadores mediante una moratoria que les dio el propio Estado. Obviamente con el Ministerio anterior con Tomada y con el Ministerio actual ellos siempre han actuado como querían, porque Poligráfica, Diagonales, todo eso fue bajo el Kirchnerismo.

P: Contanos, ¿cómo empieza el conflicto? ¿Hace cuánto?

E: Siempre hubo problemas dentro de Grupo 23 con sectores que la empresa fue achicando o vaciando incluso con el gobierno anterior. Eso es una aclaración importante. No es que esto arrancó ahora con el nuevo gobierno, sino que nosotros hemos tenido conflictos duros previamente. Sin ir más lejos, el año pasado, 2015, tuvimos el conflicto de Poligráfica que era la gráfica del Grupo, que la empresa abandonó. Y bueno, fue todo un reclamo, nosotros estuvimos varios meses en conflicto con los compañeros, que sufrieron una traición muy grande del sindicato gráfico que de alguna manera ahogó la lucha. Previamente a eso estuvo también el vaciamiento de Diagonales, estuvo la venta de Miradas… Por lo tanto, antes hemos tenido conflictos dentro del Grupo, no sólo salariales, sino en lo que hace al vaciamiento y al ajuste. Sin embargo, a partir del momento en que hubo un cambio en la situación política, en la medida que Macri ganó las elecciones, la patronal arrancó con un proceso a gran escala de vaciamiento que se refleja fundamentalmente en que a toda una cantidad de publicaciones dentro del Grupo, que son la revista 7Días, Cielos Argentinos, las ediciones zonales del diario El Argentino, desde noviembre que no les abonan el sueldo y que dejaron de salir como ediciones impresas. Es decir, virtualmente un lockout patronal. A esa situación se le agregó a que al día de hoy prácticamente ningún trabajador tiene abonado el aguinaldo. Y ahora nos estamos adentrando en una situación más grave, porque tampoco se nos ha liquidado el sueldo de diciembre a los trabajadores que sí habíamos cobrado noviembre. Así que estamos frente a lo que nosotros hemos denunciado como

un proceso de vaciamiento. Porque a esto se le han sumado otras medidas, como por ejemplo recortes como que ya no se paga taxi, lo que para un medio periodístico que tiene que hacer coberturas, que tiene que traer invitados, es una forma de vaciamiento. Incluso en algunos momentos llega a situaciones extremas, como se que corte internet por falta de pago. Nosotros, el otro día en la redacción, a modo de anécdota pero quiero decirlo porque ilustra bastante, vino Prosegur a llevarse las alarmas por falta de pago. De hecho en la redacción estuvo habiendo robos, robos llamativos. Por ejemplo, se llevaron computadoras. Una redacción que está 24 horas funcionando… nosotros no tenemos las pruebas, pero creemos que es parte del vaciamiento de la empresa. Al día de hoy nos encontramos en este escenario donde la patronal ha hecho virtualmente un abandono del lugar, donde hay medios que no cobran hace dos meses y viene demorando la liquidación del aguinaldo y el sueldo de diciembre para el resto de los medios en una actitud no sólo irresponsable, sino mostrando que no tiene preocupación por el sostenimiento de los puestos de trabajo. Fundamentalmente como dato hacia los trabajadores, no se trata simplemente de una empresa que argumenta una crisis y frente a eso toma medidas contra los trabajadores, sino de una decisión de dejar morir a los medios.

P: Sabemos que el 2015 se fundó y tuvo el reconocimiento el SiPreBa (Sindicato de Prensa de Buenos Aires). Contanos un poco qué es. Y de la mano de eso contanos hace cuánto sos delegado y hace cuánto estás acá en el Grupo 23.

E: Bueno, voy a tratar de hacer corta la historia del SiPreBa. Nosotros teníamos un sindicato, que era la UTPBA (Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires), que nos tenía completamente abandonados. A partir de 2008, 2009, empezó a haber un proceso de luchas en el gremio de prensa, como fue por ejemplo la lucha contra el cierre del diario Crítica, como fue la reorganización de la comisión interna de Clarín, como fue la lucha contra los despidos en Perfil… Toda una serie de luchas emblemáticas que fueron forjando un nuevo cuerpo de delegados que no existía, que estaba desintegrado. Un cuerpo de delegados surgido por abajo, de las asambleas, de las redacciones. Ese cuerpo de delegados se fue forjando hasta llegar al punto de actuar como la verdadera conducción de los trabajadores, que la UTPBA no reconocía. Durante todo un tiempo actuamos como plenario de delegados autoconvocados. Y tuvimos una conquista muy importante, que fue que en el 2013 logramos una paritaria con paritarios selectos en asamblea y negociamos mano a mano con Clarín, con La Nación. Yo tuve la suerte de ser paritario en esa asamblea que fue una conquista enorme: las patronales y los Ministerios de Trabajo tenían que recibir 25 delegados elegidos por las asambleas y que respondían a las asambleas. Por supuesto eso no era del agrado ni de las patronales, ni de la burocracia, ni del propio Estado, entonces a la paritaria siguiente nos permitieron participar. Esta paritaria del 2013 fue muy importante, porque fue a partir de un plan de lucha de tres meses. Logramos hacer un paro general de prensa después de 38 años organizados por la base, hicimos un acto con 2000 compañeros y ocupamos La Nación… Bueno, todo ese proceso en el 2014, cuando se vuelve a abrir la convocatoria a paritarias, se corta. Los que van como paritarios son los directivos de la UTPBA, reconocidos por las propias patronales. Frente a eso hubo un quiebre, se empezó a discutir la necesidad de tener una organización propia, porque no había posibilidades de recuperar el sindicato. Esto es algo que se debatió a fondo, no es

que no se planteó. Nosotros armamos una lista, dimos toda la lucha, quisimos apurar el padrón, fuimos a la Asamblea de Junta Electoral… y bueno, frente a la imposibilidad y siendo que la enorme masa de los trabajadores de prensa se identificaban con el plenario de delegados autoconvocados, dimos el paso necesario de poner en pie un nuevo sindicato que es el SiPreBa, que nace de un plebiscito que nosotros organizamos en forma militante en las puertas de cada lugar de trabajo y donde votaron más de 2000 compañeros a favor de formar el nuevo sindicato. Esto en condiciones absolutamente represivas, con despidos, con persecuciones. Y aún así logramos hacer el laburo en la puerta de las empresas. Y bueno, formamos el SiPreBa y ahora logramos la inscripción en el Ministerio de Trabajo como resultado de nuestra legitimidad y de nuestra lucha, jamás de la franela. Y ahora está jugando un papel fundamental en el conflicto, acompañándonos, con la solidaridad, con el apoyo, con la convocatoria de otros medios, con el aporte al fondo de huelga… Sin duda nosotros también vemos que la lucha del Grupo 23 está muy vinculada al desarrollo del SiPreBa, tanto para nosotros como para las propias patronales.

(…) Yo trabajo en INFOnews hace cuatro años y soy delegado hace tres. Igual lo mío fue un proceso particular, porque cuando la patronal hizo INFOnews, era el viejo Argentino.com que era prensa. Quedan 20 compañeros. Tomaron 30 compañeros más para formar INFOnews. Yo entré en esa camada. Yo venía despedido de Infobae, por organizar la comisión interna. A los que organizamos la interna nos echaron, pero después que nos echaron a nosotros, la patronal ya no tuvo más margen de acción y tuvo que reconocer a los compañeros que quedaron en la interna. Eso fue muy importante. Cuando se arman los medios oficialistas, como en el gremio de prensa tampoco hay tanta mano de obra, el Kirchnerismo lo armó con muchos de los despedidos que veníamos de otros medios. Incluso te decían abiertamente que acá íbamos a tener derechos, etc., etc. Graciosamente, cuando entramos, la patronal nos mete por SAT (Sindicato Argentino de Televisión). Entonces éramos 20 compañeros de prensa y 30 compañeros de SAT. Y el argumento para que nos quedáramos en SAT era que ganábamos el doble que los de prensa. Porque lo que no quería la patronal era que rigiera para todos el Estatuto del Periodista. Bueno entonces cuando entramos, obviamente esa división era muy notoria, era una cosa insostenible. Lo que quería la patronal era que los de prensa pasaran a SAT. Pero bueno, hubo un proceso unitario de lucha común, donde logramos una gran conquista que fue que nosotros pasáramos a prensa y que nos equipararan el sueldo a todos como SAT. Lo cual fue una gran conquista en su momento dentro del portal, porque logramos que nos unificaran a todos bajo el mejor convenio y además logramos para los compañeros de prensa un aumento del sueldo del 100% en muchos casos. Entonces como resultado de ese proceso, cuando logramos unificar a todos bajo el mismo convenio, hicimos las elecciones y fui elegido como delegado gremial. Y bueno, en el 2013 fui elegido como delegado paritario. Después no fuimos reconocidos para las paritarias siguientes, pero lo que nosotros tratamos de hacer dentro del portal fue promover paritarios de compañeros independientes, de base. Ahora nosotros tenemos el mandato vencido con la interna desde hace un año, porque como la UTPBA no convoca y SiPreBa no tenía la potestad legal, quedamos así. Nuestra idea era, pero obviamente se ha frenado por el conflicto, empezar un proceso de ampliación de la comisión interna, de sumar nuevos activistas, de formarlos en la tarea de organizar y de enfrentar a la patronal. Pero bueno, todo se frenó por el conflicto. Algunos compañeros propusieron que

hiciéramos rápido el proceso para tener los fueros con la empresa, pero nosotros decidimos que no, porque no iba a ser transparente para el activismo. Por más que estuviera justificado. Hacer a las apuradas una Asamblea de Junta Electoral, cerrar a las apuradas la lista de inscripción de candidatos…nos hubiera puesto en una situación que por más que justificada, no era lo mejor. Y nosotros finalmente pensamos que por más fuero o no fuero, lo que nos da la legitimidad es el apoyo y el respaldo de los compañeros y la asamblea. Por lo tanto, hemos postergado eso hasta que termine el conflicto… con la expectativa obviamente de que el conflicto va a terminar bien.

P: Sabemos, porque salió un poco en los medios y también se difundió en las redes mucho, sobre la movilización del otro día que fue a Puerto Madero, que agrupó más o menos 500 personas de las cuales un número importante era de Grupo 23. Hoy tuvieron asamblea general… ¿Cuál es a trazos gruesos la perspectiva en relación a la movilización del otro día? Sé que tienen en mente actos, lanzar un fondo de huelga…

E: Bueno, el acto del otro día fue para nosotros un espaldarazo muy importante para la lucha, porque obviamente la patronal, con este abandono de los lugares de trabajo, apuesta a quebrar y a desmoralizar a los compañeros, apuesta a aislarnos con el apoyo de otras patronales de prensa, porque la única lucha que no se cuenta en los medios es la de los trabajadores de los medios. El acto ha sido muy importante, la asamblea de hoy también es un paso, porque fue una asamblea con corte de calle, con una manifestación. Y resolvimos hacer el fondo de huelga que es una herramienta indispensable para poder sostener a los compañeros que no están cobrando y para difundir la solidaridad en otros lugares de trabajo. Además, resolvimos un acto para la semana que viene en la puerta de la revista 7Días que es uno de los medios que la patronal ha abandonado. La idea es ponerlo de manifiesto y que sirva como un eje de reagrupamiento de esta lucha y desde donde tomar nuevas medidas. Nosotros caracterizamos que vamos a un conflicto largo y complejo, que de ninguna manera es algo que se resuelve de un día para el otro. Estamos frente a una patronal que tiene la voluntad política de vaciar, de descargar la crisis de lleno sobre los trabajadores. Entonces obviamente nos preparamos para un conflicto largo y difícil.

P: Justamente por esto que decís ¿Qué solidaridad han recibido? ¿Con qué sectores se han empezado a poner en contacto tanto en la movilización del otro día como en las diferentes instancias que hubo? Te pregunto a nivel de organizaciones, de partidos y sobretodo de sectores que están en lucha.

E: A nivel de organizaciones, estamos contentos porque logramos el apoyo de un arco amplio. Al acto vinieron diputados del Frente para la Victoria, del PTS, del PO… Dentro de ese arco, también había agrupaciones de lucha antiburocráticas de distintos sindicatos que han sido muy importantes. Y también dentro de los compañeros que también les toca estar en conflicto, tuvimos el acompañamiento de los compañeros que están en lucha del Centro Cultural Kirchner que tuvieron una presencia muy importante en el acto. Nosotros hoy votamos una declaración de solidaridad con los compañeros. Se han acercado los compañeros de Felfort también a darnos su solidaridad. Y obviamente nosotros como política nos hemos planteado la unidad con todos los sectores que están en lucha, porque somos conscientes que si bien estamos en un conflicto

específico con una patronal específica, se está dando en un marco de un ajuste general contra los trabajadores, de despidos, de suspensiones… y por lo tanto nosotros nos ubicamos en el campo de los trabajadores en lucha y de los que están resistiendo el ajuste en términos más generales.

P: ¿Cuál es el rol del Ministerio de Trabajo? Porque el sentido común dice “el Ministerio de Trabajo debería mediar…” y esto ya lleva un tiempo de conflicto, porque estamos en Enero y esto ya lleva los sueldos de diciembre, algunos de noviembre, los aguinaldos…

E: Nosotros fuimos al Ministerio de Trabajo, hicimos muchas presentaciones, nos recibió un funcionario de segunda o de tercera línea, que se comprometió a que iba a ayudarnos con el expediente, que esto, que aquello… pero lamentablemente no hemos tenido ninguna novedad. Lo que nosotros vemos es que de alguna manera se declaran prescindentes, dejan hacer a la patronal. En ese sentido, hay continuidades y puntos de rupturas con el Ministerio de Trabajo anterior. El Ministerio de Trabajo anterior de Tomada jugaba un papel pro patronal, pero de intervención. Es decir, lo que trataba era de desarticular los conflictos con reuniones largas, amansadoras, audiencias… Ahora directamente dejan hacer… Bueno, más en la línea del macrismo de “dejar hacer” al mercado, en ese punto no se puede decir que son inconsecuentes.

P: Ahora que nombraste a Macri, te quería preguntar para cerrar, ¿Qué perspectiva ves del gobierno, más general? ¿Qué perspectiva política? Porque nombraste algunos conflictos, pero podemos enumerar: está el Centro Cultural Kirchner, en el Estado en general hay un despido masivo de los municipios, Grupo 23, está el Subte que hoy estuvo en paro 2 horas, Petroleros, Mineros, sectores de la UOM en las que hay fábricas que están despidiendo directamente, Cresta Roja, lo de Tenaris Siderca del grupo Techint … Esa dinámica que hoy parece un golpe importante ¿Cómo la ves en el futuro? ¿Cómo ves la gobernabilidad del gobierno?

E: Sí, sí. Nosotros tenemos un expresión medio en joda en el laburo, de que es como que la burguesía se olvidó del 2001. Me parece que se olvidaron lo que pasó en el 2001 y quieren volver a probar cómo es ajustar de una manera salvaje y brutal sobre los trabajadores. Yo personalmente creo que el gobierno está jugando con fuego, en el sentido que está provocando una escalada de conflictos. En un mes de gobierno, ha sido muy explícita su orientación a favor de los capitalistas. Porque nosotros lo que vemos es que se devaluó nuestro salario, que aumentaron las tarifas, que a los patrones del campo les sacaron las retenciones, que a los estatales los despiden, que los trabajadores de los medios somos la variable de ajuste… Entonces obviamente veo un escenario de mucha conflictividad. Y considero que el gobierno de Macri es un gobierno débil, y por lo tanto puede sufrir un gran golpe por parte de los trabajadores. Ahora por supuesto que esto es dentro de una consideración personal mía. También tiene que ver mucho con la capacidad de organización y de respuesta del movimiento obrero frente a eso. Porque por el momento lo que son las centrales obreras no están jugando un papel. Y lo que es la “oposición popular al gobierno”, que sería el ala izquierdista del Kirchnerismo, no parece que quiera llevar una oposición en el terreno de lucha de los trabajadores, sino más bien de tipo parlamentarista de cara a un recambio más a futuro de gobierno. Entonces, bueno, si bien hay toda una conflictividad y una

efervescencia social que se puede apreciar y un gobierno débil, al mismo tiempo hay que ver qué ocurre con eso que va a ser fundamental para un desenlace más general de la situación política.

P: Bueno Ezequiel, te agradecemos mucho la entrevista y estamos a disposición y en contacto para lo que necesiten.

E: Gracias a ustedes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

8 enero, 2016

Artículos relacionados

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

La carestía de vida afecta a cada hogar en este país, la inflación mensual no da tregua   Mientras las cúpulas de las centrales obreras brillan por su ausencia en los reclamos diarios de recuperar todo lo perdido en estos años, a pesar de ello, se vienen...

EL HAMBRE SE PUEDE EVITAR

Tanto las cumbres imperialistas, como la de Davos, o como las propuestas que plantean los gobiernos, aún los sectores que dicen querer hacer un capitalismo “más humano”… “en el que ganemos todos”, a lo sumo proponen aplacar mínimamente la hambruna presente y futura....