¡Frente a la hipocresía de la UE, organicemos la solidaridad con los refugiados!

Escrito por Secretariado Internacional LIT CI

17 septiembre, 2015

Europa es solamente uno de los escenarios de la peor crisis humanitaria del planeta en más de 60 años. Según la Agencia de Refugiados de Naciones Unidas, (Acnur) 2015 será el año con mayor número de refugiados de la historia, 60 millones de personas que huyen de las guerras coloniales emprendidas por el imperialismo norteamericano y europeo, o del hambre y de la miseria que resulta de la explotación y opresión del capitalismo imperialista.

Las escenas de barbarie que asistimos en solo europeo contra los refugiados, de la mano de los gobiernos de la UE, no difiere en lo más mínimo de lo que hacen estos gobiernos en los países de donde se originan estas personas. No por eso, son menos indignantes.

Los sucesos que tienen lugar en Hungría, Grecia, Austria e Italia, con miles de madres cruzando con sus hijos las vallas de cuchillas construidas por los gobiernos y huyendo de la policía; la imagen del pequeño Aylan, el niño sirio encontrado sin vida en la costa turca; la “periodista” húngara que patea cobardemente a un hombre con el hijo en brazos, siendo la cara más brutal de los acontecimientos, es asimismo la continuación de la actitud de Merkel, cuando en un programa televisivo dijo sin miramientos a una niña palestina, “regrese a su país”. Este es el verdadero rostro de la Unión Europea imperialista.

En contrapartida a todo esto, surgen masivas muestras de solidaridad en distintos países.Solidaridad surgida espontáneamente, a pesar de los gobiernos europeos, y que apuntan el camino a seguir. Los gobiernos han tenido que reaccionar ante la iniciativa popular. Miles de familias abren sus casas; otras tantas donan dinero, alimentos y ropas. Asambleas, actos y manifestaciones se están organizando en distintas ciudades no solo de Europa sino de todo el mundo y el último día 12 de septiembre miles de personas participaron en manifestaciones por todo el mundo.

Una pequeña parcela de esta catástrofe llega a Europa. En lo que va de año, 137.000 personas han cruzado el mediterráneo. Más de 50 mil han cruzado de Turquía a Grecia, 30.000 de los cuales son sirios que huyen de las bombas y de las armas químicas utilizadas por Bashar al-Assad, el Estado Islámico y los países imperialistas que bombardean la región, todos enemigos de los pueblos.

La UE humilla a los refugiados y la extrema derecha se aprovecha

Las potencias imperialistas europeas (Alemania, Francia e Inglaterra) utilizan la UE como una ampliación de sus fronteras, para evitar y controlar el flujo de personas a sus países. Utilizan la excusa de la lucha contra el terrorismo del EI para dificultar aún más la entrada de refugiados en Europa. En Hungría, el registro de los recién llegados es cada vez más lento y las personas son marcadas con números en la piel, como hacía el régimen nazi con sus prisioneros.

Vale recordar que cuando empieza la ola de barcos en el mediterráneo, los ministros de relaciones exteriores se plantean bombardearlos en la costa de Libia, para “salvar a esta pobre gente de las mafias”. Ante la reacción popular cambiaron el discurso de cara a la prensa. Un discurso totalmente contrario a lo que siguen haciendo: incrementar la represión para “organizar” la entrada. Separados como ganado, los que tienen un oficio que interesa a los gobiernos pueden sobrevivir y los que “sobran” pueden ser devueltos a sus países.

Diversos alcaldes han dicho que solo aceptarán cristianos. Dinamarca ha publicado anuncios en cuatro periódicos libaneses informando que las condiciones para la obtención de asilo en el país se han endurecido. Ha anunciado también el cierre de carreteras y vías de tren por la “crisis humanitaria”. En el Estado español son legales las devoluciones en “caliente”.En definitiva, Europa construye muros y aumenta la represión.

La extrema derecha europea se aprovecha de la situación para radicalizar su discurso xenófobo contra los inmigrantes. En Alemania han ocurrido más de 200 ataques a centros de acogida. Un hombre ha orinado en un niño sirio en plena calle. La extrema derecha europea tiene lazos con los regímenes políticos. En Alemania las formaciones PEGIDA, Alternativa por Alemania (AfD) y el NPD actúan impunemente e, incluso, son financiadas por grandes políticos, empresarios y jueces. En Italia, la Lega Nord se aprovecha del sufrimiento humano para reforzar su propaganda xenófoba y Grillo presta su apoyo al ultraderechista primer ministro húngaro, el constructor de las vallas de cuchillas.

Los Estados Unidos y la UE son los responsables por la crisis actual

Los líderes de la UE proclaman discursos como si nada tuvieran que ver con esta situación. Hablan de catástrofes y guerras como si se trataran de fenómenos naturales, no ocasionados por la política. Esto es la más pura hipocresía. La UE y los EEUU ejercen una dominación política, económica y militar sobre los demás países del globo. Imponen políticas neoliberales, mantienen relaciones comerciales con dictaduras, les venden armas y utilizan las bombas cuando les conviene. La dominación colonial de otrora se ha convertido en la dominación económica y militar de hoy. Es el imperialismo el verdadero responsable por las catástrofes humanitarias.

Mientras tanto, el genocida Assad campa a sus anchas. El dictador sirio, apoyado directamente por Rusia e Irán, alabado por Chávez como “humanista” y hasta hoy apoyado por el gobierno de Maduro, sigue matando impunemente a su pueblo con barriles explosivos y armas químicas. No mide esfuerzos para seguir en el poder y no le importa seguir exterminando a su gente, pues cuenta con el apoyo velado de la UE y de los EEUU, que mientras arman a ISIS, imponen el embargo de armamentos para las verdaderas organizaciones que luchan contra el régimen.

Quienes desconocen el carácter imperialista de la UE y de sus propios Estados, vacilarán en responder a la hipocresía de la UE, eso cuando no trillen el camino de la capitulación. De la crítica formal a la UE hacia sufragar con su voto leyes racistas (el caso de Rifondazione y Sinistra ecológica y liberaría – SEL en Italia) y el apoyo a la construcción de los CIE’s (Centros de Internamiento de Extranjeros). Todo eso viene acompañado de declaraciones sobre las “medidas de control” en las fronteras.

En respuesta a Rajoy, que dijo que “en España, cabemos los que cabemos”, Barcelona y Madrid han sido declaradas “ciudades refugio” por sus respectivas alcaldesas. Para que sea efectiva la medida de “ciudades refugio” y no pase de un mero anuncio para la prensa, no se puede esperar la “buena voluntad” del PP y de las instituciones del Estado que tardan seis años en reconocer un simple pedido de asilo. Mientras tanto, las familias están obligadas a vivir en la calle.Sin desconocer las condiciones impuestas por el Estado Español para acoger los refugiados, las medidas se quedaran en “anuncios”.

Derechos a todos los refugiados

La UE afirma que recibirá aproximadamente 160.000 refugiados este año. Para impedir el ingreso de las personas se saltan sus propias leyes y tratados internacionales. Es suficiente con que se cumpla la Convención de los Refugiados de 1951 que garantiza el inalienable derecho de refugio a quien se lo demande. Objetan que este número totalmente insignificante se debe a la falta de recursos, pero cuando se trató de socorrer a los bancos fallidos por el parasitismo, los recursos abundaron. La verdad es que los recursos sobran: existen 11 millones de viviendas vacías en la UE, existen infraestructuras para acoger a muchas más personas; y si todo esto fuera insuficiente, el BCE debe proveer lo que haga falta. Pero la medida más humanitaria que se puede tomar en los días actuales es el no pago de las deudas pública a un puñado de banqueros. Ahí están los recursos.

La misma cara que reniega y maltrata a los refugiados es la que impone a Grecia un plan de hambre y saqueo, la misma indignación con que repudiamos la política de la UE hacia los refugiados y condenamos el dictado imperialista sobre Grecia, debe asimismo impulsar nuestra lucha contra cada uno de los gobiernos en nuestros países que mantiene sus medidas de ataques a la clase trabajadora. ¡Que nuestra indignación se convierta en lucha!

  • ¡Toda la solidaridad con los refugiados!
  • ¡Llamamos a fortalecer los actos y concentraciones para exigir de la UE un trato digno a los refugiados!
  • ¡No a las cuotas mínimas! ¡Asilo inmediato para todos los solicitantes en las fronteras!
  • ¡Derechos para los refugiados la sanidad, educación y trabajo!
  • ¡Expropiación de las viviendas vacías en manos de los bancos y especuladores!
  • ¡Que el Banco Central Europeo ponga los recursos para una atención digna!
  • ¡Fin de la agencia de fronteras Frontex! Abajo la represión!
  • ¡Solidaridad de clase entre los trabajadores nativos y extranjeros contra los gobiernos de austeridad!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por Secretariado Internacional LIT CI

17 septiembre, 2015

Artículos relacionados