Gran elección del Frente de Izquierda y de los Trabajadores

Escrito por Matías Martínez

12 agosto, 2015

Con amplias zonas del país inundadas como telón de fondo, el gobierno logró imponerse en las pasadas elecciones. Con el 38% de los votos, la fórmula encabezada por Daniel Scioli se impuso en 20 de las 24 provincias del país, sin embargo todavía no tiene asegurado el triunfo para las generales de octubre. Por su parte, Macri y Massa se proclamaron en sus elecciones internas y se postulan para poder definir la presidencia en una segunda vuelta.
Sin embargo, uno de los datos más relevantes que arrojan las elecciones es que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores ha hecho una gran elección. Con cerca de 730.000 votos a la presidencia, el FIT se ha consolidado como la alternativa política electoral de la izquierda del país, que de conjunto alcanzó alrededor de un millón de votos para las respectivas fórmulas presidenciales. De sólo mantenerse estos resultados en octubre, el FIT nuevamente estaría disputando la posibilidad de obtener nuevas bancas en el Congreso Nacional en las elecciones generales. Y eso, es una muy buena noticia para los trabajadores y sectores populares ya que se fortalece una alternativa política para enfrentar el ajuste (ver págs. centrales).

La división en la internas fue un PASO atrás

En ese marco, creemos necesario hacer una reflexión. Porque la alegría de haber pasado las PASO no puede ocultar que lo sucedido ha sido un retroceso en la unidad conquistada previamente. Si bien no es insalvable, es necesario analizar lo ocurrido.
Por primera vez el FIT participó con dos listas en las internas. En una elección muy pareja, la fórmula presidencial Del Caño-Bregman dio la sorpresa y se proclamó ganadora con el 51% votos. La lista 1 Renovar y Fortalecer el FIT hizo una muy buena elección en todo el país, imponiéndose en 13 de las 24 provincias. Junto con ello, la arrasadora ventaja obtenida en Mendoza le permitió obtener el triunfo, pese a que la lista Unidad, encabezada por Jorge Altamira, venció en los principales distritos electorales del país.
Desde un principio el PSTU sostuvo que era un error que hubiera listas enfrentadas en las internas. Porque, tal como sucedió, esto llevaría a una pelea entre las dos listas enfrentadas, secundarizando el enfrentamiento con los candidatos del ajuste.
Por otra parte, más allá de toda justificación que intente darse para este enfrentamiento, el motivo fundamental fue la disputa de las candidaturas. Frente a lo cual, en su momento propusimos mecanismos alternativos, para que fueran los trabajadores quienes eligieran a sus representantes sin caer en la trampa de las primarias (ver AS N° 89). Lamentablemente no fuimos escuchados.
En momentos en que el gobierno y las patronales avanzan unificadamente atacando las condiciones de vida de los trabajadores, indudablemente esta disputa interna nos ha debilitado: se desperdició la oportunidad de realizar una campaña unitaria contra los candidatos del ajuste y la entrega, lo que a su vez hubiera logrado potenciar incluso el resultado electoral obtenido. Si bien son elecciones distintas, porque estas PASO fueron signadas por la elección presidencial, no podemos perder de vista que en relación a las legislativas del 2013 hemos sufrido un retroceso respecto de los 920.000 de votos obtenidos en las PASO de entonces. Otra clara muestra de cómo “la división resta” es que las listas internas en forma individual no superaron el piso proscriptivo de las PASO para las categorías de cargos legislativos en Catamarca, La Pampa, Misiones, San Juan, San Luis y Santiago del Estero.

Por una gran campaña unitaria del FIT que organice la pelea contra el ajuste

La gran tarea que se desprende de los resultados del domingo es dejar atrás las divisiones y construir una fuerte campaña unitaria contra el ajuste y la entrega de cara a octubre. Luego del resultado del domingo, el PTS ha convocado nuevamente a PO e IS a organizar la campaña. Si no es un llamamiento formal, esto puede ser un avance. Pero a nuestro modo de ver las cosas, vuelve a caer en el mismo error de siempre de limitar el llamado a los tres partidos integrantes.
Si algo demostró esta elección es que el FIT es una herramienta mucho más abarcativa que esos tres partidos. Esa lógica conservadora, de acuerdo cerrado entre las tres organizaciones que tienen la legalidad, lo limita para transformarlo en una herramienta que organice alrededor de un programa de independencia de clase a los miles de compañeros y las distintas agrupaciones que lo empiezan a ver como una alternativa. Eso no va más. Ese funcionamiento viene dificultando nuestra postulación política en forma unitaria desde hace tiempo. Es nuestra obligación romper con cualquier visión sectaria o autoproclamatoria que impida potenciar su desarrollo como una alternativa política de lucha. Esa es la forma de fortalecer y ampliar el FIT que hace tiempo venimos proponiendo. Y a nuestro modo de ver, el voto por la renovación que se expresó el domingo, en cierta manera también va en este sentido.
Por ello, hay que cambiar lo que se viene haciendo y convocar en forma urgente a TODOS los partidos, organizaciones sindicales, estudiantiles, dirigentes, y personalidades que apoyan el programa del FIT a una reunión para empezar a planificar una campaña militante en forma unificada al servicio de las luchas obreras y populares que están enfrentando el ajuste.

Este llamado tiene que incluir a fuerzas de izquierda externas al FIT que no pudieron superar el piso proscriptivo del 1,5 por ciento en las PASO. El Nuevo MAS, AyL de Zamora, el Frente Popular encabezado por De Genaro y el MST Nueva Izquierda deben sumarse a esta campaña detrás de la candidatura de Nicolás Del Caño a presidente y de todos los candidatos que integran las listas del FIT en los distintos distritos del país.
Hay que dejar de lado los hegemonismos y las mezquindades para multiplicar las fuerzas y poder llegar a cada fábrica, a cada escuela, a cada lugar de trabajo con esta campaña. Y así poder organizar decenas de comités de apoyo al FIT que nos permita ir construyendo el programa obrero y socialista que necesitamos para enfrentar el ajuste que se viene gane quien gane las elecciones.

Desde ya, desde el PSTU nos comprometemos a poner todo lo que esté a nuestro alcance para lograrlo y te invitamos a que nos acompañes con esta tarea.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por Matías Martínez

12 agosto, 2015

Artículos relacionados

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

Desde el pedido de condena a Cristina Fernández de Kirchner (CFK) por parte del fiscal Diego  Luciani, la figura de la Vicepresidenta se ubicó en el centro de la escena política nacional. Con el atentado del jueves 1º esto aumentó exponencialmente. El oficialismo que...

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

Cristina Fernández viene sosteniendo que las distintas causas judiciales sobre corrupción en la obra pública en la provincia de Santa Cruz son parte en realidad de una persecución política sobre ella. Sería, según argumenta, un ejemplo de “lawfare” (1).   Es cierto...