LA ACCIÓN DIRECTA: UNA TRADICIÓN OBRERA QUE QUIEREN BORRAR

Escrito por Daniel Ruiz

5 junio, 2021

SE CUMPLIRÁN 100 AÑOS DE LA RESOLUCIÓN DE LA INTERNACIONAL SINDICAL ROJA

 

Los métodos de defensa de la clase trabajadora fueron avanzando desde sus inicios. En 1921 lo mejor de esas luchas fueron sintetizadas y elaboradas, habiéndose conquistado el primer Estado Obrero, y para su proyección con el objeto de alcanzar el socialismo por la Tercera Internacional de Lenin y Trotsky. 

 

Las primeras resistencias, la búsqueda de la dignidad de la clase obrera 

Desde el inicio del capitalismo la clase buscó organizarse para poder luchar por sus derechos, así lo describió Federico Engels en su libro “La Situación de la Clase Obrera en Inglaterra”, donde se expresaba la sobreexplotación que los patrones y el Estado imponían.

A modo de ejemplo describió en 1846 esta situación: “El lunes 21 de octubre los obreros notificaron a sus patronos el cese del trabajo; se les respondió que podían irse inmediatamente, lo cual, naturalmente, ellos hicieron. La misma noche se celebró otra reunión de todos los obreros de la fábrica, donde todas las ramas de la construcción prometieron su apoyo a los obreros sin trabajo. El miércoles y jueves siguientes, todos los carpinteros que trabajaban en la región para Pauling y Henfrey, fueron también al paro así la huelga se hallaba perfectamente en camino.

La respuesta patronal nunca se queda atrás: “El sábado, Pauling y Henfrey presentaron una nueva acusación por el delito de complot e intimidación contra tres de sus antiguos obreros: Salmon, Scott y Mellor. De ese modo querían dar un golpe mortal al sindicato

Pero la acusación a los obreros huelguistas se basa en no dejar trabajar a trabajadores escoceses que iban a carnerear la huelga, y de allí se desprende la necesidad del piquete como instrumento de lucha, la misma ocupación de la fábrica, la defensa ante las instituciones patronales como es la Justicia. 

De los mártires de Chicago a la Revolución Rusa

Sin duda los ataques y opresión a la clase obrera sucedieron a través de las décadas y también las masacres. No solo los tribunales y fiscales se utilizaron sino también bandas fascistas para reprimir, causas armadas, cárcel a los luchadores y la muerte como mensaje ejemplificador. Sin embargo la resistencia fue tomando otras formas, además de la asamblea, la huelga, el piquete, la ocupación de fábricas, se sumaron los sabotajes y afectar la producción. Pese al terror por las muertes sean en Chicago, en la Semana Trágica en Buenos Aires, o en la Patagonia Rebelde la clase obrera respondió con fuerza como derecho propio, como clase productora y por lo tanto su legitimidad de formar su autodefensa ante el ataque del Estado, las patronales, sus matones, fuerzas policiales o la burocracia sindical. 

 

Nacen las Tesis de la Internacional Sindical Roja 

Como síntesis superadora de tantos años de lucha, de aciertos y errores, de la experiencia de la revolución social realizada en la Unión Soviética en 1917, la Tercera Internacional aprueba en 1921 las Tesis y el plan de acción que hasta el día de hoy tienen plena vigencia. Y de los podemos traer algunos extractos que deben ser la guía para cualquier luchador o luchadora que intervenga en las fábricas.

Sin dudas, mientras muchos eligen el camino de lo posible, o sea, vivir tratando de reformar al capitalismo, las Tesis de la Internacional Sindical roja nos marcan que debemos hacer para transformar la sociedad al servicio de la clase obrera sin explotación ni opresión 

Recuadro

La acción directa de las masas revolucionarias y de sus organizaciones contra el capital constituye la base de la táctica sindical. Todas las conquistas obreras están en relación con la acción directa y la presión revolucionaria de las masas. Por “acción directa”, debe entenderse toda clase de presiones directas ejercidas por los obreros sobre los patronos y sobre el estado: boicot, huelgas, acciones callejeras, demostraciones, ocupación de fábricas, oposición violenta a la salida de los productos de esas empresas, sublevación armada y otras acciones revolucionarias, adecuadas para unir a la clase obrera en la lucha por el socialismo. La tarea de los sindicatos revolucionarios consiste, por lo tanto, en hacer de la acción directa un medio de educar y de preparar a las masas obreras para la lucha por la revolución social y la dictadura del proletariado”. (TESIS DE LA INTERNACIONAL ROJA)


 “Cada fábrica, cada taller debe convertirse en un bastión, una fortaleza de la revolución. La antigua forma de vinculación entre los afiliados y sus sindicatos (delegados de talleres que reciben las cotizaciones, representantes, personas de confianza, etc.) debe ser reemplazada por la creación de comités de fábricas. Estos serán elegidos por todos los obreros de la empresa, cualquiera que sea el sindicato a que pertenezcan y las convicciones políticas que profesen. La tarea de los partidarios de la Internacional Sindical Roja consiste en lograr que todos los obreros de la empresa participen en la elección de su organismo representativo. Las tentativas por elegir a los miembros de los comités de fábricas solamente entre los comunistas dan por resultado el alejamiento de las masas “sin partido”, debido a lo cual esos intentos deben ser categóricamente
condenados. Eso sería una célula y no un comité de fábrica. El sector revolucionario debe reaccionar e influir, por medio de las células, de los comités de acción y de sus miembros, en la Asamblea General y en el comité de fábrica elegido.(TESIS DE LA INTERNACIONAL ROJA)

 



La primera tarea que es preciso proponer a los obreros y a los comités de fábricas es la de exigir el mantenimiento, a cuenta de la empresa, de los obreros despedidos por falta de trabajo. En ningún caso se tolerará que los obreros sean arrojados a la calle sin que la empresa se ocupe de ellos. El patrón debe pagar a sus parados su salario completo. He aquí la exigencia alrededor de la cual hay que organizar no solamente a los parados sino también a los obreros que trabajan en la empresa, explicándoles al mismo tiempo que el problema de la desocupación no puede ser resuelto en el marco capitalista y que el mejor remedio contra el paro es la revolución social y la dictadura del proletariado.(TESIS DE LA INTERNACIONAL ROJA)

 



“El cierre de las empresas es actualmente, en la mayoría de los casos, un medio de depurarlas de sus elementos sospechosos. Por eso se luchará también contra el cierre de las empresas y los obreros deberán realizar una investigación sobre las causas de ese cierre. Al efecto, se crearán comisiones especiales de control sobre las materias primas, el combustible, las demandas, se obtendrá una verificación efectiva de la cantidad disponible de materias primas, de los materiales necesarios para la producción y de los recursos financieros depositados en los bancos. Las comisiones de control especialmente elegidas deberán estudiar atentamente las vinculaciones entre la empresa en cuestión y las otras empresas y la supresión del secreto comercial debe ser propuesta a los obreros como una tarea práctica.” (TESIS DE LA INTERNACIONAL ROJA)

 

 

 

Firmá el petitorio
haciendo click en la imagen

septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Daniel Ruiz

5 junio, 2021

Artículos relacionados