La ciencia al servicio del agronegocio

Escrito por Carolina Defilippi Precandidata a Diputada Nacional por la provincia de Mendoza

10 julio, 2015

Monsanto es la multinacional de semillas y agroquímicos más poderosa del mundo. Cuenta con apoyo político y rentabilidad millonaria, y su modelo implica corrimiento de la frontera agropecuaria, desalojos rurales, desmontes y masivo uso de agroquímicos. Monsanto tiene una facturación anual de 7.297 millones de dólares, domina el 27% del mercado de semillas a nivel mundial y acaba de dar un paso más en su política expansiva: el Gobierno Nacional aprobó su nueva semilla de soja transgénica.

El 28 de febrero de 2012, la Presidenta anunció que investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), del Conicet y de la empresa Bioceres (Grupo Grobocopatel – pool de siembra) habían logrado una semilla de soja resistente a la sequía y que lograba “altos rendimientos”. En el discurso de junio de ese año, ante los empresarios estadounidenses, la Presidenta recordó el “avance” de los científicos y destacó que “estaban muy contentos (los directivos de Monsanto) porque Argentina hoy está a la vanguardia en materia de eventos biotecnológicos. También en repatriación de científicos hacía la Argentina y fundamentalmente en respeto a las patentes”.
La crónica del diario La Nación (10/8/2012) es elocuente. “En el marco de Aapresid, el tema de la nueva soja fue motivo de un encuentro informal entre directivos de Monsanto, Eduardo Buzzi (presidente de la Federación Agraria Argentina), Carlos Garetto (presidente de Coninagro), Luis Miguel Etchevehere (vicepresidente segundo de la Sociedad Rural Argentina) y José Basaldúa (directivo de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). También estaba el jefe del gremio de trabajadores rurales (Uatre), Guillermo Venegas. En un stand de Monsanto, todos compartieron una improvisada picada”. Es decir, un gran pacto patronal junto a la burocracia sindical, a favor del modelo sojero y del saqueo de los recursos naturales con destrucción del medio ambiente.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Carolina Defilippi Precandidata a Diputada Nacional por la provincia de Mendoza

10 julio, 2015

Artículos relacionados

SACAR CONCLUSIONES DEL 2022, PARA PREPARAR EL 2023

SACAR CONCLUSIONES DEL 2022, PARA PREPARAR EL 2023

2022: luchas obreras y mayor entrega del Gobierno al imperialismo   Ha pasado casi un año con una situación en la que continuó la tendencia de la pandemia, en la que los ricos se hicieron más ricos y los pobres nos fuimos haciendo más pobres. A pesar de las...