La Inflación que te devora

Escrito por pstu

22 septiembre, 2016

En nuestro periódico pasado (AS Nª 116) proponíamos un debate sobre cómo enfrentar los despidos. Desde el PSTU sabemos que un programa para la lucha contiene muchos puntos que parten de la necesidad de los trabajadores y que debe responder al momento pero a su vez plantearse tareas para organizarnos. Por eso no queremos dejar de decir que te invitamos a debatir con nuestros partido, el PSTU, que da esta pelea también en varios países del mundo integrando la Liga Internacional de los Trabajadores (LIT). Necesitamos un a herramienta, un programa, y organizarnos. Los obreros y trabajadores batallamos a diario. Esa lucha es necesaria pero no evitaremos la crisis si no tiene el objetivo de sacarnos de encima a los que nos chupan la sangre.
Necesitamos conseguir nuestra Segunda y Definitiva Independencia, con una revolución dirigida por la clase obrera, que deje de pagar la deuda externa y con ese dinero aumente los presupuestos para educación y salud pública, para combatir la violencia hacia las mujeres, para crear los puestos de trabajo que hagan falta para construir las viviendas y las obras públicas necesarias; que eche a las multinacionales y estatice nuestros recursos naturales bajo el control de sus trabajadores para que estén al servicio de las necesidades del pueblo y no de la ganancia patronal.
Que construya el socialismo. Es por eso que iremos presentando en esta y próximas ediciones los puntos de un programa al servicio de esa tarea.

¿Bajó la inflacion?

El Gobierno nacional está haciendo una propaganda sobre la baja de la inflación. Dicen que la situación económica se estaría arreglando para generar expectativas ante el enorme desgaste y rechazo que está acumulando. Estos anuncios no mejoran nuestra situación, primero porque son ficticios, con números manipulados con baja en el consumo. Solo sirven para crear los medios “buenas noticias” que se desploman cuando pisamos el supermercado. Y segundo, en consecuencia, al ser trucha lleva la inflación acumulada interanual al 45%. Un producto que aumento $10 y baja $2 termina aumentando $8. El Gobierno quiere crear el escenario de que la inflación baja cuando el ajuste fue brutal y lo cierto es que la cuenta final siempre da inflación alta.

Ante el aumento del costo de vida:  Escala móvil de salarios

Ese no es un problema nuevo, ya en el año 1938 León Trotsky, dirigente junto a Lenin de la revolución Rusa, escribía sobre ese tema en el Programa de Transición y decía:
“Bajo las condiciones del capitalismo en descomposición, las masas continúan viviendo la mísera vida de los oprimidos, estando ahora más amenazadas que nunca por el peligro de verse arrojadas al abismo de la suma pobreza. Tienen que defender su bocado de pan, a falta de aumentarlo o mejorarlo (…) Ni la inflación ni la estabilización monetaria pueden servir de consigna al proletariado, porque no sino dos extremos de un mismo hilo. Contra la elevación galopante de los precios (…) sólo puede lucharse con la consigna de escala móvil de salarios. Esto significa que unos convenios colectivos aseguren un aumento automático de los salarios en proporción a la elevación de los precios de los bienes de consumo”.
En nuestras palabras eso significa que los sueldos tienen que aumentar de acuerdo a la inflación, y no por debajo de ella como sucedió en todas las paritarias del último tiempo. En los contratos colectivos de trabajo se debe asegurar el aumento automático de los salarios correlativamente con la elevación del precio de los artículos de consumo, lo cual se conoce también como “clausula gatillo”. Del mismo modo tenemos que exigir el 82% móvil para los jubilados.

Salario igual a la canasta familiar

La inmensa mayoría de los trabajadores dependemos exclusivamente de nuestro salario para vivir. Día a día damos nuestro tiempo y esfuerzo, físico y mental, a cambio del sueldo con el cual debemos garantizar la vivienda, alimentación, transporte y demás necesidades nuestras y de nuestra familia. Pero la mayoría de los sueldos están por debajo de lo que necesitaríamos y, en caso de tener la suerte de trabajar en blanco, terminamos haciendo malabares con las tarjetas de crédito para llegar a fin de mes.

“Los gastos mensuales superarían largamente los $ 30.000 mensuales, según las estimaciones realizadas por consultores privados.”http://www.ieco.clarin.com/vivir-familia-tipo-portena-necesita_0_1598840247.html

A la vez es urgente terminar con la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Actualmente las mujeres ganan un 27,2% menos que los hombres.
Parte de dar continuidad al #Ni una menos es que a igual trabajo se pague el mismo salario.
Tenemos que luchar para terminar con el robo del impuesto al salario, mal llamado Impuesto a las Ganancias, que no hace más que sacarnos a los trabajadores parte de lo que nos corresponde. También debemos eliminar el IVA, que es un impuesto que pagamos todos por igual. Por un litro de leche el dueño del empresa paga el mismo impuesto que un trabajador con el salario mínimo.
Vamos a terminar estas propuestas para el debate siendo reiterativos, pero lo hacemos porque es de fondo lo que necesitamos discutir. Decimos que es el socialismo el único sistema que puede no solo mejorar, sino realizar una vida plena para los trabajadores.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

22 septiembre, 2016

Artículos relacionados

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

La carestía de vida afecta a cada hogar en este país, la inflación mensual no da tregua   Mientras las cúpulas de las centrales obreras brillan por su ausencia en los reclamos diarios de recuperar todo lo perdido en estos años, a pesar de ello, se vienen...

EL HAMBRE SE PUEDE EVITAR

Tanto las cumbres imperialistas, como la de Davos, o como las propuestas que plantean los gobiernos, aún los sectores que dicen querer hacer un capitalismo “más humano”… “en el que ganemos todos”, a lo sumo proponen aplacar mínimamente la hambruna presente y futura....