La tierra como negocio de unos pocos

Escrito por pstu

7 septiembre, 2017

El infame programa de Lanata del último domingo trató sobre la cuestión de la tierra y los pueblos originarios en todo el país, para justificar el saqueo y la represión. Lejos de ser un problema solo patagónico el saqueo de la tierra, al igual que los otros recursos naturales, es un problema nacional profundamente vinculado a nuestra soberanía. 

Durante la década del 90, mientras Menem decía que acá nos sobraba tierra, llegaron capitales extranjeros al país a comprar tierras baratas. Como para el capitalismo la tierra es un negocio y no un bien social, es así como buscaron las mejores tierras, ricas en agua y minerales y los gobiernos cipayos nacionales y provinciales “a su disposición”. 

Una nueva legislación de arrendamientos permitió a esos capitales entrar o salir del agro con toda libertad, alquilaron tierras sin importar la conservación del suelo (la soja especialmente), importaron “libremente” maquinarias y agroquímicos de sus casas centrales y exportaron “libremente” lo producido. Para ellos no existía el Impuesto a las Ganancias. En 1991 gozaron también del Decreto de Desregulación, eliminando organismos “de control” como la Junta Nacional de Granos y la Junta Nacional de Carnes. Cuando los grandes productores, los monopolios y las empresas transnacionales hablan de libertad, hablan de eso. 

Claro está que esa libertad de comercio para ricos se hizo y hace a costa de represión y desalojo de comunidades originarias y criollas con falsos títulos de propiedad, desmonte de campos, deterioro ambiental, pérdida de la biodiversidad haciendo de la soja una reina que se abre paso arrasando con bosques y selvas. Fue así también como se dejaron de producir alimentos básicos de economía popular (soberanía alimentaria). 

Para muestra tenemos varios botones: la persecución a los qom y mapuches que resisten y por eso aparecen en los medios “de vez en cuando”; grandes inundaciones en distintas regiones debido a la tala indiscriminada; la dependencia de agricultores respecto a multinacionales en cuanto a semillas y agrotóxicos; médicos rurales que informan sobre datos catastróficos por el uso de glisfosato cuyos expedientes “duermen” en el Ministerio de Salud; y un largo etcétera que hoy se concentra en la desaparición forzosa de Santiago Maldonado. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por pstu

7 septiembre, 2017

Artículos relacionados

DEFENDAMOS LA RAMA INICIAL

DEFENDAMOS LA RAMA INICIAL

La Educación Pública en la provincia de Buenos Aires está viviendo una crisis fenomenal, como producto de años de fracasadas reformas educativas, sumado a la pandemia del Covid-19, la excusa que dio el marco perfecto para aplicar el brutal ajuste que tenían pendiente...

DEBATE SOBRE LA SOLIDARIDAD: SANTI MARATEA Y EL ROL DEL ESTADO

Los incendios forestales que se produjeron durante enero y febrero en la provincia de corrientes causaron la destrucción del 10% de la provincia causando la devastación de la flora y fauna de la zona. Mientras los focos de incendio iban creciendo (desde septiembre de...

SANTA CRUZ: MARCHA A 26 MESES DEL FEMICIDIO DE ZULMA MALVAR

SANTA CRUZ: MARCHA A 26 MESES DEL FEMICIDIO DE ZULMA MALVAR

Zulma, ginecóloga y obstetra reconocida en nuestra ciudad, fue hallada muerta en su casa el 18 de julio de 2018, con golpes y signos de ahorcamiento. Ante el estancamiento en la investigación de este femicidio, la comunidad marchó exigiendo que se aparte de la causa...