Las patronales lucran a costa de nuestra salud

Escrito por pstu

9 septiembre, 2016

Ganancia con sangre obrera

Los accidentes de Siderar, Rigolleau y demás son solo una muestra de lo que está pasando: En medio de una crisis que amenaza con ampliarse, las empresas buscan explotarnos lo más que puedan, aumentando los ritmos de producción y disminuyendo los costos de seguridad.
Esto no es nuevo. Desde hace más de diez años, nos vienen metiendo nuevas formas de organización de la producción, para que cada trabajador genere más ganancia por el mismo salario.

Nuevas técnicas de explotación

Esto se ve bien claro en la industria automotriz, donde las empresas -en especial las multinacionales- suelen implementar los métodos del llamado “toyotismo”: 5s, kanban, mejora continua, etc. Metodologías que buscan que los propios obreros garanticen por sí mismos la ganancia que ellos producen y la patronal se apropia; ahorrándole a los empresarios puestos de trabajo improductivos (supervisores, controles de calidad, personal de limpieza).
Con esta nueva organización, las jornadas de trabajo se hicieron, además de más largas, más duras. Lo que sumado a las nuevas jornadas de producción (turnos americanos, turnos rotativos, etc.), termina por “pasar factura” en la salud del trabajador. Enfermedades en las articulaciones, en la vista, problemas musculares, etc. Se podría decir que es imposible trascurrir la vida laboral sin haber sufrido, alguna vez, una afección causada por el trabajo.
Y en sectores o empresas más pequeñas, esto puede incluso costar la vida. Como tales empresas buscan “abaratar” sus productos para hacerlos competitivos, son norma los recortes en gastos de mantenimiento, seguridad e higiene; privando a sus operarios del servicio de enfermería, de elementos adecuados de protección personal, u omitiendo pagar transporte particular a quienes deben hacer turno que terminan de madrugada, exponiéndolos incluso a ser víctimas de los delincuentes.

Sindicalistas que miran para otro lado

En este aspecto, los “capos” sindicales también le cubren las espaldas a la patronal. En el mejor de los casos -y sólo en empresas que lo garantizan de antemano- se limitan a reclamar elementos de protección personal, alguna medida de salubridad y no mucho más. En otras empresas, ni siquiera eso; llegando más de una vez al colmo de querer hacerle creer a los compañeros que tales medidas son un privilegio.
Todo eso, mientras las obras sociales de los sindicatos dan un servicio deficiente, o directamente nos dejan librados a nuestra suerte, actuando sin ninguna clase de escrúpulos.

Notas complementarias:

1) https://www.pstu.com.ar/en-defensa-de-los-puestos-de-trabajo-y-las-condiciones-laborales/

2) https://www.pstu.com.ar/que-la-crisis-la-paguen-los-patrones/

3) https://www.pstu.com.ar/otra-muerte-de-un-obrero-en-techint/

4) https://www.pstu.com.ar/luchemos-juntos-por-nuestros-derechos/

5) https://www.pstu.com.ar/una-salida-para-terminar-con-los-accidentes-la-precarizacion-y-el-desempleo/

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

9 septiembre, 2016

Artículos relacionados

NEUQUÉN: JUSTICIA POR MARIANO, NICOLÁS Y MÓNICA

NEUQUÉN: JUSTICIA POR MARIANO, NICOLÁS Y MÓNICA

Hace un año explotaba la escuela de Aguada San Roque (Neuquén), en el corazón de Vaca Muerta. Está situación evitable se llevó la vida de Mariano y Nicolás y, unas semanas después, por las quemaduras causadas, la de Mónica Jara. Está tragedia se origina porque esta...

HACE FALTA UNA NUEVA UOM

HACE FALTA UNA NUEVA UOM

La caída de Caló no trajo grandes cambios en el gremio metalúrgico   El lunes 21 de marzo, la mayoría de los dirigentes de las más importantes seccionales de la UOM, decidieron desplazar al secretario nacional Antonio Caló, que llevaba 18 años al frente del...