Nacional / Mientras se realiza el juicio por las jornadas de diciembre de 2017

¡LIBERTAD A SEBASTIÁN ROMERO!

¡LIBERTAD A SEBASTIÁN ROMERO!
Por

La Justicia de nuestro país y su Código Penal están al servicio de los ricos. Durante casi tres años ante la Reforma Previsional votada en el Congreso  cientos de miles de trabajadores y trabajadoras pusieron en discusión a todas las instituciones en un desenlace que aún está en pugna, por eso es importante que la vanguardia obrera y popular saque todas las conclusiones de esas jornadas, el antes, durante y después de esos hechos

No aflojar ningún milímetro la campaña.  Se han cumplido 100 días de la detención de nuestro compañero Sebastián en Uruguay, durante todo este tiempo hemos recibido todo tipo de apoyo de parte de nuestra clase, de organizaciones y dirigentes.

No solo con declaraciones, acciones callejeras como en la embajada de Uruguay, en Tribunales, en las movilizaciones de diferentes sectores y un gran acto en Rosario. También fue fundamental el apoyo económico y de difusión que se ha realizado.

Sin duda la presión obrera y popular, nacional e internacional, fue decisiva para obtener la prisión domiciliaria. Sin embargo la lucha no debe ceder porque atrás de toda esta persecución a Sebastián está en juego dejar un mensaje al conjunto de la clase obrera por parte del poder del Estado:  que el ejemplo de la acción directa, masiva de los trabajadores y trabajadoras de las jornadas de diciembre del 2017 debe ser castigado de manera fuerte para acobardar a los luchadores y disciplinar las futuras movilizaciones del mismo carácter.

Unidad patronal contra Sebastián

Ni durante el gobierno de Macri y ahora con Alberto Fernández se han quitado las imputaciones a Sebastián, debería haber cambios porque no son gobiernos del mismo partido pero en esencia tienen algo en común, que entre ellos se pueden perdonar “sus causas y corrupción”, pero ambos nunca perdonarán a la clase obrera movilizada.

Mientras por distintos medios periodísticos y expedientes judiciales surgen la manipulación de causas, entre ellas la del 18 de diciembre del 2017, este Gobierno hace la vista gorda porque prefieren que el ejemplo de castigo a los luchadores sirva para sus fines, porque ante la crisis económica tarde o temprano volveremos masivamente a las calles y para Alberto Fernández va  a ser útil que se quede el precedente de condena a las luchas sociales.

El juicio  a Daniel Ruiz y Cesar Arakaki son parte de una misma lucha

Desde el año pasado que se inició el juicio hubo audiencias sin muchos aportes de la fiscalía del Estado para sostener las acusaciones y que era correcto su proceder de ordenar las detenciones y los meses de cárcel, además de la negativa a las excarcelaciones por parte de Juzgados y la Cámara de Apelaciones.

Audiencia que pasa, audiencia que se empantana. Sobre los imputados en específico, ninguno de sus testigos aporta nada concreto; la querella del policía Escobar se retiró del juicio, no hay futuro claro para los “acusadores” contra los luchadores en clara muestra de corroborar en lo práctico que es una farsa este juicio.

Juntos por el Cambio entra en escena para intentar salvar a sus jueces y fiscales

No quieren que quede claro que la nulidad del juicio y la causa es lo que corresponde, tampoco que los jueces y fiscales serviles a Cambiemos queden expuestos, que han sido premiados por ellos.

Tienen que ayudar a su gente, como instinto de clase, se unen y van a defender a los suyos. Después de casi 33 meses del inicio de la causa han aparecido nuevos actores. Por un lado el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se presenta como querellante contra Sebastián,  a su vez se suma un nuevo policía “herido”, todo esto para intentar revertir el curso de la causa.

No están solos, el diario La Nación saco un artículo contra la fiscal que firmó la domiciliaria con foto y todo, en clara muestra de que van a dar batalla por no perder al costo que sea.

También ahora sumaron al juicio “grabaciones de cajeros de bancos y cámaras de seguridad” que no aportan nada, son horas para dilatar el juicio, ganar tiempo ante las vacilaciones del Gobierno y su continuo desprestigio.

Fortalecer la campaña

Estos nuevos elementos y la entrada a cara descubierta de Juntos por el Cambio, es por un lado signo de debilidad por el curso de la causa pero a su vez es una batalla a ganar. Todos aquellos que repudian a Macri y Bullrich no pueden ahora quedarse en el molde, tenemos la posibilidad de frenar en seco este intento macrista de condenar la protesta social.

Un viejo refrán decía que había que pegarle al chancho para que el dueño hable. Eso hicimos desde el PSTU le pegamos con todo al chancho de la Justicia (jueces, fiscales, tribunales, cárceles) y apareció el dueño. Ahora fortalecer la campaña para que nuestra clase se eduque con todo esto.

Sabemos que la unidad y la lucha es nuestro mayor resguardo, para peleas futuras todo lo que pase con esta causa va a ser de utilidad a los luchadores y las luchadoras.

¡Libertad a todos los presos y presas políticos!

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar