Michelle Obama: ¿a quién sirve?

Escrito por Dina Ciraolo

1 abril, 2016

El 23 de Marzo pasado Argentina recibió la “visita” de Barak Obama y de su esposa, Michelle Obama. Nosotros estuvimos en las calles, gritando bien fuerte “Fuera Obama”, mientras tanto, ellos, llevaban adelante una agenda nutrida de trabajo. Dentro de las actividades que desarrollaron en nuestro país, se encuentra el discurso que dio Michelle en el Centro Metropolitano de Diseño de Barracas, ante un numeroso grupo de mujeres jóvenes y estudiantes. Ahora bien, ¿quién es Michelle Obama, cuáles son los intereses a los que responde? ¿Qué ideología se esconde detrás de sus palabras?

¿Quién es Michelle Obama?

Michelle Obama representa los intereses del imperialismo. Es una gestora más de las políticas que aplica su país por sobre el resto de los países del mundo. Es una garante de políticas económicas que significan la destrucción de pueblos enteros, a través de la guerra, el bombardeo, el endeudamiento, el saqueo del conocimiento, el vaciamiento cultural, y un largo etcétera. Es la representante del principal país productor de armas. Pero no sólo es responsable, del hambre y la guerra alrededor del mundo, también lo es, del hambre, del desempleo, de la violencia, de la represión y la marginación dentro de su propio país. Es la responsable de aplicar una política que significa la marginalidad de millones de mujeres en el planeta. Entonces, ¿qué significa el discurso que dio en Barracas?

¿Qué ideología se esconde detrás de sus palabras?

Michelle dio un discurso plagado de lugares comunes y de golpes bajos. Habló de la pobreza que sufrió durante su infancia, describió cómo tuvo que enfrentarse por ser mujer a la discriminación, y cómo a través del estudio, la fuerza de voluntad, el esfuerzo y dedicación, logró ser quién es hoy. Hizo un llamado a todas las mujeres jóvenes a pasar al frente, a estudiar, a no dejarse amedrentar por los obstáculos que se encuentran en su camino por ser mujeres, porque de esa forma lograrían avanzar y ocupar cargos importantes que les permitirían luego aplicar medidas que beneficiarían al conjunto de las mujeres.
Lo que se esconde detrás de su discurso es el concepto de empoderamiento, que es “un proceso mediante el cual las personas que pertenecen a una categoría social estigmatizada durante toda su vida, pueden ser ayudadas a desarrollar y mejorar las habilidades en el ejercicio de la influencia interpersonal y el desempeño de roles sociales valiosos“. No se trata de ir contra el sistema de opresión en su conjunto y de que nos rebelemos de forma global y colectiva contra él. Pero además, en este concepto está reflejado el rol pasivo de la persona que es “empoderada” por otros, y aparece ya el objetivo final del “empoderamiento” que es alcanzar puestos de poder de la “cultura dominante”. Lo que se plantea, es el lema del capitalismo “todo el mundo puede llegar a ser presidente de su país” o “todo el mundo puede ser millonario si trabaja lo suficientemente duro”. Supuestamente todo esto es posible y más si a uno le empoderan bien. De hecho, el mejor ejemplo de empoderamiento negro lo tendríamos, según estas teorías, en el Presidente Barack Obama, un hombre empoderado por las elites capitalistas, porque ninguna persona llega a ese cargo si no es impulsado por ellas.
De hecho y párrafo aparte, Juliana Awada, en su presentación antes del discurso de Michelle, dice: “ustedes pueden ser científicas, y hacer descubrimientos, ser médicas y salvar vidas, abogadas, ingenieras y hacer puentes…o ser presidentas” y dice que Michelle Obama representa una frase que a ella y a Mauricio, les gusta mucho, “el se puede… se puede salir adelante, se puede lograr lo que nos propongamos…”. Obviando por supuesto que “el se puede” de Macri incluye la condonación de la deuda que tenían sus empresas familiares durante la dictadura, ya que el plan económico llevado adelante por la Junta Militar tuvo como principales beneficiarios a las empresas extranjeras y a los organismos de crédito internacional como el Fondo Monetario Internacional, y se estatizó toda la deuda privada, que significó para el país el aumento exorbitante de la deuda externa, la destrucción de la industria nacional y el aumento de la explotación y con eso, la rebaja de los salarios, desocupación, incremento de la pobreza y de la inflación. Los Macri, se vieron beneficiados de tal manera por la dictadura militar, que estatizó la deuda de sus empresas SOCMA y Sevel, que desde 1973 a 1983 pasaron de tener 7 empresas a tener 46. Por otro lado, “el se puede…” que le gusta tanto a Juliana incluye trabajo esclavo, dentro de sus empresas textiles, como ya fue filmado y denunciado ampliamente.

Entonces… ¿cuál es la verdadera salida a la opresión de la mujer?

Dentro de los discursos dominantes, el del empoderamiento femenino es hace unos años, el nuevo caballito de batalla. Es tomado tanto por el feminismo como por el Banco Mundial, tanto por Cristina Kirchner como por la ONU, y ahora viene de la mano de Michelle Obama y Juliana Awada. Ni una sola línea, ni una sola palabra, en el discurso de Michelle, cuestiona quién genera y provoca la desigualdad económica que lleva a millones de mujeres a estar por fuera del sistema educativo, a ser víctimas de la violencia, a ser asesinadas, discriminadas y oprimidas.
Lo que propone, es una salida individual, de unas pocas, que se convertirán en líderes de ese mismo sistema que oprime y explota, al servicio de los intereses económicos de una minoría.
Lo que está detrás del discurso es simplemente, la idea, de cómo las mujeres podríamos aportar al sistema capitalista, niveles más altos de productividad, nada más ni nada menos que cómo podría el sistema explotarnos mejor y al mismo tiempo hacernos creer que es por nuestro propio bienestar.
Nosotras, las socialistas, las revolucionarias, decimos que ésa no es la salida. Nosotras decimos que la única forma de terminar con la opresión, es acabando con la explotación, luchando juntos, trabajadoras y trabajadores. Porque la única forma de construir lazos más humanos y saludables entre hombres y mujeres es destruir el sistema capitalista, derrotar las políticas económicas y represivas que son necesarias para sostenerlo.

Y que la única forma de lograrlo, es construyendo una organización política lo suficientemente fuerte y sólida que lo lleve adelante. El PSTU y la LIT están al servicio de esa tarea, te necesitamos con nosotros para avanzar en ella.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por Dina Ciraolo

1 abril, 2016

Artículos relacionados

35° ENCUENTRO DE MUJERES: ¿POR QUÉ HAY DOS CONVOCATORIAS?

Entre el 8 y el 10 de octubre tendrá lugar el Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, No binaries e Intersexuales San Luis 2022. Paralelamente, desde el 19 al 21 de noviembre se llama al Encuentro Nacional de Mujeres, en la misma provincia....

ES MOMENTO DE RESISTIR Y ORGANIZAR LA PELEA

ES MOMENTO DE RESISTIR Y ORGANIZAR LA PELEA

Vienen por todo, contra la mujer trabajadora y su familia La situación de las mujeres en Argentina 2022, deja a las claras que no es posible que podamos aguantar más los aumentos desmedidos en comida, vivienda y servicios. Ya no sabemos cómo estirar los últimos pesos...

NI UNA MENOS EN MENDOZA!

NI UNA MENOS EN MENDOZA!

El femicidio de Carla Agostina Trigo convulsionó a la Zona Este y a toda la provincia de Mendoza. Una joven que fue a una entrevista de trabajo el mismo día del cumpleaños de su hijo y que terminó asesinada y abandonada en un depósito. Carla tenía 22 años y era mamá...