Necesitamos una nueva dirección, democrática y combativa

Escrito por pstu

11 febrero, 2016

Con la actual conducción de las centrales gremiales y los sindicatos no habrá manera de detener el saqueo y el ajuste de Macri y las patronales. Y esa plata seguirá saliendo del bolsillo de los trabajadores y el pueblo a través de impuestos retrógrados como el IVA y el impuesto al salario.
Los dirigentes sindicales como Moyano dicen a coro con el gobierno y las patronales que no hay otra salida, que hay que “sincerar” la economía con tarifazos de la luz y el gas, despidos masivos para eliminar el personal que está “demás” en el estado y las empresas privadas, rebaja de salarios y jubilaciones y otras medidas de ajuste. Y seguir atando el país a los usureros tomando cada vez más deuda.
Pero esto sólo es una “solución” para los empresarios y banqueros que siguen obteniendo enormes ganancias, los políticos como Macri que son sus agentes y los burócratas sindicales que siguen robando el dinero de los gremios y las obras sociales. Para la inmensa mayoría de los trabajadores y el pueblo esta salida a la crisis significa volver a la miseria y la desocupación del 2000.
Para defender el empleo, el salario, las jubilaciones y todas las conquistas obreras y populares se necesitan medidas muy distintas, incluyendo:

* El desconocimiento de la fraudulenta deuda externa que fue impuesta al estado y el pueblo argentino por la dictadura militar y los grandes empresarios y los gobiernos corruptos vendidos a los banqueros, desde Alfonsín hasta los Kirchner. Dejar de pagar la fraudulenta deuda externa, como se hizo entre 2002 y 2005, terminaría con el principal robo al país por los buitres.

* Estatizar bajo control obrero las principales riquezas del país: las tierras, el petróleo, el gas, las minas y todos los recursos naturales, que hoy son saqueados por las multinacionales, incluso subsidiada por el gobierno como en el caso de las mineras y petroleras.

* Estatizar bajo control de los trabajadores las principales empresas industriales y de servicios (como las de energía, transporte, comunicaciones)

* Estatizar bajo control de los trabajadores las finanzas y el comercio exterior hoy dominados por unos pocos bancos extranjeros y dos decenas de multinacionales.

* Con todos esos recursos desarrollar un plan de obras públicas que garantice la construcción de viviendas, escuelas, hospitales, modernización de las redes cloacales, de agua, de energía, de comunicaciones, etc.

* Con ello se podría crear millones de empleos con salario igual al costo de la canasta familiar.

* Imponer salario básico igual al costo de la canasta y el 82% para los jubilados

* Eliminación de todos los impuestos regresivos (IVA, impuesto al salario, etc.)

* Imposición de fuertes impuestos progresivos a las grandes fortunas.

* Ruptura de todos los pactos políticos, militares y económicos que nos atan a las grandes potencias.

Con todo ello se podría evitar la entrega y el ajuste de Macri, los empresarios y los burócratas sindicales. Imponer estas medidas de fondo para una salida obrera a la crisis exige una movilización unitaria de todos los trabajadores y el pueblo argentino. Y para ello necesitamos construir una nueva dirección de los trabajadores, en unidad con las luchas de todos los pueblos de América Latina y el mundo. En la perspectiva de derrotar al imperialismo y los gobiernos patronales e imponer gobiernos de los trabajadores y el pueblo.

En la Argentina han comenzado a surgir nuevas direcciones combativas y democráticas que levantan muchas de estas banderas. Es el caso de los delegados de la lista Verde de Peroleros de Chubut, los ferroviarios del Sarmiento encabezados por el Pollo Sobrero, los dirigentes de los sindicatos docentes recuperados, el cuerpo de delegados de la línea 60, comisiones internas de fábrica como la de Felfort, por nombrar sólo a unos pocos.
Algunas de estas conducciones han tenido contactos y encuentros. Es necesario acelerar ese proceso para avanzar en la respuesta común a la entrega y el ajuste y apoyar las actuales y futuras luchas.
Pero el surgimiento de nuevos luchadores y dirigentes es un proceso mucho más amplio en todo el país. En las actuales luchas de resistencia al ajuste se están fogueando innumerables nuevos luchadores, delegados y dirigentes. Es imprescindible comenzar a unirlos a partir del apoyo a esas luchas y de su coordinación.

Nota complementaria:

https://www.pstu.com.ar/26-000-millones/

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

11 febrero, 2016

Artículos relacionados

LA PATRONAL DE BEDTIME CONTRA SUS TRABAJADORES

LA PATRONAL DE BEDTIME CONTRA SUS TRABAJADORES

A partir del triunfo de las y los trabajadores de Bedtime que conquistó, entre otras cosas, una mejora salarial a través del concepto de viático, los empresarios de la fábrica vienen intentando doblegar a sus trabajadores: disciplinarlos a través de reducir licencias,...

PRIMERAS CONCLUSIONES DEL CONFLICTO EN CERRO MORO

PRIMERAS CONCLUSIONES DEL CONFLICTO EN CERRO MORO

Sigue el ataque a los referentes de la lucha de Cerro Moro por parte de la patronal con la complicidad de la conducción de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), que no mueve un dedo por la situación que viven los compañeros suspendidos y ahora con el despido...

UNIDAD Y DEMOCRACIA OBRERA EN BEDTIME

UNIDAD Y DEMOCRACIA OBRERA EN BEDTIME

Acaba de cerrarse otro round ganado por los trabajadores de BedTime. Si bien los ánimos ya vienen caldeados porque la plata no alcanza para nada, es ante la negativa de la patronal de adelantar parte del sueldo previo al Día del Padre y el finde largo, lo que pone más...