NI UNA LÁGRIMA PARA ISABEL II

Escrito por Nepo

9 septiembre, 2022

Ayer falleció finalmente la longeva reina británica, que ocupó el trono de aquel imperio por casi siete décadas. La alcahuetería política y mediática mundial salió acongojada a despedirla, pero en gran parte del mundo el clima fue de festejo…. y es entendible.

Siglos de revoluciones contra sistemas de gobiernos basados en que cierta familia es superior al resto de la sociedad, y que sus miembros merecen llevar una vida de privilegios por el solo hecho de nacer. Era esperable en consecuencia que una monarca no generara mayores simpatías entre el grueso de la población mundial.

Sin embargo, Isabel II no era cualquier monarca. La recién asumida primera ministra británica  Liz Truss (que quiere ser una especie de remake de la Thatcher), la definió muy bien: Isabel II fue “la roca sobre la que se construyó la Gran Bretaña moderna”.

¿Qué fue (y es) la Gran Bretaña de Isabel II?

La Gran Bretaña moderna a la que alude Truss, fue la que le cedió su lugar de potencia imperialista principal a los EE.UU., ocupando con alegría el papel de acompañante permanente de su antigua colonia, en sus aventuras criminales alrededor del mundo.

La Gran Bretaña moderna sembró masacres desde Malasia hasta Malvinas, desde la ex Yugoslavia hasta Sudáfrica, puso a disposición del orden mundial moderno sus siglos de experiencia en parasitismo sanguinario, para endurecer el yugo colonial sobre dos tercios de la humanidad.

La Gran Bretaña moderna reprimió con dureza a las nacionalidades oprimidas dentro de las fronteras de su imperio, en el Caribe, en el norte de Irlanda, o en los barrios bajos de Londres.

La Gran Bretaña moderna cargó con ferocidad sobre cada conquista de dos siglos de luchas obreras, puesto que, entregada de cuerpo y alma a la usura internacional, no tenía otro interés que destruir a un movimiento obrero legendario, aunque eso implicase destruir enormes fuentes de riqueza.

Jefa de un estado criminal y de fuerzas armadas asesinas, Isabel II fue el símbolo de un imperio carroñero luchando por perpetuar su saqueo. Los explotados y oprimidos del mundo no le debemos ni una sola lágrima. Al contrario, debemos seguir luchando hasta enviar también a la tumba al orden imperialista que Isabel II encarnó y defendió.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por Nepo

9 septiembre, 2022

Artículos relacionados

CIRCO POLÍTICO Y CORRUPCIÓN EN MENDOZA

Después de ver y escuchar a los pseudo-gremialistas de la CGT reunidos en la embajada de Estados Unidos (USA) con el embajador yankee, Marc Stanley, nos preguntamos de qué lado están los que supuestamente defienden al pueblo obrero de las patronales capitalistas y...

SE FUE EL «PETISO» ALFREDO ULIARTE: ADIOS A UN GRAN REVOLUCIONARIO

SE FUE EL «PETISO» ALFREDO ULIARTE: ADIOS A UN GRAN REVOLUCIONARIO

  Nos deja hoy un compañero único. Luchó contra la burguesía durante toda su vida. Y luchó durante dos años contra la enfermedad, contra la muerte. Es decir, contra todos los obstáculos que el capitalismo pone a los obreros, a los pobres, dificultando la atención...

35 AÑOS DE LA MUERTE DE MORENO: ALGUNAS TAREAS QUE NOS COMPROMETEN

35 AÑOS DE LA MUERTE DE MORENO: ALGUNAS TAREAS QUE NOS COMPROMETEN

El 25 de enero se cumplió un nuevo aniversario del día en que perdimos a nuestro maestro. Fueron 35 años de construcción sin él, muy difíciles. Defendiendo su legado, la defensa del marxismo y el trotskismo, frente a muchas corrientes que se desviaban del camino...