Petroleras: mantener las ganancias a pesar de la crisis

Escrito por Guillote

29 enero, 2016

La enorme crisis de la economía capitalista mundial se refleja plenamente en el precio de barril de petróleo crudo que no dejó de abaratarse desde los más de US$ 100.- que costaba en 20141 , llegando hoy a valer aproximadamente un cuarto que en ese momento. Eso signifi ca para los productores de petróleo, grandes pérdidas; para los importadores, un alivio.

Una situación que tensiona las disputas por la renta petrolera. Se benefi cian los países importadores, al recibir parte de la renta que dejan de percibir las petroleras, mientras que los grandes perdedores son los países exportadores de petróleo principalmente aquellos con economías inefi cientes y petróleo dependientes, caso Venezuela, Rusia, Irán, países que recién les cierran las cuentas con precios del barril por encima de los US$100.-2

En las bolsas del mundo se refl ejan la baja de sus ganancias, y las grandes multinacionales no quieren dejar de perder en esta competencia, y ya aplican los planes que las burguesías aconstumbran: que la crisis la paguen los trabajadores. En EEUU, a pesar del fracking, en los últimos 14 meses se despidieron 220.000 trabajadores. Shell anunció en 2015 el despido de 6.500, el Grupo Centrica, del Reino Unido 4.000, y la British Gas 6.000. Sólo el comienzo. 3

Desde el análisis marxista esto se debe a la necesidad de los pulpos petroleros de mantener las ganancias a pesar de la crisis. En este marco es conveniente analizar algunas variables:

La demanda mundial disminuye: por la menor actividad económica en la Comunidad Europea, y la debilitada demanda de China, hay menor reclamo de petróleo que hunde aún más los precios del crudo. El nivel de importaciones desde países de la OPEP, se redujo a menos de la mitad.4

Estados Unidos produce más y exporta: Por el impresionante aumento de su producción petrolera doméstica en base a yacimientos de esquistos, shales o no convencionales (fracking), su producción subió de 4,7 millones de barriles diarios a 8,9 desde 20083 con la incorporación masiva y sostenida de inversiones y tecnología promovidas por el Gobierno de Obama. Esto hizo que EEUU vuelva a exportar petróleo después de 40 años.

Sobreproducción de crudo: a la mayor producción de EEUU, se agrega una sobreoferta de la ilimitada producción de Arabia Saudita, paradójicamente aliado de EEUU en Medio Oriente. Sumándose la entrada de Irán tras el levantamiento de las sanciones, que generaría 1,5 millones de barriles diarios.

En Argentina se profundiza la crisis

Las multinacionales que venden combustibles, como YPF, Shell, Axion, Petrobras y Oil les cobran a los consumidores fi nales en pesos (salvo una porción mínima que se exporta) pero con el 80% de costos en dólares, como cotiza el petróleo. En diciembre el Gobierno macrista convalidó una devaluación que llega al 45% aproximadamente. De manera que estos pulpos internacionales necesitan más pesos para pagarles a sus proveedores y los aumentos salariales a los trabajadores que reclaman por la infl ación incontenible. Es la primera clave del aumento en los combustibles.

Desde la estatización de la mayoría accionaria de YPF en abril de 2012 el gobierno de Cristina decidió sostener un precio del barril en el mercado interno a U$S 77 promedio, como incentivo para incrementar la producción en el país, en el marco de défi cit comercial en materia de energía.

Es decir que con cotizaciones actuales a U$S 30 el barril, a las petroleras no les conviene exportar, sino vender su producto fronteras adentro. Ese valor superior impide que se reduzcan los precios al público, pero al Gobierno le conviene paradójicamente importar por los bajos valores internacionales. La segunda clave del confl icto.

Para ello el Gobierno de Macri sigue sosteniendo el subsidio de la demanda -los automovilistas- a las petroleras para evitar un colapso de la actividad, en especial en la Patagonia, pero quiere eliminar el subsidio a lo que se exporte . Una moraleja: si hoy se abriera la importación de crudo, los automovilistas pagarían la mitad al llenar el tanque.

Un tire y afl oje entre las petroleras y el Gobierno cuya meta es reducir subsidios, pero en un marco donde las pérdidas de las multinacionales también deben ser soportadas por los trabajadores de nuestro país.

 

 

(1) Diario Clarín -Ieco– 20-01-2016  (3) Diario Clarín -Ieco – 07-01-2015 (4) Elinversoronline.com – 24-11-2015

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por Guillote

29 enero, 2016

Artículos relacionados

EL AJUSTE DE LA UNIDAD

EL AJUSTE DE LA UNIDAD

Con un festejo que, a los ojos de la crisis actual, no deja de parecer exagerado, finalmente Sergio Massa, que era Presidente de la Cámara de Diputados, asumió como ministro de Economía con super poderes, con medidas que, se las mire por donde se las mire, implican...

MEDIDAS DEL SUPERMINISTRO MASSA

En su presentación del miércoles 3 Sergio Massa, avalado por el Gobierno de los Fernández, se cuidó muy bien de no mencionar las pautas exigidas por el FMI firmadas por el Congreso junto al macrismo, centralizando los planes en ayudas a los capitalistas, con...

HAY QUE DAR VUELTA EL MODELO DE PAÍS

Para solucionar los problemas económicos estructurales   Los problemas económicos a los que nos enfrentamos no son nuevos, hace décadas que las vidas del pueblo trabajador dependen de cómo esté el dólar y la consecuente inflación, empleo, etc. Y como somos un...