POLÉMICA CON EL PARTIDO OBRERO SOBRE EL FINAL DEL JUICIO 18D: DOS ESTRATEGIAS DISTINTAS

Escrito por Daniel Ruiz

21 septiembre, 2021

En la jornada del lunes se realizó un acto convocado desde el Partido Obrero para el cual no nos han llamado a coordinarlo ni a debatir el carácter. Lo más importante es que se empieza a ver dos políticas frente al juicio y al ataque del Estado a los revolucionarios.

¿Cómo podemos estar en contra de las iniciativas en torno a la libertad por Sebastián Romero o por mi absolución y la de Cesar Arakaki? Pero estamos entrando en la etapa final y en ese sentido desde el PSTU alrededor de este juicio tratamos de coordinar con todas las organizaciones las actividades, incluso cuando estaba detenido. Pero siempre lo hacíamos por una concepción histórica de la lucha obrera por los perseguidos, para lo que podemos citar los ejemplos por Sacco y Vanzetty, por los Mártires de Chicago o por los presos palestinos con campañas que se hicieron coordinando con la mayor amplitud posible para dar fuerza ante el ataque del Estado.

Fueron las Internacionales obreras, todas, incluida la Cuarta, que tuvieron esa política contraria a realizar un acto para que todos vengan al pie y además llamar a jornadas de lucha con un programa ya puesto, como hace en este caso  el Partido Obrero.

Hago esta reflexión porque se usó mi rostro para la convocatoria a un acto sin tomarse la molestia de llamarme y eso que desde noviembre de 2019 nos vemos todos los lunes con el Partido Obrero en las audiencias de juicio.

Una postura ante el juicio

Recuerdo muy bien las primeras reuniones con el Partido Obrero, en las que plantearon una serie de dudas del juicio en donde nos argumentaban que lo mejor era postergar el inicio, cuestión que después revirtieron aceptando el juicio. En esas reuniones donde personalmente participé les dije mi opinión de este juzgamiento y el carácter que le debíamos dar y es lo que hicimos, denunciar al Estado por su carácter capitalista, decir el derecho a la autodefensa, eso significa defendernos del ataque de las fuerzas represivas con lo que tengamos en la mano y que en ese plano la querella iba a quedar desdibujada por que la pelea era poder obrero vs. poder capitalista.

Esta visión del Partido Obrero partía de que ante el cambio de gobierno de diciembre de 2019 deberíamos esperar como se iba a traducir ese proceso en los Tribunales. Nosotros consideramos que independientemente de los vientos de cambios por la entrada o salida de los gobiernos, el juicio se presentaba en un momento de alza en los reclamos, y ya que mi libertad se dio con un proceso unitario y de luchas durante más de un año.

Es por eso que no compartimos la posición de ponerse a derecho y presentarse en una Justicia que no daba garantías ni en ese momento ni ahora. Por eso valoramos lo actuado por Sebastián Romero al respecto, es más, durante este juicio nuestra postura fue achicar los tiempos, desechar todos los testigos de la fiscalía, pero el Partido Obrero dijo que deberían respetarse los testigos cuando de los 114 (mayoría de policías y ñoquis de la Defensoría del Pueblo de Alejandro Amor) a mi defensa solo le permitieron presentar dos.

Hay que destacar que Alejandro Amor fue votado por unanimidad en la Legislatura de CABA de los últimos años, como Defensor del Pueblo, en una sesión que fue encabezada por el Presidente del Cuerpo Parlamentario, Diego Santilli. Allí se aprobó la candidatura de Amor por unanimidad de los 54 legisladores presentes de 2019  (1),  quien se presentó voluntariamente al Juzgado para decir que había grupos organizados para los desmanes de ese 18 de diciembre. Hasta el momento no he leído que desde la banca del Partido Obrero en la Legislatura hayan reprobado la acción de Amor en el juicio.

Quizás la estrategia era patear la resolución para diciembre cuando se sabrían los movimientos electorales. Nosotros nos inclinamos por el camino de la lucha y dar una postura del carácter genuino de la acción directa de los trabajadores y trabajadoras, tal cual lo hicimos en el acto de inicio del juicio el 25 de noviembre de 2019.

Reivindicamos lo que hicimos o esquivamos el accionar de la primera línea

Mi declaración indagatoria y mi testimonio en el juicio fueron partiendo de reivindicar lo que se hizo ese día, no solo mi accionar o el de Sebastián Romero, sino de toda esa primera línea multitudinaria en las que estaban Cesar Arakaki y Dimas Ponce.

Lo hice por una concepción concreta, que éste es un juicio “farsa” que independientemente de los gobiernos es una Justicia patronal y por lo tanto en esta instancia de llegar a juicio debemos usarlo como ejemplo para el conjunto de la clase obrera. Que el derecho a la autodefensa obrera es un derecho legítimo de los trabajadores y trabajadoras sin importar lo que nos dicen las leyes de los patrones.

Sin embargo la táctica de la defensa del Partido Obrero ha sido que sus representados no han sido partícipes del accionar de esa valiente primera línea del 18 de diciembre. Esto escribió Prensa Obrera al respecto de la salida de la querella el 2 de marzo de 2020

“En la audiencia en que declaró Escobar se le exhibió un video de la movilización, donde se observa que en el momento que recibe el piedrazo, tanto Arakaki como Ponce se encuentran totalmente ajenos a esa acción. La persona autora de esa agresión no solo no estaba en el juicio, sino que se la podría haber identificado, pero evidentemente hubo una decisión política y se optó por atribuir ese delito a los militantes del Partido Obrero” (2)

Pero esta actitud toma un relevamiento más importante en la última audiencia con la testigo Mariana Romano, aportada por el Partido Obrero, a la cual las abogadas del PO le preguntan si era militante de esa organización y si vio alguna vez en todas las marchas que  participó el uso de pirotecnia en las columnas del Partido Obrero, y la respuesta fue que es militante de años y que nunca vio usar pirotecnia a su organización.

Acá queda claro que la táctica del Partido Obrero es desligarse de la acción directa de esos miles de la primera línea, dejando en evidencia que los pirotécnicos son los militantes del PSTU, y que había otros violentos que dejan al azar y pidiendo prácticamente que llamen a los que identifican en los videos.

Entonces mi prisión y la de Sebastián la entendemos como un castigo a esa primera línea. Por lo tanto para nosotros es nuestro deber defender y reivindicarla, no buscar escuetos judiciales para no hacernos cargo de la voluntad de la clase obrera ese día, debemos decir la verdad. ¿Queremos otro 18 de diciembre con primeras líneas o no? Porque la historia de la clase obrera mundial fue así, resistencia palos contra palos, armas contra armas y bombas contra bombas, la del boicot, la del sabotaje, gomeras, molotov, la de los piquetes armados y la milicia obrera, esa es nuestra tradición y como patagónico, a 100 años de la huelga de los peones tengo esa escuela, la de la Patagonia Rebelde.

Llamamos a organizar un acto amplio y unitario este 18 de octubre

El día de los alegatos queremos organizar como lo hemos hecho siempre un acto amplio y unitario para defender la necesidad de la clase obrera a la autodefensa. Donde se expresen los abusos de una Justicia al servicio de los ricos, que sea también tribuna para las demás causas armadas por este régimen contra los luchadores y luchadoras y el pueblo pobre.

Para ello estaré viajando a Buenos Aires desde mi ciudad, para impulsar un acto de ese tipo, y desde mi partido, el PSTU, y la LIT-CI, nos pondremos una vez más en tratar de lograr la amplitud necesaria sin bajar nuestras banderas.

Que programa debemos levantar

Ante la crisis política y el hambre en el pueblo argentino debemos levantar no solo una ruptura con el FMI, sino que debemos tomar en nuestras manos los problemas. Retomar la experiencia de los piqueteros de Neuquén, Tartagal o Mosconi,  con cortes por tiempo  indeterminado, hay que ir a los supermercados a buscar la comida, a los frigoríficos, a los laboratorios y farmacias para medicamentos para nuestras familias.

Pero no será fácil porque la Justicia y las fuerzas represivas lo van a querer impedir, pero a la vez que la derecha y los Milei o Espert crecen en votos, la única manera de frenarlos es en nuestro terreno, la calle, la ruta, el piquete. Por eso si queremos terminar con esta derecha debemos desde este momento votar en los sindicatos y organizaciones sociales los comités de autodefensa, adiestrarlos, prepararlos, porque en última instancia las cosas se verán en la calle como el 18 de diciembre. Para el PSTU consideramos que eso no es espontáneo y si queremos hacer la Revolución debe partir de llevar esta discusión a la clase obrera, organizarla para que sea un 18D triunfante.

Esa perspectiva y esa defensa de las primeras líneas en camino de una revolución social en Argentina será mi alegato final y mi defensa a todos los heroicos combatientes, hombres, mujeres y la juventud que se plantó ese día en Plaza Congreso. De mi parte no los negaré y si tengo que pagar con cárcel para que ellos estén libres lo haré nuevamente.

¡Viva la primera línea del 18 D!

¡Libertad a Sebastián Romero!

¡Nulidad del juicio y absolución a todos los imputados!

21 de septiembre de 2021

https://www.legislatura.gov.ar/posts/designaron-al-defensor-del-pueblo-y-sus-adjuntos133.html

https://prensaobrera.com/libertades-democraticas/se-baja-la-querella-del-oficial-escobar-en-el-juicio-contra-cesar-arakaki/

Firmá el petitorio
haciendo click en la imagen

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Daniel Ruiz

21 septiembre, 2021

Artículos relacionados

EL 18/10 TODOS A COMODORO PY

EL 18/10 TODOS A COMODORO PY

Estamos en las últimas jornadas del juicio contra Daniel Ruiz y César Arakaki, un juicio plagado de vicios al servicio de la Fiscalía encabezada por Juan García Elorreo y autorizado por el juez Javier Ríos. Juez que permitió la presentación de más de cien testigos,...