POLÍTICAS DE GÉNERO DEL GOBIERNO: DECLARACIÓN DE INTENCIONES VS REALIDADES

Escrito por Secretaria de Mujeres PSTU- Lucha Mujer

23 julio, 2021

A fines de junio la Ministra de  Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta declaró que “Argentina está a la vanguardia en temas de género en el mundo”1. Dimensionó así la importancia de la invitación de Emmanuel Macron, Presidente de Francia, a Alberto Fernández, a participar junto a él de la inauguración del Foro Generación Igualdad organizado por la ONU (Naciones Unidas), Francia y México, y que culminó en París los primeros días de julio. ¿Significa que nuestro país es “pionero” y está a la altura de los “países del hemisferio norte, como sostuvo Gómez Alcorta?

———————————————————————————————————————————————-

La titular del Ministerio de Mujeres destacó, dentro de sus declaraciones, logros correspondientes tanto a los años del kirchnerismo, como de la actual gestión: las Leyes contra la Violencia, de Educación Sexual Integral, de Matrimonio Igualitario, de Identidad de Género. Más cerca en el tiempo: la aprobación de la IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo) y la ley de cupo laboral trans.

Coincidimos con Gómez Alcorta en que esas leyes representan pasos adelante en la pelea contra el machismo y la discriminación de la diversidad sexual. Sin embargo, estamos en la otra punta del espectro cuando pasa por alto que ese avance es producto de la lucha del conjunto de la clase trabajadora y sectores populares (como fue en el levantamiento del 2001 o en las jornadas de diciembre del 2017 contra las reformas de Macri), de las mujeres, la juventud y las minorías oprimidas (las multitudinarias marchas por basta de femicidios y violencia machista o las de la “marea verde”, por ejemplo). Al saltear a quienes ganamos las calles para alcanzar esas conquistas, las coloca intencionalmente como resultado de la voluntad política del kirchnerismo o del Frente de Todos (FdT).

 

Con “lo posible” no alcanza

En línea con las opiniones de la Ministra de Mujeres, la dirigencia política ligada al (FdT), de la CGT, de ambas CTAs, de gran parte de los movimientos sociales y de mujeres, también afines al Gobierno, manifiestan con su discurso, sus acciones esporádicas o su inacción directa, su confianza en la gestión de los Fernández. Defienden que éstos hacen lo máximo que puede esperarse en una situación tan adversa, que sería utópico exigir más allá de “lo posible”.

 

Pero, ¿qué es “lo posible”? Veamos ejemplos.

Femicidios: la Ley 26.485 contra la Violencia (sancionada en 2009) sigue casi sin cumplirse, mucho menos puede pensarse en ampliar sus alcances. En la mayoría de las provincias no hay siquiera asistencia legal gratuita o licencias por violencia de género para las trabajadoras, ni casas de refugio suficientes. El femicidio es un flagelo que no decreció y para peor, aumentó con la pandemia. Según datos oficiales2 el año pasado se registraron 251 víctimas directas de femicidios (en 6 de estos casos se trató de travesticidio/transfemicidio), uno cada 35 horas. Durante 2020 se recibieron 108.403 denuncias, 300 llamados diarios, en los que solo 26.706 tuvieron alguna intervención del Estado (alrededor del 27%, una cuarta parte del total), cifras que tampoco aclaran cuál fue el auxilio efectivo.  El principal programa del Ministerio de Mujeres es el Plan Acompañar, que consiste en un subsidio de $21.000 por 6 meses. ¿Qué mujer puede esquivar al violento, sostener a sus hijos, procurar trabajo y vivienda, lograr autonomía, con ese ingreso?

Diversidad sexual: en mayo se lanzó el Plan Igualdad 2021-2023 que consta de 15 acciones. La mayoría de ellas son vaguedades que “articulan” o crean oficinas, dan cursos, no pueden llevarse adelante por vacíos legales, etc. Lo más concreto son dos acciones. Una estaría dedicada a profundizar la perspectiva de género en el presupuesto. Y otra al cupo laboral trans, de reciente sanción y cuya aplicación es mínima, tanto que referentes de la comunidad trans plantean que “la lucha continúa” ya que los cargos se ocupan “a cuenta gotas” y cuando se consiguen sufren “contratos basura, salarios por debajo del Salario Mínimo, sobrecarga de tareas y hostilidad de supervisores y compañeros”. 3

Presupuesto 2021: el Gobierno se enorgullece del Primer Presupuesto con Perspectiva de Género y Diversidad a lo que se destinan $1.3 billones. Pero ese monto no refleja un aumento verdadero ya que gran parte de los programas o políticas públicas que se incluyen son pre existentes, por ejemplo, lo que corresponde a ANSES ( Prestaciones Previsionales, asignaciones como la Asignación Universal por Hijo, etc.) que constituye nada menos que el 86,2% del gasto total.4

Ejecución de los fondos: la treta va más allá de pasar al renglón género y diversidad fondos que ya estaban en presupuestos anteriores. Además de que se prevé poco dinero para la magnitud de los problemas, no se ejecuta (se gasta menos que lo establecido) y se reducen partidas. Transcurrido medio año, el Ministerio de Mujeres ejecutó 24,7 % de los 6.204 millones que tiene asignados, cuando debería estar alrededor del 50%. Del principal programa de ese Ministerio, “Formulación de Políticas contra la Violencia por razones de Género” solo se ejecutó un 23,3%. Si se observa al interior de otros programas se encuentra, además de subejecución, reducción de gastos. De acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), los programas de salud reproductiva tuvieron una reducción de $370 millones (-6,9%) y los que apuntan a prevenir la violencia de género, casi $470 millones (-7, 5%), por ejemplo.5

Ya señalamos que consideramos este paquete de leyes como el producto de una lucha de años. El PSTU y Lucha Mujer somos parte de esa pelea y la reivindicamos. Pero también alertamos que las leyes no solucionan los problemas por sí mismas. Los ejemplos anteriores lo muestran.

También abren el interrogante acerca de si se puede proclamar a Argentina “pionera” en políticas de género y diversidad.

 

Para lograr cambios reales hace falta mucho más.

La pandemia ha colocado al sistema capitalista/imperialista mundial, que ya cargaba con una crisis política y económica, en una encrucijada. Queda expuesto que la ganancia desmesurada de una ínfima parte es a costa del sufrimiento de la mayoría: millones asolades por el COVID-19 y la muerte, sin vacunas ni qué comer, arrojades a la calle escapando de la violencia machista, sin trabajo o con sueldos de miseria, sin techo, salud ni educación. ¿Cómo soportar semejantes penurias sin protestas, sin estallidos, sin rebeliones?

Justamente, Macron, uno de los jefes del imperialismo mundial, pondera al Gobierno de Alberto Fernández y del FdT, porque éste, de la mano del Papa, negocia amigablemente sus deudas (incluso la odiosa deuda de Macri), mientras elabora políticas, como las de género y diversidad, que sin poner en riesgo los compromisos con el Club de París, el FMI y los demás buitres, puedan contener en nuestro país, explosiones similares a las de Chile, Colombia, Paraguay, Perú y ahora, Cuba.

Sin ir más lejos, en junio, Argentina anunció un pago parcial de 430 millones de dólares al Club de París para no caer en “default”. Al cambio oficial son unos $41.437 millones, casi 7 veces superior a los 6.204 millones que asigna el elogiado Presupuesto 2021 al Ministerio de Mujeres. ¡Por eso Macron engrandece a Alberto Fernández!

Para nosotres, PSTU y Lucha Mujer, que somos una organización socialista y revolucionaria, la posibilidad de frenar los femicidios y la violencia machista, de tener un verdadero programa con políticas de prevención, refugios, asistencia legal, de salud y psicológica, subsidios, prioridad en el empleo y vivienda para las víctimas de violencia, entre otras medidas, no vendrá de esperar las decisiones de éste u otro de los gobiernos de turno. No aplicaron un programa así hasta ahora y no lo harán.

No tenemos que votarlos más. ¿Vamos a votar a Insaurralde del FdT, actual Intendente de Lomas, que hace dos semanas desalojó con topadoras a 300 humildes familias de Ingeniero Budge que habían sido estafadas en la compra de sus terrenos? ¿O a los candidatos de Larreta, de Juntos por el Cambio, quienes tienen permanentemente la protesta en las calles de enfermeras y enfermeros de CABA porque les quitaron la categoría de trabajadoras/es de salud y por sus sueldos que no llegan a la línea de pobreza y sus pésimas condiciones laborales, en medio de la pandemia? ¡Basta de votar a nuestros verdugos! ¡Tenemos que optar por candidatas/os trabajadoras/os y luchadoras/os!

Ninguno de esos partidos romperá con el orden imperialista, dejará de pagar la Deuda-estafa ni pondrá fuertes impuestos a los bancos y grandes empresas para sustentar el plan económico obrero y popular que necesitamos.

Tenemos que reunirnos, hacer asambleas en lugares de trabajo, estudio y en los barrios, construir una organización que se proponga pelear, apoyar otras luchas y coordinar con ellas, poner los reclamos contra la violencia machista, y todos los reclamos de las mujeres y de los demás sectores oprimidos, junto a las reivindicaciones de la clase obrera. Una organización que contemple la autodefensa, las políticas de cuidado de les hijes (empezando por guarderías y jardines maternales), que exija e imponga su voluntad a las conducciones gremiales, estudiantiles y de los movimientos sociales o las pase por encima si no respetan a  sus bases.

Las compañeras que organizan ollas populares en los barrios, las que desafían la represión gubernamental tomando tierras en busca de una vivienda para ellas y sus hijes, las trabajadoras que siguen poniendo garra para defender la salud o la educación públicas, las que elaboran lo que comemos, vestimos, los medicamentos y las máquinas que precisamos, las jóvenes castigadas por la violencia sexual, la desocupación y la precariedad laboral, ¡podemos hacerlo!

Nos ganamos un lugar al frente de muchas peleas junto a nuestros compañeros varones. Lo necesitamos para orientar cada lucha y el conjunto de todas ellas hacia un cambio de raíz, hacia romper las cadenas con el imperialismo junto a nuestras hermanas y hermanos de clase de Latinoamérica y empezar a construir una sociedad sin explotades ni oprimides, una sociedad socialista. El PSTU y Lucha Mujer estamos comprometides en esa tarea: te invitamos a hacerla con nosotres.

1 Ámbito, Gómez Alcorta: “Argentina está a la vanguardia en temas de género en el mundo”, 29/06/2021

2Registro Nacional de Femicidios elaborado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

3 Página 12, Soy, Cupo laboral trans: la lucha continúa, 02/07/2021

4 Datos extraídos del Primer Presupuesto con Perspectiva de Género y Diversidad 2021

5 La Nación, Una bandera del gobierno: fuerte subejecución en partidas destinadas a políticas de género,  05/07/2021

Firmá el petitorio
haciendo click en la imagen

septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Secretaria de Mujeres PSTU- Lucha Mujer

23 julio, 2021

Artículos relacionados

ELECCIONES Y MUJER TRABAJADORA: LO POSIBLE NO ES SUFICIENTE

La propaganda electoral abruma, pero las propuestas son pocas: para la mujer trabajadora, casi nulas. Victoria Tolosa Paz, primera precandidata a diputada nacional del Frente de Todos (FdT) en la provincia de Buenos Aires, declaró hace días: “En estas elecciones lo...