Por una salida obrera y popular

Escrito por Cristian Napia y Luciana Danquis

1 octubre, 2015

Las elecciones en Tucumán dejaron al desnudo el robo de votos y cómo funciona esta democracia, que solo es “democrática” cuando no están cuestionados sus negociados y las ganancias de los empresarios. Cuando no, reprimen. También dejan en evidencia la complicidad de todos los candidatos oficialistas y opositores, que se asustan de la movilización popular y ahora llaman a confiar en la justicia que avala el fraude.
Ante el manto de sospecha de que lo ocurrido en Tucumán se traslade a todo el país, oficialistas, opositores, jueces, diputados y medios de comunicación cerraron filas e hicieron valer el pacto patronal que los une. Por eso intentan hacernos creer que solo sirve votar a Scioli, Macri o Massa, que son los únicos que podrían ganar o tener un papel decisivo en un posible ballotage.
Todos ellos gobiernan en el país y sus provincias para los mismos intereses (ver pág. 2), y así lo van a seguir haciendo, gane quien gane el 25 de octubre.
Por eso, lo útil para los trabajadores es fortalecer con nuestro voto a la única alternativa que propone un país gobernado por los trabajadores.

Fortalecer al FIT es fortalecer nuestra lucha contra el ajuste

El FIT viene creciendo y siendo una referencia cada vez más importante entre los que quieren dar la pelea contra este modelo económico donde la deuda externa y las multinacionales saquean nuestras riquezas y se llevan al exterior lo que producimos.
Las banderas que levanta el FIT son la ruptura con el actual modelo económico y el actual régimen político para llevar adelante un programa de fondo para salir de la crisis: un programa obrero y un gobierno de los trabajadores.
Por eso, para derrotar el ajuste, el único voto útil es el que fortalece una alternativa de y para los trabajadores.

Más que nunca necesitamos una campaña unitaria

Las perspectivas de estas elecciones es que la izquierda se consolide como una referencia importantísima de izquierda para todos aquellos compañeros que se vienen desilusionando con el gobierno K y su candidato Scioli y tampoco confían en el resto de los candidatos patronales, como Macri o Massa. Y el voto a Del Caño en las PASO expresa también una voluntad de renovación generacional en la izquierda, de la que espera que esté a la altura de las tareas que tienen los trabajadores frente a la crisis.
Al servicio de llegar con esta propuesta a todos los trabajadores del país es que tomamos la candidatura de Del Caño. Para que cada vez sean más los trabajadores que hagan suyo el programa del FIT, que es el único que da salida a sus necesidades.
Para aprovechar la oportunidad y responsabilidad ante la que estamos es más urgente que nunca que el conjunto de las fuerzas que componemos el FIT realicemos una campaña unitaria y salgamos todos juntos a decirle a los millones de trabajadores que hoy están abiertos a escucharnos, que la crisis no tenemos que pagarla los trabajadores, que hay una salida para que no la paguemos, que es la que presenta el programa del FIT.


¿Para qué participamos los revolucionarios de las elecciones y del parlamento?

El parlamento es una gran tribuna, donde a través de él pueden ser escuchadas por millones de trabajadores nuestras denuncias sobre todas las injusticias que sufren el pueblo trabajador, nuestros reclamos y nuestras propuestas. En el mismo sentido, para aprovechar esa gran tribuna y ese momento de mayor discusión política en el conjunto de la sociedad, es que entendemos la participación en las elecciones.
El Frente de Izquierda y de los Trabajadores logró en este último período llegar al Congreso Nacional y a la Legislatura de varias provincias, además de a algunos Concejos Deliberantes. Está en extraordinarias condiciones para utilizar esas tribunas para agitar el programa obrero y popular de salida a la crisis.
Por eso es un despropósito que teniendo esas condiciones extraordinarias no estemos haciendo una campaña unitaria y haya una, la del PO, que se centra en el voto a diputados, como si obtener un diputado de izquierda fuera la salida para los trabajadores, y otra, la del PTS, que se centra en la construcción de una figura como Del Caño. Para nosotros el centro tendría que ser  presentar  el programa de salida a la crisis para los trabajadores.
En un sentido similar creemos que es bueno presentar proyectos de Ley, como los que han presentado los diputados del FIT, como una forma de hacer concreta una propuesta. Sin embargo, no debemos confundirnos ni confundir a los trabajadores: no ponemos depositar ni la más mínima confianza en que a través de proyectos de ley  podremos obtener conquistas, porque el parlamento es un terreno donde los políticos representantes de las multinacionales tienen la inmensa mayoría, las conquistas solo con lucha podemos conseguirlas. Por eso, porque nuestro terreno es el de la calle, todo el accionar parlamentario tiene que estar subordinado a la movilización y no al contrario.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Cristian Napia y Luciana Danquis

1 octubre, 2015

Artículos relacionados

ELECCIONES NACIONALES EN UTA

ELECCIONES NACIONALES EN UTA

El 1 y 2 de diciembre, se realizarán las elecciones en UTA. Se presentarán 3 listas: la Celeste y Blanca, capitaneada por el histórico burócrata Roberto Fernández, actual secretario general del gremio. Mas cercano a la conducción Cegetista de  Daer y Acuña, se...

LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE LA ENERGÍA

Llevamos años de pérdida salarial en relación a la inflación, que llevaron el salario de los trabajadores de la energía eléctrica -que históricamente tuvimos ingresos relativamente altos- al nivel más bajo. En Edenor, la base salarial no supera los 150.000 pesos, en...