Nacional /

PROYECTO 2021, UN PRESUPUESTO DE AJUSTE

PROYECTO 2021, UN PRESUPUESTO DE AJUSTE
Por

En estos días ingresó al Congreso de la Nación el proyecto de Ley del Presupuesto para el año que viene. El Poder Ejecutivo a través del Ministro de Economía, Martin Guzmán, presentó la propuesta en un año marcado por una tendencia a la recesión mundial acelerada por la pandemia del COVID 19.

CRISIS ECONOMICA

Tal como lo indica el propio informe presentado por Guzmán el país atraviesa una crisis económica severa. Tras cuatro años de gobierno de Mauricio Macri el Gobierno de Alberto Fernández asumió con un país endeudado hasta la manija, con vencimientos en el corto plazo infranqueables, inflación de alrededor del 55%, caída del PBI del 7,9%, tasa de interés altísima, pobreza en 35% y una reducción salarial en torno del 18% para los trabajadores en actividad.

El informe de Economía también observa que medidas tomo el nuevo Gobierno para sortear esta situación, en donde destaca dos:

  • La ley de Solidaridad, que implicó en los hechos un ajuste a los jubilados, anulando la movilidad preestablecida, cambiándola por una designada por decreto por el Ejecutivo.
  • El “Re-perfilamiento” de los vencimientos de una parte de la fraudulenta Deuda Pública Externa, que luego de capitalizar los intereses usureros adeudados, negoció a futuro tasas más bajas. Pero aún así muy superiores a las aplicadas en el mundo actualmente, en los términos que querían los “Bonistas Buitres”.

Ambas medidas fueron en función de ajustar a sectores de los trabajadores y el pueblo para honrar la fiesta a los buitres de la Deuda Externa.

A esta situación de por si delicada, se le sumó el problema del Coronavirus, que con su llegada al país forzó a dictar un Aislamiento Preventivo que paralizó en gran parte la actividad económica por un tiempo, provocando una caída del 19% del PBI.

¿QUIÉN ESTA PAGANDO LA PANDEMIA?

El informe presentado por el Congreso destaca las medidas tomadas por el Gobierno frente a la pandemia. Entre ellas se mencionan:

  • El ATP (Subsidio a las empresas para pagar salarios)
  • IFE (Ingreso familiar de $10.000 cada dos meses)
  • Reforzamiento del sistema de salud

A simple vista pareciera que el Estado es quien esta cumpliendo el rol de cuidar el bolsillo de la población frente a un problema inesperado. Pero si analizamos a bien los datos podemos notar algo bien diferente. En primer lugar no se menciona que las empresas junto a los traidores de la CGT acordaron una rebaja salarial del 25% para todos los trabajadores. En segundo lugar el ATP representó una transferencia de fondos a más de 310.000 empresas, muchas de las cuales vienen ganando muchísimo dinero, incluso algunas son multinacionales y aprovecharon esos subsidios y créditos baratos para fugar divisas al extranjero. En tercer lugar el IFE represento un subsidio miserable de $10.000 ($5.000 por mes), siendo que la canasta familiar oficial del INDEC está en los $50.000, cuando llega a los $80.000 en algunas zonas del país. Por último y no por eso menos importante, el Gobierno habla de un reforzamiento del sistema de salud cuando miles de enfermeros y médicos denuncian faltantes de elementos básicos de prevención, atención y medicación. Pero más allá de eso los números son elocuentes: en la ejecución del presupuesto del año 2020, un 10,7% se fue en pagos de intereses de Deuda Pública, mientras que en salud se utilizó menos de la mitad, un 4,8%. Los datos hablan de cual es la prioridad de este Gobierno.

METAS Y AJUSTE

Adentrándonos más en la presentación del proyecto de Ley podemos encontrar cuales son las perspectivas en términos económicos que presenta el Gobierno. En términos generales presenta como objetivo mantener un tipo de cambio del dólar a $101.- para fines del año que viene. Algo bastante irrisorio si se tiene en cuenta que en la calle Florida al día de hoy los “Arbolitos” ofrecen el dólar en torno a los $140. Junto con este tipo de cambio el Presupuesto señala una previsión de inflación en torno al 29%, algo más que dudoso cuando ya anunció de las tarifas de servicios. Otro dato interesante es que el Presupuesto anticipa un Déficit Primario del 4,5%,  y este año se estima que será del 8% por lo cual el Gasto Público se reducirá.

El presupuesto a la vez asigna alrededor de un 8% para pago de Deuda Pública, mientras que tan solo 4,5% será para Salud, 5,87% para educación y 1,80% para vivienda. Una vez más los buitres de la Deuda con el FMI a la cabeza son como prioridad nacional en detrimento de cuestiones tan sentidas por la población en su conjunto.

UNIDAD CONTRA UN NUEVO AJUSTE

Por el análisis que venimos realizando, podemos afirmar que nos enfrentamos a un nuevo intento por parte de los capitalistas y sus dirigentes burgueses de hacernos pagar la crisis en la que se encuentra el país. La oposición de Juntos por el Cambio es crítica de este proyecto. Ellos opinan que tiene que ser más duro y debe implementarse acompañado por reformas estructurales. Así lo reflejó Alfredo Cornejo, Diputado Nacional y ex gobernador de Mendoza, en el programa Animales Sueltos.

En contraposición a ellos, creemos que es necesario luchar por un plan de emergencia que ponga en primer lugar la salud, educación e ingreso de todos los trabajadores. Un plan así tendría como eje no pagar un solo dólar más a los saqueadores de la Deuda Externa, mucho menos al FMI. Tambien implementar un verdadero impuesto a las grandes fortunas que obligue a los Roggio, Techint, Pérez Companc, Bulgheroni, entre otros a que la pongan de verdad. Es necesario además expropiar a todos los empresarios que hicieron fraude durante el gobierno de Macri como Vicentin o Dietrich, que estafaron a medio mundo y tienen protección del Poder Judicial.

Con muchos compañeros peleamos en unidad para que se vaya Macri, enterremos por siempre cualquier intento de ajuste volviéndonos a encontrar en las calles en defensa de nuestras condiciones de vida.

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar