¿Qué nos dejó el paso de Obama por Argentina?

Escrito por Alejandra Salinas y Maga Páez

1 abril, 2016

Quizás vos sos uno de tantos compañeros a quien no le pareció mal la visita de Obama. El actual presidente de los EE. UU es un hombre de raza negra, una raza perseguida y oprimida en Estados Unidos, seguramente te cae mucho más simpático que el anterior presidente de EE.UU que nos visitó: George Bush.
Cuando vino Bush preparaba la invasión a Irak y su única preocupación era hablar de terrorismo. Obama en cambio no vino a anunciar ninguna invasión, al contrario venía de visitar Cuba y abrazar al hermano de Fidel Castro. Tampoco habló del terrorismo, e incluso rindió homenaje a las víctimas de la dictadura. Por eso quizá pensás que Obama es distinto, que no son los mismos yanquis invasores de antes y que por eso es exagerado repudiar su visita y decir que nada bueno traerá para los trabajadores.
Pero entonces nos hacemos la pregunta: ¿Qué nos dejó la presencia de Obama al país? Y la respuesta la vamos a encontrar en aspectos de la visita que no son lo que nos han querido mostrar la intensa campaña de los medios masivos de comunicación, los partidos políticos patronales y dirigentes sindicales ya que todos nos han hablado maravillas del paso del mandatario de la 1era. potencia capitalista mundial.

Acuerdos secretos para la entrega

Mientras en la televisión nos mostraban el ostentoso auto con el que se trasladaba Obama o la lujosa habitación donde se hospedaría con su familia en Bariloche, los funcionarios argentinos y estadounidenses sacaban chispas a sus lapiceras con la firma de un paquete de acuerdos que profundizan la entrega y dependencia económica, política y militar.
La tendencia de años anteriores bajo el gobierno K benefició a EEUU comercialmente dado que Argentina bajó sus exportaciones en 2015 en 3.382 millones de dólares, para aumentar las importaciones estadounidenses por 7.655 millones de dólares. A lo cual se suma la entrega bajo acuerdos secretos de reservas petroleras a Chevron y el negocio millonario de Monsanto. Macri le viene a dar continuidad a este camino dando un salto importante. La apertura comercial, a partir de la cual ambos países implementarán un programa aduanero bilateral para simplificar el intercambio, que quedó establecida en estos convenios no es más que dar más beneficios a la llegada de multinacionales para llevarse nuestras riquezas afuera, destruyendo así la ya devastada industria nacional.
Asimismo se llevaron adelante acuerdos para “favorecer el desarrollo energético” de Argentina en lo que respecta al gas y el petróleo lo que implicará que Estados Unidos tenga aún más control sobre nuestros recursos naturales, el empobrecimiento de energía de nuestro país y que sea cada vez más caro el acceso a ella.
Por otra parte, bajo la “noble” bandera de combatir el narcotráfico y el crimen organizado, ambos países acordaron que las fuerzas de seguridad argentinas sean asistidas y financiadas por Estados Unidos, con entrenamientos a funcionarios nacionales del FBI Y la DEA. Este entrenamiento también pretende preparar a las fuerzas argentinas para realizar “misiones de paz” en África como las que se realizan hoy en Haití y no significan otra cosa más que una invasión militar. Además, los acuerdos incluyen la formación de centros de fusión de inteligencia para que Estados Unidos y los Países Latinoamericanos compartan información para combatir el terrorismo.
Esto no puede dejar de recordar a tiempos oscuros de nuestra historia donde los militares eran entrenados en la Escuela de las Américas para acabar con aquellos jóvenes y trabajadores de Latinoamérica que en ese momento estaban dando heroicas luchas en defensa de sus condiciones de vida. Hoy, este acuerdo encaja al calor del ajuste que el macrismo quiere aplicar en los trabajadores y el pueblo con despidos, tarifazos e inflación, donde no duda de valerse del protocolo anti piquete y el proyecto X que heredó del kirchnerismo para reprimir y perseguir a quienes queremos resistir y frenar este ataque.

Obama y los DD.HH

Cuando se supo que la visita de Obama sería los mismos días en los que se cumplían los 40 años del comienzo del golpe militar, impulsado por Estados Unidos, generó en muchos la pregunta ¿qué haría Obama respecto de este aniversario? ¿Haría una provocación o un pedido de perdón?
En verdad no hizo ni una ni otra. La supuesta autocritica de Obama se limitó a “reconocer” que fueron lentos en denunciar la violación a los derechos humanos y se comprometió a abrir los archivos secretos de su país respecto de la dictadura. Archivos que ya habían sido abiertos y en los cuales no se puede leer nada (ya que está todo tachado o borrado). Las simples anécdotas de que se haya referido a las víctimas de la guerra sucia (alentando la teoría de los dos demonios y negando que lo que hubo fue un genocidio) y que diga que quería visitar “la tumba de los muertos” son claras muestras del grado de hipocresía de la autocrítica y el homenaje.
Más falso resulta aun si tenemos en cuenta que este personaje, el premio Nobel de la Paz, es el que en nombre de la paz bombardea ciudades enteras como en Siria, manda tropas a Irak, mantiene ocupado Haití y abierta la cárcel de Guantánamo donde se producen todo tipo de torturas.

Sostén y alabanzas a Macri

El comienzo del gobierno de Macri fue con miles de despidos, suspensiones, tarifazos en la luz, gas, e inflación que se está comiendo los salarios, es decir un brutal ataque a las conquistas obreras y populares. De todo esto Obama no dijo una palabra. Pero sí, llenó de elogios al empresario devenido en presidente de la Nación: “el objetivo del Presidente Macri es brindar el tipo de apertura, transparencia, competitividad, progreso adentro de Argentina que permitirá que personas increíblemente talentosas con maravillosos recursos naturales prosperen de un modo que no ha ocurrido por mucho tiempo”, (Clarín 14/3/16) ¿Obama desconoce el plan económico y social lo que Macri está llevando adelante en la Argentina? Lo conoce perfectamente, y además vino para apoyarlo, de este modo lleva adelante un sostén fundamental a la política de Macri de regreso al FMI, pago de la fraudulenta deuda externa y arreglo con los fondos buitres.
Lo que la visita de Obama nos deja es un sabor a que detrás de la apariencia de lo “nuevo” es que las “viejas” relaciones de EE.UU y Argentina siguen para quedarse. Y así como el apretón de manos de Obama y Macri selló la unión para ese objetivo, también nosotros debemos unirnos con todas las organizaciones políticas, sociales, sindicales, con todos los luchadores sociales, sindicales, juveniles y de dd.hh que protagonizamos las históricas jornadas del 24 de marzo, para luchar por una salida opuesta a la que Macri y Obama quieren imponer.

Notas
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-295548-2016-03-27.html
http://www.anred.org/spip.php?article11665

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por Alejandra Salinas y Maga Páez

1 abril, 2016

Artículos relacionados

ENFRENTEMOS EL SAQUEO Y LA COLONIZACIÓN

ENFRENTEMOS EL SAQUEO Y LA COLONIZACIÓN

¿Cómo se explica que un país rico en recursos naturales tenga a casi la mitad de la población bajo la línea de la pobreza? La respuesta parece complicada, pero en realidad es sencilla: estamos así porque las grandes empresas multinacionales se llevan el oro, la plata,...

ENFRENTEMOS DECIDIDAMENTE LA VIOLENCIA DE ULTRADERECHA

ENFRENTEMOS DECIDIDAMENTE LA VIOLENCIA DE ULTRADERECHA

El atentado a Cristina Fernández es un hecho muy grave, que muestra la existencia de grupos de ultraderecha decididos a utilizar la violencia directa.   No se trata de grupos de “loquitos”, sino un síntoma del estado de ánimo de un sector de la población. Ese estado...

EL ATENTADO A CRISTINA Y LOS GRUPOS DE ULTRADERECHA

EL ATENTADO A CRISTINA Y LOS GRUPOS DE ULTRADERECHA

Las imágenes de Sabag Montiel gatillando una pistola a centímetros de la cara de la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner conmocionaron el país y recorrieron el mundo. El fallido atentado puso en el foco de la atención a grupos como los grotescos “copitos”,...