Segunda Independencia para imponer un plan obrero de emergencia

Escrito por pstu

23 junio, 2016

La solución a los problemas cada vez mayores que tenemos los trabajadores no va a venir de la mano de quienes gobiernan para las multinacionales y empresarios, atacando a los trabajadores. Como muestran los cuadros de estas páginas hoy Macri es la mayor expresión de esto, aunque no debemos olvidar que el gobierno anterior iba en el mismo camino.
Para imponer las medidas necesarias para que la crisis no la paguemos los mismos de siempre, los que trabajamos todos los días y generamos las ganancias que ellos se llevan, es fundamental en primer lugar romper la dependencia y el sometimiento con el imperialismo. Así como lo hacía la Corona Española antes de la Revolución de Independencia, hoy el imperialismo saquea nuestros recursos y roban lo que debería ir para los trabajadores y el pueblo de nuestro país, ahora a través de las multinacionales, organismos de crédito y “acuerdos” comerciales. Y para hacerlo cuenta con los nuevos virreyes que gobiernan para sus intereses, a cambio de una pequeñísima parte del botín.
Así como los patriotas de entonces, San Martín, Belgrano, Moreno, se organizaron y pelearon para echar a los españoles, nosotros también tenemos que hacerlo, sabiendo que, en los tiempos que corren los únicos que podremos hacer esa tarea hasta el final somos los trabajadores a la cabeza, acompañados por pueblo pobre, porque nada nos ata al imperio, no tenemos ningún interés común con él. Así, con un gobierno obrero y popular, podremos imponer un plan económico al servicio de solucionar nuestras necesidades.

1- Romper las cadenas de la dependencia, NO al pago de la deuda

No podremos encarar ninguna “Segunda Independencia” si no terminamos con la fraudulenta e ilegítima deuda externa que socava nuestro futuro. La dictadura le dejó al FMI y los buitres internacionales un “regalito” y a nosotros nos encadenó hasta el día de hoy. Todos los gobiernos que vinieron después (Alfonsín, Menem, De la Rúa, los K y Macri) aceptaron esa estafa y nos siguen condenando. Mientras más pagamos, más debemos. Además, a cambio de los préstamos millonarios se privatizaron industrias y se reformaron nuestros planes educativos y de salud al servicio de las empresas. Es hora de terminar con esta sangría diciendo NO al pago de la deuda y destinando esos miles de millones de dólares a salud, trabajo, vivienda, educación y combatir la violencia contra la mujer

2- Trabajo para todos, no a los despidos. Salario igual a la canasta familiar.

Es mentira que las empresas despidan por no tener más plata, lo que pretenden es mantener o aumentar sus ganancias. Veamos las ganancias capitalistas acumuladas: plata hay para repartir las horas laborales entre todos los compañeros, sin achique salarial alguno. Trabajemos menos, pero todos. De toda empresa que no aplique esta medida, el gobierno debe hacerse cargo pero estatizándola sin pago a la patronal. Y bajo control obrero de la producción y las finanzas, para garantizar todos los puestos sin empeorar (como en Cresta Roja o Atucha) las condiciones laborales ni salariales, ni que sigan vaciando. Así el Estado podrá garantizar trabajo para todos con un salario que al menos cubra la canasta familiar. Y un plan de obras públicas (gasoductos, etc.) a costos adecuados a las necesidades obreras y populares, sin subsidiar con ajuste y represión de todo tipo las ganancias privadas empresarias.

3- Terminar con el saqueo. Reestatización de todos los recursosa naturales.

Para recuperar y defender nuestra soberanía como pueblo hay que recuperar los sectores más importantes de la economía, hoy privatizados. Sólo así seremos dueños de nuestro futuro. El petróleo, el gas, la industria pesada, los bancos, la tierra y los alimentos deben ser estatizados y puestos a producir bajo control de los trabajadores. No pueden seguir dependiendo de la especulación de las multinacionales, de “cuanto quieren ganar ellos” sino que deben funcionar al servicio de las necesidades reales del pueblo. De este modo podremos garantizar la producción de alimentos baratos y de buena calidad para todos, el cuidado del medio ambiente, fomentar el impulso de la industria, la verdadera soberanía energética y evitar los manejos corruptos de los funcionarios.


Notas Complementarias:

1) https://www.pstu.com.ar/ataques-a-los-trabajadores-regalos-al-imperialismo-y-las-patronales/

2) https://www.pstu.com.ar/un-blanqueo-para-pagar-la-deuda/

3) https://www.pstu.com.ar/segunda-independencia-para-imponer-un-plan-obrero-de-emergencia/

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

23 junio, 2016

Artículos relacionados

MURIÓ ETCHECOLATZ: LA IMPUNIDAD GENOCIDA SIGUE VIVA

MURIÓ ETCHECOLATZ: LA IMPUNIDAD GENOCIDA SIGUE VIVA

A los 93 años, el represor condenado finalmente dejó de existir   Purgando varias cadenas perpetuas en la unidad penal de la guarnición militar de Campo de Mayo, el Jefe de la División de Inteligencia de la Policía Bonaerense de 1976 a 1979 falleció en la...

CUTRAL-CÓ: LA VENGANZA DE LAS VÍCTIMAS DEL VACIAMIENTO

CUTRAL-CÓ: LA VENGANZA DE LAS VÍCTIMAS DEL VACIAMIENTO

Un 26 de junio de 1996 (seis años antes de la fecha en que #MaxiYDarío fueron asesinados por el gobierno de Duhalde, Aníbal Férnandez y Solá), el gobernador neuquino Felipe Sapag bajaba a Cutral Có a dialogar con las organizaciones formadas al calor de la lucha, por...

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

DEBEMOS UNIR LOS CONFLICTOS OBREROS CON PLIEGO COMÚN DE RECLAMOS

La carestía de vida afecta a cada hogar en este país, la inflación mensual no da tregua   Mientras las cúpulas de las centrales obreras brillan por su ausencia en los reclamos diarios de recuperar todo lo perdido en estos años, a pesar de ello, se vienen...