A pelear por nuestros puestos de trabajo

A pelear por nuestros puestos de trabajo

La “revolución de la alegría” resultó ser bastante parecida a la “revolución productiva” de Menem: mientras se les concede a las empresas y capitales nacionales y extranjeros toda clase de beneficios y garantías, día tras día se pierden miles de puestos de trabajo,...