Mujer /

UN PROGRAMA DE LA CLASE TRABAJADORA CONTRA EL MACHISMO Y LA EXPLOTACIÓN

UN PROGRAMA DE LA CLASE TRABAJADORA CONTRA EL MACHISMO Y LA EXPLOTACIÓN
Por

No a la Violencia Sexual y Reproductiva

  •  Por una maternidad deseada. La maternidad forzada es violencia contra las mujeres pobres.
  • Recursos para aplicar y ampliar la Educación Sexual Integral (ESI). Por ejemplo, no contempla el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo.
  • Anticonceptivos gratuitos para prevenir embarazos no deseados.
  • Cumplimiento riguroso de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE)
  • ¡Derecho al aborto seguro y gratuito, en el hospital público y obras sociales, ya y por decreto! Así, más aún en pandemia, se evitaría la ocupación de camas hospitalarias por consecuencias de abortos ilegales sépticos, la mutilación de mujeres por prácticas inseguras y muertes precoces de mujeres sanas.
  • El Plan de los 1000 Días de Alberto Fernández no es solución. Plan Integral de Salud, física y psicológica, que contemple la protección de la madre y les niñes. No hay salud sin bienestar: que el Plan garantice salud, trabajo, vivienda y educación durante toda la vida.
  • Basta de acoso y violencia sexual en todos los ámbitos, incluso la propia familia.
  • Freno inmediato a las violaciones, violaciones intrafamiliares, ataques en manada y violaciones correctivas. 
  • ¡Basta de trata y prostitución! Ninguna penalización ni maltrato a las prostitutas. Políticas para atacar las causas de la prostitución.
  • Penalización inflexible de los responsables y/o agresores en todos los casos anteriores.

Basta de femicidios y crímenes de odio

  •  Recursos para aplicar y ampliar la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres.
  • Líneas telefónicas para consulta y emergencia con capacidad de respuesta inmediata.
  • Centros de atención y comisarías de la mujer en todos los municipios y barrios, que funcionen las 24 horas y los 7 días de la semana, con profesionales capacitados y personal y equipamiento suficientes.
  • Apertura de casas de refugio para las mujeres víctimas de violencia, con sus hijes. Atención específica a trans y travestis en esa misma situación. Como ejemplo, en CABA hay una casa de refugio por comuna, o sea, 15 en total y no todas estatales. Según la ONU debería haber 1 refugio cada 10.000 habitantes, o sea a CABA le corresponderían unos 300. Podrían cubrirse con la expropiación de menos del 5% de los 7.000 inmuebles vacíos denominados herencias vacantes.
  • Subsidios para toda víctima de violencia, desocupada o trabajadora, como paso a su independencia económica. Para eso debe igualar  al menos la canasta básica,  $50.000(mientras el subsidio que propone el Ministerio de Mujeres es igual al salario mínimo, $ 18.900, por debajo de la línea de indigencia que es de $20.700).
  • Planes de trabajo genuino y prioridad en el empleo para las víctimas de violencia doméstica.
  • Penalizar toda discriminación: a las personas LGBT, por racismo o por xenofobia. Políticas públicas que promuevan la igualdad y el combate a esas opresiones.
  • Reeducación social para prevención y penas severas para violentos y femicidas.
  • Amplias campañas de concientización contra el machismo y la violencia machista, a cargo de las centrales obreras, sindicatos, federaciones  y centros de estudiantes con alcance a organizaciones de derechos humanos y barriales, medios de comunicación, escuelas, etc.
  • Derecho a la auto-organización y auto-defensa de la clase trabajadora contra la violencia hacia la mujer

Defensa de la mujer trabajadora

  • Por más seguridad para las mujeres. Mejoras en la infraestructura, con prioridad para las comunidades más pobres y barrios populares. Iluminación pública, saneamiento básico, asfalto, limpieza urbana y de terrenos.
  • Fin de la violencia en los transportes. Ante la crisis económica y sanitaria, reducción de tarifas, pase libre para las desocupadas, estudiantes y jubiladas, ampliación de las flotas para garantizar la distancia social, vagones y coches exclusivos para mujeres y paradas de ómnibus iluminadas.
  • Contra el acoso moral y sexual en los trabajos.
  • Por empleo, salario, vivienda, educación y salud, dignos, para la mujer trabajadora. Ante la crisis económica y la pandemia subsidios iguales a la canasta básica para las trabajadoras desocupadas con prioridad para las mujeres solas con hijos a cargo.
  • Basta de discriminar y perseguir a migrantes, comunidades originarias y afrodescendientes. Igualdad de derechos, documentación inmediata, trabajo registrado y cupo laboral en el Estado y la industria.
  • Por una Ley Nacional que garantice igual salario por igual trabajo
  • Por el fin de la doble jornada y la socialización de las tareas domésticas y de cuidado. Que se debata en las organizaciones obreras y estudiantiles y se organice la pelea por conquistarlo, a partir de la lucha por un jardín maternal y un jardín de infantes estatales por cada escuela primaria y guarderías en tiempo integral para les hijes de les trabajadores.
  • ¡Basta de criminalizar la protesta social! Desprocesamiento de las luchadoras con causas abiertas y libertad de las compañeras presas por luchar.

 Basta de violencia gubernamental y estatal

  •  ¡Emergencia Nacional para el combate al machismo y a la violencia machista ya!
  • Separación de la Iglesia y el Estado
  • No hay emergencia sin presupuesto y recursos. Ni un peso al FMI, ni a los buitres. Basta de préstamos y facilidades para las grandes empresas: que se les apliquen impuestos progresivos de inmediato. Anular todo subsidio a la Iglesia Católica y a las demás iglesias. Que toda esa plata se destine a salud, transporte, educación, vivienda y a la emergencia para combatir la violencia hacia la mujer
  • Por una sociedad sin clases, sin violencia, sin explotación ni opresiones. Por una sociedad socialista

ENLACES DE INTERÉS

PSTU Belgrano 3315, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CP: 1210) - (011) 4861-4780 - contacto@pstu.com.ar - www.pstu.com.ar