Un programa para darle salida a la crisis, un programa de lucha

Escrito por Demian Romero

8 septiembre, 2016

A través de nuestra prensa Avanzada Socialista, queremos ir debatiendo distintos puntos de un programa que le de pelea al ajuste. Iremos editando distintos puntos para que los trabajadores discutamos y empecemos a formar nuestro programa de lucha. Te invitamos a debatir con nuestros partido, el PSTU, que da esta pelea también en varios países del mundo integrando la Liga Internacional de los Trabajadores (LIT).

Una crisis que no es nuestra

Los obreros, junto a los trabajadores estatales y privados, estamos siendo atacados con mucha dureza. La situación económica es cada vez peor, el salario no alcanza a cubrir lo que nuestras familias necesitan para una vida digna. La crisis golpea fuerte y con mayor dureza a la obrera, a la mujer trabajadora que muchas veces es cabeza de familia o a la que se le suman las tareas domésticas y cuidado de los hijos.
El ajuste se puede sentir concretamente cuando se ejecuta el recorte de presupuesto para la salud pública y genera una peor atención para los trabajadores, el ataque a la escuela pública, la inflación constante que lleva a la canasta familiar muy por encima del salario, los tarifazos, el aumento de boleto para viajar, todo se hace cuesta arriba. El Gobierno decide pagar una fraudulenta deuda externa que la saca de nuestros bolsillos.
Junto a esto, las patronales arremeten con los despidos y las suspensiones. Juegan con nuestra necesidad intentando que bajemos la cabeza y no luchemos por salario. Con la necesidad de mantener el trabajo nos hacen producir más por la misma plata mientras despiden a otros compañeros.


Ante los despidos y las suspensiones proponemos: Reparto de las horas de trabajo sin reducción salarial / Escala Móvil 

Nosotros no podemos tolerar que la desocupación crezca cada vez más. NO somos responsable de la crisis. No podemos vivir con el temor de quedarnos sin trabajo, con salarios que no alcanzan mientras las patronales que siguen ganando fortunas y sus familias viven de lujos.
Los salarios deben ser ajustados a nivel de la inflación. Nosotros vivimos de nuestro salario, con eso comemos y nos vestimos, no tenemos lujos ni acumulamos ganancias, por eso si aumenta la inflación debe aumentar el salario. Sus productos aumentas más que nuestro salario, es así como ganan más. Todo aumento de salario por debajo de la inflación es más ganancia para la patronal.
Cuando las patronales nos dicen que por la crisis tienen que ajustar por que tienen pérdidas lo que están diciendo es que no ganan como antes. Pero de ninguna manera están dejando de ganar, siguen ganando enormes sumas. Si en los años anteriores tenían una ganancia semestral, supongamos a modo de ejemplo, de 1 millón de pesos, este año ganaran 900 mil pesos u 850 mil, pero siguen ganando, y pretenden que esa diferencia la paguemos nosotros, despidiendo personal y/o haciendo producir más a los que quedan. Nunca dejan de ganar. Incluso poseen enormes ganancias acumuladas de los años anteriores, y a pesar de eso nunca vimos esas ganancias reflejadas en nuestro salario.

Necesitamos organizarnos para crear una fuerte solidaridad de clase entre nosotros. Por eso el reparto de las horas de trabajo es totalmente posible para la patronal aunque siempre va a intentar no repartir ni un centavo.
Contra la desocupación tenemos que plantear el reparto de las horas de trabajo sin reducción salarial. Si la patronal plantea reducción de personal debemos exigir que el trabajo se reparta. Que se reduzca la jornada laboral pero que todos tengamos trabajo, es nuestro derecho. El trabajo debe ser repartido entra todas las manos dispuestas a trabajar y el salario no debe ser rebajado. No podemos permitir que un compañero vuelva a su casa despedido. El trabajo es un derecho y sabemos que solo lo mantenemos organizados, no hay salida individual.

La solidaridad de clase es muy necesaria. Las patronales se unen para aplicar un plan, para fijar ”aumentos salariales”. Se unen para acordar cómo descargar su crisis en nosotros. No podemos dudar, tenemos que organizar nuestra pelea y enfrentar su ajuste. Hacernos fuertes confiando en nuestras fuerzas. Todo dirigente sindical o delegado tiene que levantar este programa que proponemos votarlo en asamblea, y ahí, en la asamblea está nuestra fuerza.
Decisión de pelea tenemos, con un programa de lucha claro y confiando solo en nuestras fuerzas podemos dar una gran pelea. Nosotros decimos que es el socialismo el único sistema que puede no solo mejorar, sino realizar una vida plena para los trabajadores.
Proponemos un programa de lucha para este momento de crisis, medidas de transición que queremos debatir con los trabajadores mientras luchamos también para construir un partido de nuestra clase, con obreros, estudiantes, sin patrones ni burócratas sindicales. Si coincidimos, te invitamos a construir esta herramienta, a realizar una prueba juntos para organizar lo único que nos traerá soluciones, la lucha.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Demian Romero

8 septiembre, 2016

Artículos relacionados

SACAR CONCLUSIONES DEL 2022, PARA PREPARAR EL 2023

SACAR CONCLUSIONES DEL 2022, PARA PREPARAR EL 2023

2022: luchas obreras y mayor entrega del Gobierno al imperialismo   Ha pasado casi un año con una situación en la que continuó la tendencia de la pandemia, en la que los ricos se hicieron más ricos y los pobres nos fuimos haciendo más pobres. A pesar de las...