Una mesa de enlace para derrotar a los trabajadores

Escrito por Cristian Napia

22 octubre, 2014

Moyano: “Tenemos que tener un movimiento obrero que acompañe al próximo gobierno porque va a tener que hacer ajustes muy duros”1

 

Las noticias sobre una posible unificación de las centrales sindicales, de formación de una “mesa de enlace”, posiblemente genere algún tipo de expectativa entre los trabajadores frente al actual panorama de dispersión y ausencia de dirigentes que se pongan a la cabeza de pelear por los salarios y enfrentar los despidos.
Sin embargo, a los pocos días, para adelantar el papel de la supuesta CGT unificada, el mismo Moyano salió a decir que el movimiento obrero deberá apoyar con responsabilidad al futuro gobierno y los ajustes muy duros que deberá aplicar, es decir, debemos apoyar el ataque a nuestros salarios, debemos apoyar más despidos y más represión.

Pacto de ajuste = Mesa de enlace = CGT unificada 2015

Este ajuste que “deberá hacer el futuro gobierno” es el que ya empezó a aplicar el gobierno de Cristina.
Mientras se “pelea” para poder pagar la deuda externa, vota paquetes de leyes que profundizan la entrega del país y pone a Berni para hacer callar cualquier lucha. Pero la voluntad de los trabajadores de pelear es grande. Y hacer pasar este ajuste no le va a resultar fácil.
Para aplicar el ajuste, Cristina cuenta con el apoyo de toda la oposición patronal. Este es el pacto patronal del que las centrales sindicales actuales, oficialistas u opositoras, forman parte, más allá de las peleas para la tribuna.
Pero como el ajuste que ya empezó va a tener que ser más duro todavía, por el temor a estallidos sociales y desbordes de las bases quieren perfeccionar este pacto con la mesa de enlace y la unificación de las CGT´s.
Una CGT unificada bajo estas condiciones, lejos de fortalecer al movimiento obrero como pueden creer algunos compañeros, significa atar de pies y manos a los trabajadores frente al ajuste del actual y futuro gobierno.

Cada cual atiende su juego… electoral. ¿Y el juego de los trabajadores?

Cada uno de los jefes sindicales, oficialistas u opositores, están pensando en las elecciones del 2015, en sus compromisos con los distintos candidatos y especulan con el escenario post Cristina. Pero para eso, primero es necesario llegar a las elecciones sin sobresaltos.
Esa es la principal preocupación del imperialismo y de todo el sector empresarial. Por eso el Papa Francisco tiene un rol de primer orden en el sostén de la “gobernabilidad”, trabajando activamente en el armado del pacto de ajuste, recibiendo en el Vaticano a Cristina, funcionarios, candidatos opositores, empresarios y sindicalistas. Todos ellos,  luego de recibir la bendición y el consejo de Bergoglio, coinciden en sus declaraciones sobre la “paz”, la “responsabilidad social” y la “unidad” en tiempos de crisis.
Esa es la esencia del pacto. De esta manera, Cristina avanza con el ajuste en lo que le queda de mandato mientras el resto hace de barrera de contención a las luchas de los trabajadores.
Pero los trabajadores no podemos esperar a 2015. No nos sirven las declaraciones, los paros aislados o cualquier medida tibia que puedan tomar y que los dirigentes usan como elemento de presión para dirimir sus cuestiones. Nuestras necesidades son urgentes. Y si el ataque de las patronales no puede esperar, tampoco puede esperar nuestra respuesta.

Necesitamos la unidad del movimiento obrero para luchar, no para apoyar ajustes

A nadie se le escapa que la inflación se comió hace rato los aumentos de las últimas paritarias, que ya de por sí habían cerrado a la baja. Hasta los sindicatos oficialistas lo reconocen y dicen que van a pedir un bono extraordinario para fin de año.
Las patronales de la UIA (Unión Industrial Argentina) intentan dividir el reclamo diciendo que las negociaciones son cosa de cada sector y gremio.2
Moyano amenaza con exigir el bono, pero, en el mismo sentido que la UIA, aclara que “los pedidos son diferentes” según cada gremio.3
Por otro lado, el Jefe de Gabinete, Capitanich, se apresuró a fijar la posición del Gobierno: no habrá ninguna medida en ese sentido porque según él no existe ningún “deterioro” del “poder adquisitivo del salario”.4
Con esto queda claro que cualquier pelea que signifique una mejora para los trabajadores va a ser dura, y que no alcanza con simples declaraciones.
El bono de fin de año es solo un paliativo. Hay que exigir la reapertura de paritarias y un aumento del 40% en nuestros salarios, de una sola vez y con ajuste mensual según la inflación. Hay que pelear para prohibir las suspensiones y despidos y estatizar sin indemnización y con control obrero cualquier industria que lo haga o desabastezca la mesa de las familias obreras.
Pero no podemos confiar ni esperar que los jefes de las centrales sindicales convoquen a este plan de lucha y lo garanticen.
Tenemos que organizarnos en los lugares de trabajo, bien desde abajo, para ver de qué manera enfrentamos los ataques de la patronal. Allí donde hay conflicto, hay que buscar la solidaridad con otros establecimientos. Exigirle a los delegados que se pongan a la cabeza de los reclamos, que hagan asambleas y que los sindicatos dejen de hacer unidad de acción con las patronales.
Este es el camino para imponerle a los jefes de las centrales que rompan el pacto con el Gobierno y la oposición patronal y convoquen a un plan de lucha, con paros progresivos de 36, 48 y 72 hs. con movilización, para derrotar el ajuste y defender realmente la soberanía.

Notas:
1 La Nación, 16/10/14 – http://www.lanacion.com.ar/1736025-hugo-moyano-el-proximo-gobierno-va-a-tener-que-producir-ajustes-muy-duros
2 Clarín, 18/10/14 – http://www.clarin.com/politica/Cruce-UIA-Capitanich-bono-ano_0_1232276874.html
3 Infobae, 19/10/14 – http://www.infobae.com/2014/10/19/1602706-moyano-se-sumo-micheli-y-confirmo-que-pedira-un-bono-fin-ano
4 Infobae, 16/10/14 – http://www.infobae.com/2014/10/16/1602050-capitanich-dice-que-no-habra-bono-fin-ano-porque-los-salarios-subieron-mas-que-la-inflacion

La necesidad de construir una dirección alternativa

Mientras el Gobierno avanza en sus medidas de ajuste, la bronca de los trabajadores crece y la predisposición para salir a enfrentar estos ataques también.
Pero no solo nos enfrentamos a la patronal y al Gobierno. También nos topamos con que nuestros dirigentes juegan para el otro bando y tratan por todos los medios de desmontar la lucha, atacar a los delegados que no responden al gremio, mandar al frente a activistas para que la patronal los despida, dejando pasar el ajuste y permitiendo las suspensiones y despidos.
Necesitamos dar pasos concretos en avanzar en la construcción de una dirección alternativa. Frente a la dureza de los ataques, no hay lugar para sectarismos. Se necesita empezar a construir esa alternativa para luchar alrededor de los conflictos que se van dando, coordinando acciones entre los distintos sectores, con una convocatoria unitaria a todos los que estén por enfrentar el ajuste. De esta manera iremos poniendo en pie una referencia para todos los compañeros que quieren salir a luchar.
Una convocatoria que tenga como pilar la democracia obrera, que privilegie la participación en las luchas del conjunto de la base y no la reemplace con el “aparato” de las organizaciones. Y que tenga un programa obrero para enfrentar la crisis, incluyendo el no pago de la deuda externa.

Los (Des) Encuentros del FIT

La responsabilidad de que se lleve a cabo recae sobre aquellos sectores y partidos que están en condiciones de hacer tal convocatoria. Desde el PSTU venimos insistiendo hace tiempo que el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) debe asumir ese rol y ampliar la participación en el mismo a todos los activistas, delegados, sectores y organizaciones que quieran enfrentar al Gobierno y el pacto de ajuste.
Sin embargo, luego de la conquista de haber logrado la unidad del FIT, el retroceso es evidente. Para tres integrantes del FIT, tres encuentros distintos. Cada uno convoca su propio encuentro o acto sindical y político, dividiendo a los protagonistas de las luchas y subordinándolos a sus propios proyectos de construcción.
El PTS finalmente parece haber sacado algunas conclusiones y luego del  fracaso del Encuentro de Atlanta propone retomar el camino del acto unitario del pasado 1º de Mayo. Sin embargo, su principal acción es convocar a un acto partidario para presentar sus precandidatos electorales
Izquierda Socialista profundiza la ruptura del Encuentro de Atlanta convocando a uno próximo en Platense (el 25/10) del que ya no forma parte el PTS. Y el PO convoca el 8/11 al Luna Park.
El PSTU va a seguir sosteniendo la necesidad de poner en pie un único encuentro que avance en el desarrollo de la nueva dirección que sea alternativa a la burocracia sindical y que levante un programa político frente a la crisis para imponer una salida y un gobierno de los trabajadores.
Proponemos a todos los luchadores  sumarse al PSTU para dar esta pelea juntos.

Firmá el petitorio
haciendo click en la imagen

mayo 2021
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escrito por Cristian Napia

22 octubre, 2014

Artículos relacionados

SE PUEDE GANAR

Organizando la bronca y transformándola en acción   La cosa está difícil. Con la situación sanitaria y económica el peso que cae sobre las espaldas del pueblo trabajador es mucho. Y frente a la desesperación, la resignación a bancarse la exposición al virus o al...

EL FALLO DE LA CORTE Y EL ¿GOLPE BLANDO?

EL FALLO DE LA CORTE Y EL ¿GOLPE BLANDO?

La sentencia de la Corte Suprema de Justicia, dándole la razón a Rodríguez Larreta en el caso del DNU de Alberto Fernández en la cuestión de la presencialidad agrega un elemento más a la crisis política del país.  Desde el Gobierno salieron a denunciar a la Corte “por...

ENTRE PANDEMIAS Y GRIETAS

Ya está fuera de discusión la presencia de la segunda ola en el país. El colapso sanitario ya se percibe en varias zonas del país como Capital Federal, Rosario y varios municipios del conurbano bonaerense. Aunque lo que predomina en los discursos políticos es que los...