Una salida de fondo al problema

Escrito por pstu

21 julio, 2016

Cuando se habla del tarifazo en los medios pareciera que el problema se reduce a qué hacer con los subsidios. Entonces están quienes nos dicen que todo se solucionaba manteniéndolos para evitar un aumento, o están también los que nos dicen que hay eliminarlos pero gradualmente, para que no se sienta tanto el impacto.
Lo que nadie nos dice es que el denominador común entre todas esas posiciones es que las empresas energéticas mantienen sus ganancias millonarias. En los primeros años del kirchnerismo, los vientos de la economía le soplaban a favor, eso les permitió pagar subsidios millonarios a los empresarios mientras mantenía a raya el precio de los servicios. Llegó la crisis económica y la fiesta se acabó, el kirchnerismo tuvo que cortar un poco el chorro y vinieron aumentos como fueron los del colectivo.

Lo peor de todo es que aún con sus ganancias garantizadas, la inversión en infraestructura fue mínima. Esto se puede ver en la película repetida de todos los veranos con recurrentes cortes de luz. Queda demostrado que a las empresas energéticas no les importa si nos morimos de frío o de calor, según la época del año. Quieren mantener el negocio lo más rentable posible y eso significa vaciarnos el bolsillo y matarnos de frío.

Por eso, la solución no puede ser seguir llenándoles los bolsillos a esta manga de ladrones, para que continuen sin invertir un peso. Tampoco nos tragamos el sapo de Macri, que nos dice que pagábamos todo muy barato y que ya es hora de un sinceramiento.
Si no nos garantizan servicios esenciales para vivir como la luz o el gas ¿Para qué los queremos? Los trabajadores sabemos poner en marcha la distribución de energía y tenemos que ponerla en nuestras manos. Tomemos el ejemplo de los trabajadores de Francia, que en el marco de su lucha contra la reforma laboral, le cortaron la energía a las empresas y la usaron para abastecer a los hogares que no podían pagarla.

Es necesario estatizar las empresas energéticas y ponerlas bajo control de sus trabajadores. Solo así podemos garantizar que éstas estén al servicio de abastecernos y no de llenarle los bolsillos a un patrón. Pero no podemos quedarnos ahí, para llevar todo esto adelante tenemos que terminar con la madre de todos los robos, la deuda externa. Con la plata que se usa para pagar esa estafa millonaria, se podría invertir en infraestructura para mejorar la calidad de vida de todos los trabajadores.
Para llevar todo esto adelante, no podemos quedarnos quietos. Lo que empezamos con el cacerolazo del 14 de julio, lo tenemos que seguir llevando adelante junto a nuestros compañeros de trabajo, nuestras familias y nuestros vecinos. Como hemos dicho, quienes pueden llevar esto adelante son los trabajadores, por lo cual tenemos que dar la pelea para que las comisiones internas, los sindicatos y las centrales sindicales sean la cabeza de esta lucha.
Hagamos asambleas, discutamos cuál es la mejor manera de salir a luchar, coordinemos con otros sectores que se están organizando y así, solo así podemos torcerle el brazo al tarifazo.

Notas complementarias:

1) https://www.pstu.com.ar/pago-de-deuda-y-ganancias-de-las-multinacionales/

2) https://www.pstu.com.ar/la-cuestion-de-los-subsidios/

3) https://www.pstu.com.ar/juan-jose-aranguren/

4) https://www.pstu.com.ar/aca-el-tarifazo-duele-mas/

5) https://www.pstu.com.ar/por-una-salida-de-fondo-para-garantizar-energia-para-todos/

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escrito por pstu

21 julio, 2016

Artículos relacionados

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

CON AJUSTE NO HAY PAZ SOCIAL

Desde el pedido de condena a Cristina Fernández de Kirchner (CFK) por parte del fiscal Diego  Luciani, la figura de la Vicepresidenta se ubicó en el centro de la escena política nacional. Con el atentado del jueves 1º esto aumentó exponencialmente. El oficialismo que...

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

JUICIO A CRISTINA: ¿PERSECUCIÓN POLÍTICA O CORRUPCIÓN?

Cristina Fernández viene sosteniendo que las distintas causas judiciales sobre corrupción en la obra pública en la provincia de Santa Cruz son parte en realidad de una persecución política sobre ella. Sería, según argumenta, un ejemplo de “lawfare” (1).   Es cierto...